'Tortillín' continúa sacando sonrisas a pesar de los años, El Siglo de Torreón
21 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

'Tortillín' continúa sacando sonrisas a pesar de los años

El lagunero ha divertido a generaciones enteras

ALDO MAGALLANES
TORREÓN, domingo 11 de octubre 2020, actualizada 8:21 am

Enlace copiado

“Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa”, decía Gabriel García Márquez, y esas palabras han hecho eco en el lagunero Mario Espinoza.

Mario no es otro sino "Tortillín", ese personaje de peluca amarilla y vestuarios coloridos que ha hecho reír a generaciones enteras. Sí, ha divertido a chicos y grandes, pero también les ha dejado mensajes de aliento ya que él es un hombre muy positivo, algo que refleja en todo momento.

Este payasito, uno de los más queridos de la Comarca, ofreció una peculiar entrevista sobre un carrusel que se encuentra en los juegos mecánicos instalados dentro de la Feria de Torreón, los cuales están funcionado con medidas de sanidad.

A sus casi 70 años de edad, puede presumir de tener buena condición ya que sin problemas se subió a uno de los coloridos caballitos del juego y así comenzó la charla, la cual atrajo las miradas de las personas que ahí se hallaban.

Mario Espinoza nació en Aguascalientes, luego se fue a vivir a Ciudad Juárez y posteriormente se vino a vivir a Torreón en donde hizo su vida. Aquí se casó y dice con orgullo que detrás de lo que es él (Como persona y artista) se encuentran su esposa, sus hijos y su nieta.

Es justo la heredera de su hijo varón, la personita capaz de arrancarle sonrisas a "Tortillín". Al hablar de ella se enternece y se le salen las lágrimas, pero de la emoción de tenerla, aunque no como quisiera por algunos problemas familiares.

Detrás de "Tortillín" está "Tortillín" el abogado, quien fundó en 1994 (Año en el que también se graduó de tal profesión) el Grupo Lagunero de Payasos A.C. Espinoza llegó a la región a la edad de 15 años, a los 17 ofreció su primer show de manera formal.

"Las calles de Ciudad Juárez eran mi hogar, tuve que laborar para subsistir, era bolerito, pero de no suceder esto, no habría dado con el payaso Bellini; el me daba sus enormes zapatos a bolear y el fue el que me llevó al l arte de hacer reír. Sin él, definitivamente no me habría vuelto 'Tortillín'.

"Mi primer acercamiento a un escenario ocurrió a mis 12 años, Bellini me invitó a ser su patiño en un circo durante año y medio y ya después ya en La Laguna recuerdo que trabajé en una fiesta familiar y me pinté la cara con blancol".

Mario Espinoza ha pasado por diversas situaciones complicadas, la más reciente, una de salud, sin embargo, ha salido bien librado gracias a su optimismo, el cual transmite a sus amigos, familiares y a todos aquellos que lo han contratado para amenizar sus eventos durante más de cinco décadas.

"Hay que disfrutar cada día, el presente es el que importa, no sabemos si habrá un mañana. Debemos decretar lo que queremos y verán que el universo conspirará para que suceda", externó el artista.

La mayor satisfacción de Mario Espinoza, según contó durante la entrevista, es llevar alegría tanto a niños como adultos y más aún, a los que padecen alguna enfermedad.

"Mi sueño es que la gente tenga una mejor calidad de vida, que nadie tenga necesidades... realmente yo le agradezco a Dios y a la vida todas las oportunidades que me han dado. La gente me quiere y se los agradezco mucho.

"Provocar sonrisas entre los niños es un milagro; todos aquellos que hemos podido convivir con niños debemos sentirnos bendecidos porque ellos son puro amor".

El artista recomendó a los adultos llevar a los pequeños por buenos caminos con el fin de que se vuelvan hombres de bien.

"Lo que ocurre es muchos adultos contaminamos a los niños y luego vienen las consecuencias. Es nuestra obligación educarlos de la mejor manera", comentó.

Legado

Mario ama divertir a la gente.

Espinoza, primero se volvió payasito y luego abogado.

Dice que un payaso nace y se hace.

Comentó que hoy en día hay muchos payasos que se mofan de los defectos de los niños para hacer reír, "y eso no está bien".

Tiene rutinas tanto para niños como adultos. Se basa únicamente en la vida misma para hacerlas.

Entre sus tiliches nunca falta un silbato, globos y paletas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...