Óscar Duarte asegura que el boxeo es su estilo de vida, El Siglo de Torreón
03 de marzo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Óscar Duarte asegura que el boxeo es su estilo de vida

El púgil aspira a convertirse en campeón mundial

HUMBERTO VÁZQUEZ FRAYRE / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, martes 23 de febrero 2021, actualizada 7:54 am

Enlace copiado

Como un gran prospecto de Golden Boy Promotions, está encaminado a convertirse en una figura del boxeo mundial. Pero el oriundo de Parral, Chihuahua y avecindado en la Comarca Lagunera, Óscar Duarte, está consciente que falta camino por recorrer.

La paciencia y dedicación, son factores que siempre tiene presente, para buscar una oportunidad de título mundial. En esta pandemia por el COVID-19, sabe que cada combate tiene un doble valor, por todo el entorno que representa.

"El box para mí, se ha convertido en un estilo de vida, donde siempre tienes que estar activo y mejorando, es lo que estoy aplicando ahora" recordando que hace dos meses en la capital del país y a puerta cerrada, noqueó de manera espectacular a Guillermo "Borrego" Ávila.

Representó su triunfo 20 en el profesionalismo, el 15 por la vía del cloroformo, por apenas una derrota, que fue por una apretada decisión dividida en 10 rounds, ante el regiomontano Adrián Estrella, en el Fantasy Springs Casino en Indio, California.

"Me tocó la fortuna de pelear con un gran rival de mucha experiencia, fue de mucho aprendizaje donde me motivó mucho para lo que viene", dejando en claro que no ha descansado y continúa entrenando para lo que venga" señaló.

Aunque no está con un entrenamiento a tope, Duarte está entre un 70 y 80 por ciento, hasta que le confirmen la siguiente fecha para boxear, aunque con las restricciones por el coronavirus, se complica cualquier presentación.

"Estoy enfocado y motivado, son tiempos difíciles y a todos nos está pegando muy duro, a unos más que a otros la situación. Pero lo veo por el lado positivo, este tiempo que tengo lo estoy aprovechando para crecer como peleador y como persona, así como convivir con los más cercanos" señaló.

Y es que se siente afortunado y agradecido, así como con más hambre de triunfo de seguir peleando, ya que valora el doble boxeador en estos tiempos de pandemia, resaltando que hay grandes personas detrás de él.

"Para cualquier deportista, en especial para un boxeador, es fundamental y clave tener un gran equipo. Tengo dos grandes managers que son Gabriel Soto y Memo Rocha, junto a una gran promotora que es Golden Boy, además de mi grandes entrenadores Joel Díaz y Ricardo Mijares Jr. con el que me estoy preparando aquí en Torreón".

GRAN AMISTAD

Reveló que lleva una buena amistad con el novillero lagunero Arturo Gilio Quintero, con quien a la par realiza su preparación física, corriendo y con ejercicios funcionales, además de ponerse los guantes, para pegarle al costal, gobernadora y pera loca.

"Es la próxima figura del toreo mexicano y mundial, andamos muy pegados, nos llevamos muy bien ya que andamos en una misma sintonía, en un mismo canal de aprendizaje dedicación y esfuerzo" expresó en el Gimnasio Rochmar, donde asiste a diario.

A pesar de que cada quien está enfocado en su respectiva profesión, se apoyan mutuamente, con mucha camaradería y convivencia "de eso se trata la vida, de rodearte de personas que te aporten y que te sumen, Arturo (Gilio) es uno de ellos".

Para Óscar, a quien apodaron en sus inicios como el "Migraña", su sueño es ser campeón mundial, primero en las 135 libras, el peso Ligero y luego subir a Superligero. Pero antes, debe escalar posiciones, adquirir experiencia y aprovechar la oportunidad de coronarse cuando se le presente.

"Estoy para dar todo, dejar mi piel en este deporte, ya que el boxeo es muy celoso y exige que le dediques 24/7, es por eso que de unos años para acá, lo he adoptado como un estilo de vida, donde no importa que no tengas pelea, ya que tienes que estar cuidando tu peso y el físico, alejarte de todas las malas amistades y vicios".

Duarte sabe que este deporte lo ha alejado de muchas cosas malas "Yo vengo de abajo como todo peleador, era muy vago cuando comencé este deporte, a los 12 años era vaguísimo, pero el boxeo me ayudó a centrarme, a tener los pies en la tierra, a tomar la disciplina y un buen estilo de vida, alejarme de todas las malas vibras, de los vicios y delincuencia".

Detrás de cada reyerta, hay una preparación de semana. Para el púgil norteño, lo más complicado siempre es un campamento, ya que tiene que dejar más del 100 por ciento y es allí, donde se ganan las peleas, en los entrenamientos y en la disciplina diaria, con muchas mejoras continuas.

"La división de los Ligeros es la más competida y complicada", dijo, al resaltar que hay púgiles de gran calidad como Devin Haney, Vasyl Lomachenko, Jorge Linares, Teófimo López Jr. Luke Campbell, entre otros.

"Eso me da un impulso de motivación, ya que estás en el foco de todo el mundo y vas a pelear con los mejores, eso me alienta a estar en el gimnasio puntual y estar mejorando. Insisto, estoy a la espera de lo que venga en futuras ocasiones", finalizó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...