'Me di cuenta que no iba a salir viva de ahí'; recuerdan el ataque al bar Ferrie de Torreón, El Siglo de Torreón
21 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Torreón

'Me di cuenta que no iba a salir viva de ahí'; recuerdan el ataque al bar Ferrie de Torreón

A 11 años de la trágica noche sus sobrevivientes rememoran lo vivido

ELENA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN.-
TORREÓN , domingo 31 de enero 2021, actualizada 8:38 am

Enlace copiado

Fue el último día de enero del año 2010 que los habitantes de La Laguna se vieron conmocionados ante el ataque al bar Ferrie, donde por lo menos 10 personas perdieron la vida. Hoy, 11 años después, una de las víctimas que logró salir con vida aún recuerda aquella trágica noche.

Para ‘Andrea’ y su amiga ‘Renata’, era un fin de semana como cualquier otro en el que buscaban pasar una divertida y alegre noche en el bar Ferrie, en el cual habían hecho una reservación para una de las áreas VIP del lugar. 

‘Andrea’ detalla que al llegar ella, su amiga y otros amigos de ésta, ocuparon unos sillones blancos que estaban en la entrada del bar, mismos que formaban parte de la zona VIP. Sin embargo, aproximadamente a las 12 de la mañana notaron la presencia de una caravana conformada por vehículos lujosos, cuyos tripulantes permanecieron varios minutos observando con atención el lugar. 

Según ‘Andrea’, alcanzó a contar 13 automóviles y camionetas que se retiraron al poco tiempo, lo que les brindó tranquilidad a ella y sus acompañantes, pero lo peor apenas estaba por venir. 

Nuevamente la tranquilidad se vio interrumpida cuando alrededor de la 01:50 de la madrugada una detonación hizo entrar a ‘Andrea’ en alerta, actuando instintivamente tirándose al piso para protegerse. 

“Estaba sentada en unos de los sillones individuales, al escuchar la detonación me tiré al piso. La forma en la que quedé, me permitió observar hacia la otra área VIP y un poco a la parte trasera del bar”.

Desde su posición, ‘Andrea’ consiguió ver que una persona que se encontraba a aproximadamente a un metro de distancia de ella, disparaba al interior del bar, mientras que alguien más hacía lo mismo desde la otra zona VIP. 

“Escuchaba otra detonación de arma de diferente calibre, como si estuvieran rematando a la gente. Eso imaginé".

Aquellos fuertes estruendos parecieron esfumarse por un corto lapso en el que el silencio reinó en el lugar, momento en el que según detalla ‘Andrea’, las personas aprovecharon para salir corriendo, sin embargo, en ese momento comenzó la segunda ráfaga. 

“Fue cuando me di cuenta que no iba a salir viva de ahí. Vi mucha gente caer, los sentí caer sobre mí. Sentía mi pierna izquierda caliente, imaginé que ya estaba herida. Los casquillos caían sobre nosotras”, recuerda ‘Andrea’, quien detalla que en cierto punto sintió que no podía percibir el sonido. 

Sabía que tenían que salir cuanto antes de ahí, por lo que ‘Andrea’ buscó a su amiga ‘Renata’ y notó que en el suelo yacía uno de los amigos de ésta con un impacto de bala en la espalda, mientras que los otros jóvenes que las acompañaban se encontraban tirados en el suelo, sin saber ella si estaban vivos o muertos. 

El instinto de supervivencia de ‘Andrea’ la llevó a tomar a su amiga de la mano para correr hacia la salida e intentar escapar, encontrándose con un camino lleno de cadáveres y heridos. 

“Cerca de la entrada me topé a una chica con una herida en el estómago, tenía mucha sangre, y me pedía ayuda para su amigo que estaba muerto, tenía los ojos abiertos y no presentaba signos, pero ella, quizá por la impresión, no sabía que estaba muerto y aún así pedía ayuda. Le dije que no podía hacer nada pues él ya estaba muerto”.

Al llegar a la salida ambas se encontraron con otros tres cadáveres, momento en el que ‘Andrea’ resbaló por accidente, cayendo ella y su celular al suelo. 

Cuando ‘Andrea’ se levantó mientras recogía su teléfono, escuchó que ‘Renata’ gritaba desde la calle, pues se percató de la presencia de un hombre tirado junto a una bicicleta y con un impacto de bala en la cabeza.

“Corrimos para salir al Diagonal Reforma, al dar vuelta en la calle para llegar al bulevar, estaba un auto con cinco hombres ‘sospechosos’ observando como todos corrían, ellos estaban justo enfrente del bar ¡Ay, Nanitas!”.    

‘Andrea’ recuerda que al cruzar el Diagonal Reforma, vio que elementos de la policía y el ejército arribaban al lugar, mientras ellas le hacían la parada a un taxi al que ‘tuvieron que rogarle’ para que las llevara a sus casas. 

Fue hasta que ‘Andrea’ llegó a su hogar que se percató que su ropa estaba llena de sangre y que tenía una herida de bala superficial en su brazo izquierdo, mientras que a los amigos de ‘Renata’  pudieron localizarlos tiempo más tarde a través de una llamada telefónica, confirmando que estaban bien a excepción del joven que fue herido en la espalda, el cual tuvo que permanecer un mes en terapia intensiva. 

“Yo vi a mucha gente morir aquella noche, quizá más de la que se tiene registro”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...