Teme India una segunda ola de COVID-19, El Siglo de Torreón
12 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Teme India una segunda ola de COVID-19

En estas últimas semanas había registtrado un descenso de contagios en Nueva Delhi

EFE
NUEVA DELHI, INDIA, jueves 25 de febrero 2021, actualizada 10:18 am

Enlace copiado

El doctor Kush Sharma respira aliviado estas últimas semanas por el descenso de casos de coronavirus en Nueva Delhi, una bajada paralela a la experimentada por la India últimamente con cifras que rondan las 10,000 nuevas infecciones diarias.

 

El jefe del grupo operativo especial contra el coronavirus de uno de los principales hospitales de la capital dedicados a la lucha contra la pandemia, el Lok Nayak, no se ha olvidado de que hace solo unos meses los servicios médicos de Nueva Delhi estaban al borde del colapso y el país registraba números récord de casi 100,000 infecciones diarias.

 

"Daba miedo", atestigua Sharma, "estábamos perdiendo pacientes y no había forma de decir quién podría empeorar".

 

Los expertos consultados por Efe coinciden en afirmar que es difícil explicar con certeza este descenso dramático en el número de casos. Pero todos atestiguan un preocupante aumento de las infecciones en algunos estados, que ha desatado el temor a una segunda ola.

 

UN DESCENSO CON MUCHAS INCOGNITAS

 

La India, con 1,300 millones de habitantes, suma ya más de once millones de infecciones y es el segundo país más afectado en términos absolutos por la pandemia, por detrás de Estados Unidos, que ha alcanzado los 28 millones de casos de coronavirus.

 

Muchos analistas esperaban que el gigante asiático superase a Estados Unidos el pasado septiembre, cuando rozaba las 100,000 infecciones diarias, algo que finalmente no ha ocurrido.

 

Pero no hay que olvidar que los números oficiales no reflejan el impacto de la pandemia en la India, recuerda a Efe el experto en salud pública y exdirector del Centro de Recursos del Sistema Nacional de Salud (NHSRC) T. Sundararaman.

 

"Hay una diferencia entre el número de casos reportados y el que sugieren los estudios de seroprevalencia. En Uttar Pradesh (norte), por cada 130 casos indicados por estos estudios solo uno o dos son detectados", precisa, aunque en otras regiones con mejor infraestructura la diferencia es menor.

 

Sundararaman no pone en duda, sin embargo, la tendencia a la baja vivida en el país asiático meses después de que en junio las autoridades empezasen a retirar las estrictas restricciones del confinamiento, impuesto a finales de marzo del año pasado.

 

"La tendencia muestra que hubo un pico (de casos) en septiembre y octubre y ahora se ha retirado", explica.

 

Las razones de este descenso no están claras. ¿Podría deberse a que la India ha alcanzado la ansiada inmunidad de grupo?

 

"No creo que sepamos exactamente lo que está pasando, la enfermedad se agota en algunos sectores y sube en otros", según Sundararaman, que sin embargo señala que "la seroprevalencia roza el 20 o el 30 % en todo el país".

 

"No es bastante", sentencia.

 

Tampoco considera que el programa de vacunación contra el coronavirus, que el Gobierno comenzó en enero y con el que espera inocular a 300 millones de personas en la primera mitad del año, haya afectado de momento al avance de la pandemia.

 

 

 

¿INFECCIONES MENOS GRAVES?

 

El Gobierno indio ha destacado con frecuencia que la tasa de mortalidad del coronavirus ronda el 1.5 % en el país, la mitad que en otros países igualmente afectados como Estados Unidos.

 

El doctor Dhruv Chaudhry, funcionario encargado de la coordinación contra la COVID-19 en el estado norteño de Haryana, apunta a varios posibles factores, entre ellos posiblemente la población más joven de la India.

 

Pero incluso aquí Chaudhry, responsable de las pruebas en el Instituto de Posgrado de Ciencias Médicas de Rohtak de la vacuna Covaxin del laboratorio indio Bharat Biotech, muestra sus reservas frente a unos datos oficiales que no muestran los fallecimientos en casos sospechosos de coronavirus.

 

"Aún así, siento que una de las razones principales, y esto es una hipótesis, es el uso muy liberal de corticoides" en casos positivos, avanzó Chaudhry.

 

El doctor Sharma avanza otras teorías desde el hospital Lok Nayak de Delhi, que ahora solo cuenta con 20 pacientes internados en la unidad de cuidados intensivos frente a los 300 o 400 de julio.

 

"Hay estudios que sugieren que la vacuna de la tuberculosis BCG y la alta prevalencia de tuberculosis en nuestro país han llevado a una severidad reducida de la enfermedad", explica.

 

El común denominador entre los expertos consultados por Efe es que faltan datos.

 

 

 

CASOS DE NUEVO AL ALZA

 

El reciente repunte de casos de coronavirus en estados como el central Maharashtra y el sureño Kerala, que concentran el 74 % de todos los casos activos del país, preocupa además a las autoridades.

 

El Gobierno indio escribió el pasado domingo a estas y otras cuatro regiones pidiendo más pruebas y medidas de confinamiento rigurosas en algunas zonas, ante el temor a una segunda ola y a la llegada de las nuevas variantes británica, sudafricana y brasileña.

 

Las autoridades también están investigando posibles nuevas variantes originarias en el país asiático, aunque por el momento la India está realizando análisis de genoma del virus de forma limitada.

 

"Nos preparamos para lo peor y esperamos lo mejor", afirma Sharma, "de todos modos, nuestro hospital está en el centro de esta lucha y tenemos que estar listos".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...