Contexto lagunero, El Siglo de Torreón
26 de noviembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Cambiar de empleo

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 02 de noviembre 2020, actualizada 8:27 am


Enlace copiado

¿Cuál es la mejor forma de cambiar de trabajo? Mucha gente nos ofrece consejos sobre la mejor manera de hacerlo, pero ¿Cómo saber cuál es la mejor? Lo que era verdad en el mercado laboral de hace 20 años, ha dejado de serlo -incluso lo que era verdad hace dos años. La realidad es que el mercado laboral está en cambio constante y rápido.

Tomando en consideración la fuerza dinámica entre candidatos y empleadores, aunque difiere entre sectores industriales y regiones y de las condiciones económicas, en los últimos años los expertos han descrito al mercado laboral como algo dominado por los candidatos y no por los empleadores. La tendencia ha sido que, a nivel profesional, quienes buscan trabajo tienen más poder que quienes lo ofrecen.

Lo anterior significa que cuando alguien quiere cambiar de trabajo, ¿Tiene el poder en sus manos? No necesariamente, pero tampoco significa que no sea útil pedir consejo a los de más edad. Los equipos de Harvard preguntaron a lectores y editores qué consejo han escuchado más acerca de cómo cambiar de empleo y también consultaron a dos reconocidos expertos. Se concluyeron cinco recomendaciones:

1. “Nunca le digas a tu jefe que estás buscando otro puesto”. Se veía lógico querer tener asegurado otro trabajo antes de avisar a tu jefe de tu renuncia. Después de todo, uno no quiere echarse en contra al jefe. Pero esto ha cambiado. Se acostumbraba a ver al que renunciaba como un traidor. De acuerdo con John Sullivan, uno de los expertos participantes, de la Universidad de San Francisco, las empresas han cambiado y hoy se esfuerzan por que las personas que renuncian se vayan en buenos términos. Reconocen que los empleados que renuncian están en las redes sociales y no quieren que haya comentarios negativos acerca de la empresa en Facebook, Twitter, Yelp o Glassdoor.

De hecho, muchas empresas tienen programas para mantener la puerta abierta en caso de que el empleado que renunció quiera regresar. La idea es que, si el empleado es valioso, vale la pena tenerlo más años en la empresa, aunque estos años no sean consecutivos. Hoy muchas empresas en los Estados Unidos aceptan empleados que ya habían estado antes en ellas.

2. Quédate en tu trabajo por lo menos un año o dos, cambiarte en menos tiempo te hace ver mal en tu curriculum”. Esto ya no es verdad por lo menos desde hace 20 años. Hay muchas razones para querer o tener que cambiar de empleo, además, el haber estado poco tiempo en un empleo hoy no afecta negativamente el curriculum. Las investigaciones de Sullivan indican que hoy más del 70% de los empleados jóvenes, cambian frecuentemente de trabajo, esto es parte de su vida.

3. “No renuncies a tu trabajo sin dejar que tu jefe te haga una contraoferta”. Si eres un empleado valioso, la empresa hará un intento para que no te vayas. Si estás en la lista de “prioritarios”, tu salida sería considerada como una renuncia lamentable y harán lo posible por conservarte. Las contraofertas son comunes en empresas en las que el talento es escaso por razones de especialización. Pero hay que tener cuidado, la mayor parte de las contraofertas son malas para ambas partes. Hay dos razones por las cuales no se debe aceptar una contraoferta: primera, se debe reconocer que había una razón poderosa para buscar otro empleo. Segunda, ya hiciste un compromiso con la nueva empresa y lo debes cumplir. Entre reclutadores hay una regla no escrita: 80% de quienes aceptan una contraoferta finalmente se van en los siguientes 6 o 12 meses. La realidad es que se rompió la confianza y pueden considerarte menos leal que antes y ello frena tu desarrollo.

4. “Nunca cambies de trabajo a un puesto lateral. Un nuevo trabajo es tu única oportunidad de progresar en posición e ingresos”. El viejo modelo de trabajo consistía en ser asistente, luego subjefe, luego jefe, luego gerente y así hasta llegar a director. Lo anterior ya no funciona, las organizaciones en las empresas hoy son planas, sin tantos niveles organizacionales, uno se debe enfocar en tener un trabajo interesante y retador

en lugar de buscar movimientos laterales. Debemos buscar autonomía, desarrollo profesional y personal y propósito.

5. “Debes estar siempre en busca de tu siguiente trabajo”. Busca y encuentra propósito en tu vida profesional, Idealmente, si estás haciendo el trabajo que te gusta y que te permite progresar, nunca deberías estar buscando otro trabajo. Cuando en tu trabajo actual estás totalmente inmerso en lo que haces, totalmente involucrado, incluso perdiendo el sentido del tiempo y funcionando a tu máximo, no es necesario buscar otro trabajo. Sobre todo, si continúas aprendiendo y desarrollándote profesionalmente.

El mundo cambia muy rápido, debemos ser ágiles y adaptables. Debemos buscar constantemente proyectos que nos ayuden a desarrollar nuevas habilidades, hacer cosas fuera de nuestra área de confort y desarrollar capacidades adicionales a las que requerimos en nuestro trabajo actual.

En el curso de tu carrera profesional cambiaras de trabajo varias veces (el autor de este artículo ha cambiado 14 veces de trabajo en 47 años de vida profesional, el primer cambio fue en 1980). El Departamento del Trabajo de los Estados Unidos reporta que una persona promedio nacida entre 1957 y 1964 ha tenido 11.7 empleos distintos. Los milenials tendrán un número mayor de empleos en busca de trabajos más retadores, de más satisfacción y de mejores perspectivas de crecimiento personal y profesional.

www.degerencia.com/jmgc

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...