PIÉNSALO, PIÉNSALO, El Siglo de Torreón
24 de febrero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

PIÉNSALO, PIÉNSALO


domingo 14 de febrero 2021, actualizada 4:31 am


Enlace copiado

LA MEJOR POLÍTICA

El 6 de junio tendremos madre de todas las elecciones y no puede ser tomada a la ligera por nadie. Al elegir 500 diputado federales, 15 gobernadores, 30 congresos locales y 1926 presidencias municipales, definiremos para mucho tiempo el modelo de país que queremos.

En el capítulo quinto del documento del Papa "Fratellitutti" (3 de octubre de 2020) subraya la necesidad de "la mejor política" puesta al servicio del verdadero bien común. El documento no busca describir las características generales del "mejor político", sino la política necesaria parapara poder desarrollar una comunidad mundial, capaz de realizar la fraternidad a partir de pueblos y naciones que vivan la amistad social. Sin embargo, se pueden individuar de ellas algunas características que serían magníficas para aplicar y exigir a los que pretendan ser elegidos en las próximas elecciones nacionales.

Desgraciadamente, la política hoy con frecuencia suele asumir formas que dificultan la marcha hacia un mundo distinto: en México los criterios de elección de los votantes no siempre se sujetan a la búsqueda del bien de todos; las campañas y partidos no dicen sino lo que la gente quiere oír; muchas veces se esconden intenciones malévolas, que no es fácil descubrir; el nivel de cumplimiento de las promesas de campaña es poco y se exige poco; tampoco se ha asumidola labor de ciudadanización y educación cívica, de parte de instituciones formativas que les correspondería hacerlo desde su propio ámbito, como la escuela, el estado, la iglesia, los partidos políticos y las instancias electorales; los medios de comunicación masiva han renunciado también a esa responsabilidad social reduciendo su labor a puro entretenimiento o, peor aún, colaborar a la manipulación y engaño.

El Papa constata en la encíclica, que la realidad negativa de populismos y liberalismos polarizados, en vez de facilitar dificultan, porque ambos esconden el desprecio de los débiles pretendiendo encajonar a las personas y las organizaciones sociales, generando rivalidades peligrosas, polémicas estériles, excesos que injustamente exaltan o desacreditan a personas y organizaciones. Los débiles son utilizados demagógicamente para conseguir sus fines, o bien los ponen al servicio de los poderosos intereses económicos.

En el documento, las categorías de pueblo y trabajo son purificadas, ampliadas y puestas en forma positiva: "El pueblo" está llamado a manifestar una identidad común, como categoría abierta, hecha de lazos sociales y culturales; un pueblo vivo, capaz de nuevas síntesis, incorporando al diferente, caminando hacia el bien común, con liderazgos capaces de interpretar el sentir común y de ponerse al servicio del pueblo. "El trabajo" promueve la existencia digna del pueblo, como una dimensión irrenunciable de la vida social que establece relaciones sanas y permite la producción comunitaria en orden al desarrollo humano integral. La dádiva, al contrario, deshumaniza.

La mejor política propuesta por el Papa Francisco es la que está al servicio del bien común a largo plazo, de la fraternidad y de la amistad social,de una política sana, que asuma un proyecto común de humanidad presente y futura, que no se someta a la economía, sino que la integre en un proyecto político, social, cultural y popular que busque el bien común (n. 179).

El amor político nace cuando reconocemos a cada ser humano como un hermano, desarrollamos el sentido social y superamos toda forma de individualismo, buscando efectivamente el bien de todas las personas, consideradas individual y socialmente (n. 182). Este amor es efectivo si es iluminado con la luz de la verdad, sólo así logrará superar la emotividad privada y el relativismo.

Las acciones de política que se proponen son actos de caridad que impulsan a crear instituciones más sanas, regulaciones más justas, estructuras mas solidarias. El amor político lleva a percibir la dignidad del otro, respetando el estilo propio y la cultura del pobre integrado a la sociedad. La mirada animada por la caridad es el núcleo del verdadero espíritu de la política (n. 178). ¿Es este amor lo que mueve a quien quiere contender por un puesto en la política? ¿Podemos sentir esa mirada amorosa? "Mientras en la sociedad actual proliferan los fanatismos, las lo´gicas cerradas y la fragmentacio´n social y cultural, un buen poli´tico da el primer paso para que resuenen las distintas voces" n. 191).

Los políticos son seres humanos, con una vocación especial, necesitan luces, caminos, medios que los lleven a vivir un sólida y coherente espiritualidad política al servicio del bien común. En la política hay lugarpara amar con ternura. ¿Qué es la ternura? Es el amor que se hace cercano y concreto (n. 194). ¿De que fuente espiritual pueden los políticos abrevar para una formación en ese sentido? Los castillos de la realeza están repletos de obras artísticas e instituciones que formaban en las virtudes necesarias para gobernar. ¿Ahora quien los forma? ¿Bajo qué principios y valores? De entre la clase política que haya pasado por una dignificación profunda, podrán ser elegidos los que sean capaces de construir este nuevo país. La responsabilidad es en dos sentidos: El político debe formarse para hacer la mejor política y los electores, pensando en el bien común, deben formarse para saber elegir al que ofrezca la mejor política. ¿Todo un reto!

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...