Potencializa la vista de Mazatlán desde El Faro, El Siglo de Torreón
16 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Estilo de vida

Potencializa la vista de Mazatlán desde El Faro

745 metros y 336 escalones que vale la pena recorrer

Gerardo Hernández
sábado 24 de octubre 2020, actualizada 11:47 am

Enlace copiado

Un increíble lugar para recargar pilas luego del encierro de la cuarentena, llenar el ojo de un gran paisaje natural y respirar aire puro está en el Faro de Crestón.

Considerado el Faro Natural más grande del mundo tiene una altura de 157 metros sobre el nivel del mar. Desde ahí la ciudad se ve en su totalidad, se encuentra en la cima de un enorme cerro que en realidad es la Isla Crestón.

Vive la experiencia con precaución

En primera instancia hay que considerar que tiene una gran altura, llevar suficiente agua o bebidas isotónicas para evitar la deshidratación o insolación, dulces o chocolates por si existe una baja de glucosa, sobre todo si no tienes suficiente condición, ya que sí implica un desgaste físico.

1360581.jpeg

El recorrido es de 745 metros con una duración de entre 30 y 40 minutos, desde las faldas del cerro hasta su punta. Es un camino con 336 escalones por lo que se recomienda subir desde muy temprano, preferible entre 6:30 de la mañana (hora de apertura) y 8:00 am o cayendo el sol, cierran a las 8:00 de la noche así evitas el calor intenso y el agotamiento físico será menor. Además si acudes temprano serás espectador de un hermoso amanecer, digno para capturar en una postal para el recuerdo. También se aconseja llevar gorra, ropa y zapatos cómodos.

¿Cuál es su historia?

En 1821 la ciudad de Mazatlán recibió su certificación como puerto de altura del Pacífico y fue la primera en conseguirla en México, lo que incrementó notablemente la llegada de embarcaciones internacionales. En 1828 se empezó a utilizar el Cerro del Crestón como señalamiento marítimo, con antorchas a base de madera y carbón iluminaban la llegada de los barcos al puerto durante las noches.

1360583.jpeg

Después se construyó una pequeña torre en la cima con una lámpara de gas, según la historia ocurrió en 1892, convirtiéndose en el famoso faro que es hoy. Durante la década de los 20’s el sistema de iluminación se renovó y se cambió por lámparas de operación eléctrica.

El mirador de cristal

Una reciente atracción con la que cuenta el Faro de Crestón, es un puente volado con una extensión de 20 metros y una superficie de cristal templado reforzado, desde donde se puede observar la bahía entera. Su acceso tiene un costo de diez pesos y la única condición para entrar es sin zapatos. Ahí se entrega un cubre pies de tela quirúrgica para evitar ralladuras en el cristal. Se ingresa en grupos aproximados de 10 personas por un tiempo de 10 minutos.

1360584.jpeg

¿Qué está prohibido?

• No se permite ingresar con desechables, ni bebidas alcohólicas.

• Mascotas sin correa y en caso de llevarlas, retirar su popó del piso.

• Vehículos motorizados.

• Las botellas o empaques debes depositarlos en la basura o guardarlos para desecharlos después.

1360585.jpeg

Lee nuestro suplemento en formato PDF:  "Mazatlán, Sí"

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...