'Queto', a la deriva hasta del frío en Matamoros; necesita ayuda, El Siglo de Torreón
19 de enero de 2021. notifications
menu desktop_windows
Regionales

'Queto', a la deriva hasta del frío en Matamoros; necesita ayuda

Con discapacidad intelectual, desarrolló formas para comunicarse con sus vecinos

MARY VÁZQUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
MATAMOROS, COAHUILA, miércoles 13 de enero 2021, actualizada 8:48 am

Enlace copiado

Las prendas de vestir que se "empalma" no son suficientes para mitigar el frío, pues las precarias condiciones en las que viven no le permiten resguardarse de las bajas temperaturas.

A simple vista se observa el deterioro que presenta la casa de Enrique, la cual está compuesta por dos cuartos y una cocina, mismos que están edificados de adobe y techos de madera y solo en el espacio donde prepara los alimentos cuenta con electricidad, incluso la sensación térmica de la temperatura es mucho menor al interior de la finca, pues afuera el sol ayuda a "quitarse el frío".

"Queto" como lo conocen en el ejido 20 de Noviembre de Matamoros, es un hombre de 58 años, con discapacidad intelectual, por lo que tiene dificultad para hablar pero desarrolló algunas habilidades para comunicarse.

Carece de lo mínimamente necesario para vivir dignamente, pues duerme en un viejo colchón y se cubre con solo dos cobijas. Pero las condiciones climatológicas no es lo único que lo aqueja, sino la soledad y el desamparo en el que vive, pues sus vecinos cuentan que hasta hace cinco años la humilde vivienda la habitaban él y su madre, pero al fallecer, se quedó a "su suerte", pues si bien tiene tres hermanos, dos mujeres y un hombre se "desentendieron de él" aunque reconocen que en el ejido hay familia del lado materno, que en ocasiones le apoyan, principalmente por cuestiones de enfermedad.

Se le pregunta a "Queto" que si las prendas y las cobijas son suficientes para protegerse del frio y con su cabeza indica que sí, al tiempo que muestra las chamarras que trae y extiende tres dedos para señalar el número de prendas y lo mismo hace para el número de cobijas con las que se protege, pero sus vecinos insisten en que las condiciones en las que está la casa, no son las adecuadas.

También se les pregunta sobre los alimentos y lleva su mano hacía la boca, emitiendo algunos sonidos y difícilmente se le entiende que lo que trata de decir es; "sopita y frijolitos".

Al hombre lo abordamos cuando caminaba por la calle y portaba un azadón y un rastrillo, ya que según comentan las personas para obtener un ingreso se ofrece a "arrimar leña" a quien lo necesite, además de limpiar de maleza y cacharros los patios de las viviendas.

Se le pregunta en cuánto cobra el "viaje de leña" y extiende los cinco dedos se su mano, lo que me hace suponer que son 50 pesos los que cobra.

Las personas dicen que cuando su madre vivía recibían una pensión, además de que los integraron a los programas sociales que otorga el Gobierno federal, pero al morir la señora a "Queto" se quedó "solo y sin nada" pues al no haber algún familiar directo que se haga responsable de él y por su condición no hay forma de siga recibiendo algún beneficio, por lo que hacen el llamado a las autoridades locales o estatales para que intervengan a fin de que tenga una vida más digna.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...