Negocian en Irán inspecciones internacionales a instalaciones nucleares, El Siglo de Torreón
19 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Negocian en Irán inspecciones internacionales a instalaciones nucleares

Zarif defendió que medias no implican el abandono del pacto

EFE
TEHERÁN, IRÁN, domingo 21 de febrero 2021, actualizada 11:28 am

Enlace copiado

El director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, desplegó este domingo en Teherán sus esfuerzos negociadores para evitar que Irán restrinja las inspecciones internacionales a sus instalaciones nucleares.

Poco antes de la fecha límite, el próximo día 23, establecida por Irán para dar ese paso si no se alivian las sanciones, Grossi se reunió con el jefe de la Agencia Iraní de Energía Atómica, Alí Akbar Salehí, y el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

Las conversaciones fueron "fructíferas y basadas en el respeto mutuo", según indicó escuetamente en Twitter el representante iraní ante la agencia nuclear de la ONU, Kazem Gharibabadi, quien adelantó que el resultado final de las mismas se dará a conocer más tarde.

La negociación es peliaguda ya que Irán planea suspender el próximo martes la implementación voluntaria del llamado Protocolo Adicional, que permite a los inspectores del OIEA visitar sin previo aviso cualquier instalación nuclear civil o militar iraní.

EL CONTROL DEL PROGRAMA NUCLEAR IRANÍ EN RIESGO

Esto no significa el fin total de las inspecciones, ya que continuarán por ahora las recogidas en el acuerdo de salvaguardias, pero supone un varapalo para el ya maltrecho acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias (EUA., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

La cooperación entre la República Islámica y el OIEA "en el marco de las salvaguardias" fue, según un comunicado de Exteriores, el principal tema de discusión entre Grossi y Zarif, quien defendió que esa medida no implica el abandono del pacto nuclear y es "reversible".

Antes de su visita a Teherán, la segunda desde que asumió el cargo, Grossi explicó en un tuit que el objetivo es "encontrar una solución de mutuo acuerdo" y que "el OIEA pueda continuar las actividades de verificación esenciales en Irán", algo que consideró "de interés para todos".

El acuerdo nuclear, JCPOA en sus siglas en inglés, limita el programa atómico iraní a cambio del alivio de las sanciones internacionales por lo que se encuentra muy debilitado desde que EUA. se retiró del mismo en 2018 y volvió a imponer sanciones a Teherán.

Un año después, Irán comenzó en represalia a incumplir de modo gradual sus compromisos, produciendo por ejemplo uranio enriquecido al 20 %, y ahora planea restringir las inspecciones.

"Hemos reducido el nivel de nuestro compromiso (bajo el JCPOA) pero siempre hemos dicho que es reversible. En el momento en que vuelvan a un total cumplimiento, nosotros volveremos a un total cumplimiento", aseguró Zarif en una entrevista hoy con la televisión estatal en inglés Press TV.

UNA LEY A CUMPLIR

La suspensión del Protocolo Adicional está estipulada en una ley aprobada en diciembre pasado por el Parlamento iraní, dominado por los conservadores, que obliga a llevar a cabo este paso si antes del próximo día 23 no se alivian las sanciones.

Antes de su reunión con Grossi, Zarif dijo que iban a hablar sobre cómo "respetar" la citada ley del Parlamento iraní y al mismo tiempo "no crear un punto muerto".

El objetivo es que el director del OIEA "pueda continuar sus obligaciones de mostrar que nuestro programa nuclear es pacífico", según el jefe de la diplomacia iraní, quien reiteró que su país "no tiene nada que ocultar y no busca desarrollar armas nucleares".

El Parlamento insistió hoy en que "todos los responsables, incluido el Gobierno, están obligados a suspender la implementación voluntaria del Protocolo Adicional el 23 de febrero y limitar las inspecciones del OIEA a las estipuladas en el acuerdo de salvaguardias si no se levantan las sanciones".

El problema es que, como dijo Zarif, desde la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden "nada ha cambiado" y "en la práctica está siguiendo esa misma política" diseñada por el anterior presidente Donald Trump: "EUA. es adicto a las sanciones, a las presiones y a la intimidación", lamentó.

FUTURAS NEGOCIACIONES

Las sanciones, que EUA. aseguró esta semana no van a ser eliminadas antes de iniciar unas negociaciones, son el principal punto de desacuerdo. También hay disentimiento sobre si abordar otros asuntos en disputa como el programa de misiles balísticos de Irán y su influencia regional.

El jefe de la diplomacia iraní reiteró hoy que "todas las sanciones tienen que levantarse" y que las eventuales conversaciones "no pueden ir más allá del JCPOA, absolutamente no habrá ninguna renegociación".

"Hemos dicho muy claramente que una vez que todo el mundo implemente su parte de obligaciones habrá conversaciones y que esas conversaciones no van a ser sobre cambiar el acuerdo", subrayó Zarif, quien agregó que se va a tratar en todo caso "cómo garantizar que las acciones de EUA no se repitan".

Hace dos días, el presidente de EUA., Joe Biden, afirmó que su país está dispuesto a "negociar" con Irán y el resto de países firmantes del acuerdo y que es necesario que también se afronten "las actividades desestabilizadoras" de Teherán en Oriente Medio.

La Unión Europea, que coordina el JCPOA, ha invitado a EUA. a una reunión informal con Irán y el resto de firmantes del acuerdo para tratar de salvar el pacto, una iniciativa que el viceministro iraní de Exteriores y negociador nuclear, Abás Araqchí, calificó de "ambigua"

"Estamos revisando la propuesta y estamos consultando con otros socios, China y Rusia, pero creemos que el regreso de EUA. al JCPOA y el levantamiento de las sanciones no requiere negociaciones", dijo Araqchí, quien consideró que "pueden ser necesarios arreglos técnicos, pero en principio no hay necesidad de diálogo".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...