Pérdida la impulsa a crear la fundación Latidos del Corazón, El Siglo de Torreón
20 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Pérdida la impulsa a crear la fundación Latidos del Corazón

Ofrece apoyo integral a madres que han perdido a un hijo

GUADALUPE MIRANDA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 15 de octubre 2020, actualizada 8:23 am

Enlace copiado

Este 15 de octubre es el Día Internacional de la Concientización y Conmemoración de las Pérdidas Gestacionales y de la Infancia Temprana, fecha que pocos conocen y que ha pasado desapercibida, pero para quienes lo han sufrido está presente todos los días de su vida.

Luego de sufrir la pérdida de su bebé, Carmen Valentina García fundó hace tres años la asociación Latidos del Corazón, con la finalidad de ofrecer apoyo a las madres que han perdido a un hijo, ya sea en su vientre o después de nacer.

En entrevista, Valentina cuenta que cuando cursaba la carrera de Psicología quedó embarazada sin planearlo, simplemente sucedió. En aquel entonces ya era madre de una niña a punto de cumplir 15 años y de un niño de 10. "Fue muy bonito porque fue como un sueño, porque yo ni siquiera sabía que estaba embarazada y mi esposo fue el que soñó que lo estaba".

Para entonces, ella se encontraba bajo un régimen alimenticio para perder peso. Su nutrióloga le comentó que no había bajado y a la par, comenzaba a sentir algunos cambios en su cuerpo. Al recordar el sueño que tuvo su esposo, decidió hacerse una prueba casera de embarazo. El resultado fue positivo. La alegría la invadió pues sería el bebé de la casa, aquel que todos cuidarían.

A dos meses de gestación, cuenta que un fuerte dolor en el vientre la alertó. De inmediato corrieron al Sanatorio para ver si todo marchaba bien. Al llegar le practicaron una serie de estudios pero no una ecografía para conocer el estado de su bebé.

Al hacerlo, el médico le dijo que su bebé no había logrado llegar a la matriz y se había alojado en las trompas de Falopio, por lo que una estalló y comenzó a desangrarse.

"El doctor me ve y yo le digo: '¿está vivo el bebé?, ¿qué podemos hacer?'". Su médico le respondió que no había nada que se podía hacer para salvar la vida del bebé y que ella se encontraba en riesgo.

"Yo me quedé como en shock porque no te lo imaginas porque está latiendo su corazón", recuerda Valentina pues al practicarle una ecografía logró escuchar el latir de su bebé.

"Mi esposo y yo, bloqueados totalmente. El doctor nos dijo: 'te tenemos que meter a cirugía, hacerte cesárea, limpiar, y sacarlo'. Fue algo muy frustrante, un bloqueo total, yo me quedé sin palabras en ese momento". Para prepararla, la pasan a una sala en donde se encontraban todas las mujeres que habían dado a luz o estaban por hacerlo.

"Yo veía que salían los bebés y yo agarrando mi panza, yo despidiéndome, porque me sentía culpable, porque sentía que yo lo estaba matando, cuando no era así, ya hasta después lo entendí. Pero nadie me explicaba qué era un embarazo ectópico", relató.

Después la metieron a cirugía y le practicaron una cesárea para salvar su vida, pero no la de su bebé. "Es lo más triste, llegar a casa con una cicatriz y sin bebé. Durante la cirugía le dije al doctor: 'muéstramelo'. Yo creo que con la fuerza que te da la Psicología de la apertura de tus emociones, y de expresar lo que sientes, me enseñó un frasco y todo era sangre y lo quería ver aunque fuera así. Fue impactante".

NACE LATIDOS DEL CORAZÓN

Tras lo sucedido, Valentina se sumió en una profunda depresión, a pesar de contar con el apoyo de su pareja, sus hijos y familiares. Descuidó su cuerpo, tanto que sus piernas se llenaron de bolas de nervios, que hacían su caminar un tanto difícil.

"Muchas personas te llegan a decir: 'no fue nada', son las frases que uno no quiere escuchar como mamá. Porque el que no haya tenido al bebé en mis brazos, no quiere decir que no eres una madre, desde el momento que tienes el bebé, ahí eres una mamá".

Tras vivir esa amarga experiencia, comenzó a conocer casos incluso de familiares cercanos que sufrieron también la pérdida de un bebé, la cual no habían superado porque nunca vivieron su duelo, porque nadie les dijo cómo hacerlo. Fue entonces que nació su asociación Latidos del Corazón, en la que ofrece apoyo integral para toda la familia, pues asegura que no solo las mamás sufren esa pérdida sino también la pareja e incluso los hijos.

"Tenemos ayuda integral y tenemos fisioterapia, nutrición, estamos dando diplomados de tanatología, tenemos grupos de meditación; trabajamos con las mamis con tanatología", expuso.

Las personas interesadas pueden acudir a bulevar de los Árboles número 24 en ampliación Senderos o comunicarse al 871-458-5223 para obtener mayor información y conocer las actividades para este día.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...