Destitución del presidente de Perú apunta al fracaso, El Siglo de Torreón
29 de septiembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Destitución del presidente de Perú apunta al fracaso

La opinión pública no se ha sumado a la 'indignación nacional'

EFE
LIMA, PERÚ, lunes 14 de septiembre 2020, actualizada 7:17 am

Enlace copiado

Lejos, y puede que aún más lejos todavía. Así queda este domingo la opción de que la oposición destituya al presidente de Perú, Martín Vizcarra, después de que los impulsores de la iniciativa se toparan con mucho menos respaldo del que creían y cometieran graves torpezas que parecen condenarlos al fracaso.

Si bien lo que suceda en el juicio político abierto a Vizcarra en el Congreso aún está rodeado de incertidumbres, la situación pinta cada vez más favorable para el presidente y peor, mucho peor, para quienes sostienen vehementemente su expulsión del poder.

Ni la opinión pública se ha sumado a la "indignación nacional" que supuestamente iba a generar unos audios que comprometen a Vizcarra en un caso menor de presunta corrupción que investiga el Congreso, ni la mayoría de fuerzas políticas parecen apostar por el paso dramático de descabezar al Estado en este contexto de crisis sanitaria y económica causadas por el COVID-19.

Todo lo contrario. Son los promotores de la medida, particularmente el presidente del Congreso, el opositor Manuel Merino, quien asumiría la Presidencia de Perú en caso de prosperar el juicio político, los que se han cubierto de oscuridad sobre sus intenciones, maniobras y honestidad en esta crisis.

DERROTA

La "derrota" de este intento de destitución, calificado de "complot" contra la democracia por Vizcarra, parece sin embargo haber sido clara incluso desde que inició su trámite.

"Yo sentí como una derrota la votación que admitió a trámite la vacancia (destitución). Esto estaba previamente concertado. Antes de votar se hablaba en el Congreso que tenían 96 votos, pero cuando votamos, no pasaron de 65. Sentían preocupación y nerviosismo", dijo a Efe la diputada Mirtha Vázquez, del Frente Amplio de izquierdas, quien se opuso a la propuesta.

Los 65 votos a favor fueron suficientes para abrir el juicio político (bastaban 52), pero muy lejos de los 87 votos necesarios para lograr la destitución. Algo no había salido según lo previsto, aparentemente.

"Creo que estaban apostando a tener un ánimo general airado, con la estrategia de generar indignación para acelerar el proceso. Querían hacerlo tan rápido que se apelase a las emociones antes que a la razón de los congresistas. Creo que la reacción de la opinión pública y los medios, ayudó a calmar la situación y enfriar esta llamada", analizó el politólogo Mauricio Zavaleta.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...