Señales que indican que tu perro podría sufrir artritis, El Siglo de Torreón
29 de noviembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Mascotas

Señales que indican que tu perro podría sufrir artritis

Uno de cada cinco sufre esa enfermedad

DANIELA ESCOBEDO DENA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH., martes 20 de octubre 2020, actualizada 11:59 am

Enlace copiado

La artritis se presenta en los perros con más frecuencia de lo que muchos pensarían. Uno de cada cinco sufre esa enfermedad, además, ese número se ha multiplicado en los últimos años debido al sobrepeso que padece la mitad de la población perruna urbana.

Los huesos tienen que cargar cada vez un peso mayor, lo que deriva en artritis o daño en las articulaciones. La principal razón de que esto suceda es la comida inapropiada que consume.

Es una dolorosa inflamación degenerativa de las articulaciones, lo que lo lleva a perder movilidad. Es una de las causas más comunes de dolor crónico en perros, especialmente los ancianos.

Algunas de las señales que indican que tu perro podría tener artritis son las siguientes:

Cojera

Un perro con artritis puede cojear o por el dolor usar unas patas más que otras, ya que intentará cargar el menor peso posible con las que le duelen por la enfermedad. La cojera es más evidente cuando comienza el paso aún no ha calentado puede hacerse menos visible una vez que está en movimiento. Es un motivo claro para acudir al veterinario.

Tiene problemas para moverse

La cojera también se puede volver evidente cuando tiene muchas dificultades para hacer movimientos o para subir a lugares donde antes alcanzaba con normalidad. Uno de los ejemplos evidentes es cuando el perro comienza a tener dificultades para subirse a un coche o para saltar al sillón.

No encuentra su postura

Debido al dolor en las articulaciones tendrá complicaciones para encontrar una postura cómoda, e incluso en muchas ocasiones cambiará una otra vez hasta dar con al menos una menos dolorosa, aunque no siempre lo seguirá.

Afección en la espina dorsal

La artritis puede afectar diversas partes del cuerpo, entre ellas la espina dorsal. El perro puede tener el cuello adolorido o adoptará posiciones muy extrañas, como tumbarse con la espalda demasiado encorvada.

Irritabilidad

Debido al dolor, el can seguramente no querrá comer, lo que explicaría una de las señales evidentes que es la pérdida de apetito. Otro de los cambios de comportamiento que se pueden presentar es nerviosismo, irritabilidad, no entender pautas o comportamientos aprendidos que antes seguía sin problema.

Cansancio

Sentir dolor es agotador, eso sucede tanto con los humanos como con los animales. Para un perro, la forma de manifestar su cansancio se traduce en evitar los paseos largos, así como dedicar mucho más tiempo para dormir.

Atrofia muscular

La inactividad de los músculos debido al dolor explica por qué los perros con artritis sufren atrofia de determinadas partes del cuerpo, por ejemplo, las patas, ya que son estas las menos utilizadas. Cuando sucede significa que el estado de la enfermedad ya es avanzado y qué debes acudir con urgencia al veterinario.

Lamidos compulsivos en el cuerpo

El dolor causa que los canes afectados se laman constantemente las zonas doloridas del cuerpo. Este lamido compulsivo puede causar calvas y heridas.

Es importante acudir inmediatamente a tu veterinario de confianza para atender cualquiera de estos síntomas, por mínimo que parezca, sin embargo, también es muy importante que cuides su alimentación y lo ayudes a mantener un peso saludable que le permita mantener una buena calidad de vida.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...