Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
24 de febrero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

¿Sobrevivirán las salas de cine a la pandemia?

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 25 de enero 2021, actualizada 7:46 am


Enlace copiado

Recientemente se ha dado a conocer una noticia de impacto sísmico en la industria del cine. En diciembre, Warner Brothers anunció que todas las películas que lanzará este año 2021 estarán disponibles en el servicio de transmisión por suscripción de HBO Max Warner, precisamente el mismo día que se estrenen en las salas de cine. Así se estrenarán Matriz 4, Duna, Godzilla vs. Kong y El Escuadrón Suicida, entre otras.

Anteriormente todas las grandes películas de Hollywood se estrenaban en las salas durante tres meses de forma exclusiva antes de que estuvieran disponibles en otros lugares. Los propietarios de las salas de cine amenazaron con boicotear cualquier estudio que violara la exclusividad del estreno. De hecho, en abril de 2020, AMC Theaters anunció un boicot para todas las películas del estudio, lo hizo para castigar a NBC Universal por liberar la película Tour Mundial de los Trolls de forma simultánea en teatros y canales digitales.

Y mientras que los cines estaban cerrados por el COVID-19, tal anuncio de Warner ocupo toda su pizarra, incluyendo en esta nueva política películas programadas para estrenar a finales de 2021, que es cuando los observadores de la industria estiman que las salas de cine ya no estarán sujetas a restricciones por la pandemia. Lo anterior provocó que esto pareciera que Warner quiere hacer esto de manera permanente, aun terminadas las restricciones.

La decisión de Warner fue calificada de “ridícula y miope” por el director de Classic Cinemas y Adam Aron, director de AMC Theaters dijo que con esta medida, Warner “sacrificaría una parte considerable de la rentabilidad de las películas” si pasaban por alto el estreno en salas tradicionales. Otros observadores de la industria también se apresuraron a criticar el movimiento. Por el contrario, otro ejecutivo dijo, respecto a la decisión de Warner: “El público tendrá pocos incentivos para pagar más por ver estas películas en los cines”. Las cadenas de salas de cine tienen razón para temer por su supervivencia.

Si es cierto que, dada la elección, muchas personas evitarán ver las películas en la pantalla grande, en favor de la conveniencia de ver la misma película en casa a la hora que deseen sería muy ruinoso para las salas de cine.

Pero, ¿Será verdad que los lanzamientos digitales perjudicarán significativamente a las salas de cine? Hay un estudio reciente que puede sorprender a quienes están preocupados porque las plataformas digitales están invadiendo el negocio tradicional de las salas de cine. En Corea, del año 2015 al 2018 los estudios de Hollywood acortaron los estrenos exclusivos en las salas de cine de tres meses a solo un mes.

Comparando los estrenos en canales digitales frente a lanzamientos tradicionales en salas, los estrenos en canales digitales tuvieron un impacto estadístico y económico insignificante en las ventas de las salas tradicionales, con una caída de tan solo el 0.8% en el total de ingresos. La mayoría de los asistentes a los teatros permanecieron fieles a las salas incluso cuando tenían la opción de ver la película en casa mientras la película también se exhibía en los cines.

Este resultado se debe considerar con precaución, los consumidores estadounidenses y los consumidores mexicanos pueden comportarse de manera diferente que los consumidores coreanos, sin embargo, este hallazgo es consistente con lo que se ha visto en otros entornos en donde muchos temían que los nuevos productos digitales canibalizaran a los tradicionales.

En la investigación también se incluyeron los libros. Cuando los libros están disponibles en la plataforma Kindle de Amazon, ello no canibaliza significativamente las ventas de libros impresos. Por otra parte, en el caso de la música, desagrupar sencillos exitosos de albumes, no daño los ingresos generales de la música. Y lanzar películas en iTunes no daño las ventas de DVD´s de esas películas. Abrir canales digitales no es un juego de suma cero. Por el contrario, los nuevos productos digitales atraen a clientes nuevos con los que antes no se contaba y los ponen a disposición del mercado en beneficio tanto para los consumidores como para los vendedores.

John Fithian, presidente de la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Cine tiene razón cuando dice respecto a las salas “Ofrecen una experiencia inmersiva y compartida que no se puede replicar en otro medio”, pero los lanzamientos digitales les dan a los clientes una nueva opción para disfrutar una película.

En el caso de México, hay otras razones adicionales de por qué la gente, antes de las restricciones, prefería las salas: aprovechaban la ida al cine para ir a cenar, a pasear o simplemente a distraerse, además de disfrutar la película. Por otra parte, mucha gente no es hábil en el manejo de plataformas digitales y prefiere las salas tradicionales.

A final de cuentas, el cliente es el que decide, disfrutar una gran película nueva en la sala de cine, verla en HBO Max o hacer ambas de manera combinada.

Fuentes: University of Minnesota’s Carlson School of Management. College of Business, KAIST. Carnegie Mellon University.

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...