Destruye incendio campo de refugiados en Grecia, El Siglo de Torreón
20 de septiembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Destruye incendio campo de refugiados en Grecia

Miles de personas perdieron sus pertenencias luego de que el fuego devorara el campamento

AP
ATENAS, GRECIA, viernes 11 de septiembre 2020, actualizada 7:31 am

Enlace copiado

Un segundo incendio en el abarrotado campo de refugiados de Moria, en Grecia, destruyó casi todo lo que había salido indemne del primer fuego, según dijo el jueves el Ministerio griego de Migración. El incendio aumentó en miles de personas el número de inmigrantes que necesitaban alojamiento de emergencia.

El jueves de madrugada, algunos residentes del campo más grande del país, que estaba en cuarentena por el coronavirus, regresaron a la zona para buscar entre los restos calcinados de sus pertenencias y salvar lo que pudieran. Muchos habían pasado la noche al raso junto a la carretera.

También se veían nuevos fuegos en los restos de las carpas que había fuera del campo, avivados por el fuerte viento de la mañana.

Las autoridades señalaron que el incendio original en el campamento en la isla de Lesbos fue provocado el martes por la noche por residentes molestos por las medidas de cuarentena impuestas para contener un brote de COVID-19 después de que 35 personas dieran positivo.

Ese fuego había dejado sin techo a unas 3,500 de las más de 12,500 personas que vivían en Moria y sus alrededores. Las autoridades enviaron carpas por avión y ofrecieron dos barcos de la marina como alojamiento temporal de emergencia. Más de 400 menores sin acompañantes fueron enviados a territorio continental el miércoles por la noche para ser alojados en otras instalaciones.

Pero el miércoles se registraron nuevos incendios en las partes del campo que no se habían quemado, causando daños en la mayor parte de lo que quedaba del campo y haciendo que miles de personas huyeran del recinto.

Las agencias humanitarias llevan tiempo advirtiendo sobre las penosas condiciones en Moria, un recinto construido para alojar a unas 2,750 personas. Allí vivían personas que huían del conflicto y la pobreza en Oriente Medio, África, llegadas de forma clandestina desde la cercana costa turca. El lugar se había convertido en un símbolo de lo que los críticos describen como el fracaso europeo a la hora de gestionar con humanidad la situación migratoria y de refugiados.

El Ministerio griego de Migración dijo que cuando se produjo el segundo incendio el miércoles por la noche se estaban haciendo trabajos en Moria para asegurar que no había familias que pasaran la noche al raso. Pero las llamas obligaron a detener la labor.

Durante la jornada del jueves "se tomarán todas las medidas necesarias para alojar primero a los vulnerables y familias en zonas especialmente designadas", indicó el Ministerio.

"Obviamente, no se tolerará el comportamiento chantajista", añadió el Ministerio.

Además del campo principal, Moria consistía en una amplia ciudad de carpas que había ido creciendo en los olivares fuera del perímetro principal debido a la sobrepoblación. Buena parte de eso estaba quemado más allá de cualquier reparación el jueves por la mañana, y sólo se veían las estructuras tiznadas de las carpas entre los olivos calcinados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...