Pese a tensión financiera, estados dejan ir impuestos, El Siglo de Torreón
08 de marzo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Pese a tensión financiera, estados dejan ir impuestos

La recaudación minimiza la caída en las transferencias federales y mejora su independencia fiscal

EL SIGLO DE TORREÓN - AGENCIA REFORMA
CIUDAD DE MÉXICO, martes 17 de noviembre 2020, actualizada 12:54 pm

Enlace copiado

A pesar de la tensión financiera que viven los estados, solo seis entidades aprovechan la facultad de cobrar impuestos sobre las utilidades de personas físicas.

Si ejercieran esa facultad podrían aumentar sus impuestos de 2 a 13 por ciento según las entidades donde se aplique.

De acuerdo con el artículo 43 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), se permite a los Estados desde 2004 aplicar impuestos de entre 2 y 5 por ciento por la prestación de servicios profesionales, uso y enajenación de bienes inmuebles, así como por actividades empresariales.

Actualmente solo Chihuahua, Guanajuato, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Yucatán y Guerrero contemplan en sus legislaciones el cobro de estos impuestos llamados cedulares, pero este último Estado lo condonó por todo 2020.

La recaudación por ese tipo de impuestos minimiza la caída en las transferencias federales y mejora su independencia fiscal, por lo que su cobro debería ponerse en la agenda de los estados, consideró Cinthia Rocha Santos, directora de análisis de Aregional.

Para 2021 los estados recibirán 5.5 por ciento menos recursos que este año, por lo que se verán obligados a hacer más eficiente la recaudación, contratar deuda o a aplicar nuevos impuestos.

Sin embargo, advirtió, por el costo político la aplicación de nuevos impuestos es poco probable.

Al rechazo de cobrar los impuestos cedulares se suma la negativa de varios Estados de cobrar el Impuesto Sobre la Tenencia de Vehículos, la desactualización de los padrones catastrales para el cobro del predial o la alta tramitología que hacen a las entidades más dependientes de la Federación, analizó.

César Martínez, integrante de la comisión técnica de contribuciones locales del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), coincidió en que la principal limitante para el cobro de estos impuestos es la voluntad política, al atentar directamente contra los ingresos de las personas físicas.

Refirió que Michoacán aprobó en su Ley de Ingresos de 2019 el cobro de impuestos cedulares en 2.5 por ciento, pero por la presión mediática y política se derogó el cobro en febrero de ese mismo año.

Otros, como Guanajuato y Quintana Roo, aumentaron este año su cobro de impuestos cedulares de 2 a 5 por ciento, refirió.

El cobro de los impuestos cedulares, a pesar de estar fundamentados en la ley del IVA, se cobran con las reglas del Impuesto Sobre la Renta (ISR), explicó Martínez.

Es decir, el impuesto se aplica sobre los ingresos de las personas a la par del ISR federal, descontando las deducciones personales.

De igual forma, en Guanajuato y Nayarit las personas morales tienen la obligación de retener el 50 por ciento de dichos impuestos y el resto debe ser liquidado por las personas físicas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...