Pandemia en África ha sido considerablemente subestimada, El Siglo de Torreón
01 de marzo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Pandemia en África ha sido considerablemente subestimada

Ante la falta de informaicón, se ha fomentado la opinión de que el virus ha tenido poco impacto

EFE
NAIROBI, KENIA, jueves 18 de febrero 2021, actualizada 7:32 am

Enlace copiado

La ausencia de datos sobre la COVID-19 en África "ha fomentado la opinión generalizada" de que el virus ha tenido poco impacto, sin embargo, un estudio realizado en Lusaka sugiere que el impacto de esta enfermedad ha sido "considerablemente subestimado".

La investigación de tipo observacional ha sido dirigida por la Universidad de Boston y publicada por el British Medical Journal.

El estudio se basa en los resultados de pruebas PCR de 364 personas fallecidas en la morgue del Hospital Universitario de Lusaka entre junio y septiembre de 2020, realizadas en las 48 horas siguientes a la muerte.

Los resultados indican que los fallecimientos por COVID-19 representaron entre el 15 y el 20% de todas las muestreadas, "muchas más de las que sugieren los informes oficiales y que contradicen la opinión generalizada de que el COVID-19 se ha saltado gran parte de África y ha tenido poco impacto", indica la revista.

Además, los fallecimientos se produjeron en "un rango de edad más amplio que el comunicado en otros lugares y se concentraron en personas menores de 65 años, incluyendo un número inesperadamente alto de muertes en niños".

Al ser un estudio observacional con datos de una única ciudad y durante tres meses puede tener varias limitaciones, pero BMJ indica que es un investigación bien diseñada y hecha por investigadores con un alto nivel de experiencia en la toma de muestras postmortem y en la recogida de datos, "lo que minimiza la posibilidad de obtener resultados falsos positivos".

La investigación indica que el virus se detectó en 70 (19 %) de las personas fallecidas, con una edad media de 48 años y el 70 % eran hombres.

La mayoría de los fallecimientos por COVID-19 (73%) se produjo fuera del hospital y a ninguna de esas personas se les había hecho pruebas de detección del virus. De las 19 personas que sí murieron en un centro médico, seis se sometieron a esos test.

Entre las 52 personas con datos sobre los síntomas, 44 presentaron los típicos de la enfermedad (tos, fiebre, dificultad para respirar).

La COVID-19 se identificó en siete niños, de los cuales solo uno se había sometido a pruebas antes de la muerte, y la proporción de decesos por la enfermedad aumentó con la edad, pero el 76 % tenía menos de 60 años.

Las cinco afecciones subyacentes más comunes entre los fallecidos fueron tuberculosis (31 %), hipertensión arterial (27 %), sida (23 %), consumo de alcohol (17 %) y diabetes (13 %).

El equipo destaca que es fundamental comprender el verdadero alcance del impacto de la COVID-19 en África, no solo por el "imperativo moral" de reconocer el sufrimiento donde exista, sino porque si se considera que este continente "representa una pequeña amenaza, podría ponerle en un lugar menos prioritario para el acceso a las vacunas" contra la enfermedad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...