Lo que debes saber sobre la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, El Siglo de Torreón
01 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Turismo

Lo que debes saber sobre la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar

Desierto con mayor biodiversidad en Norteamérica

DANIELA ESCOBEDO DENA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH., lunes 07 de septiembre 2020, actualizada 2:43 pm

Enlace copiado

La Reserva de la Biósfera El Pinacate y El Gran Desierto de Altar se encuentra entre los municipios de Puerto Peñasco, Plutarco Elías Calles y San Luis Río Colorado en el estado de Sonora.

Se trata de un lugar desolado, de mucha belleza y donde habitan criaturas inusuales y plantas únicas en su tipo, además características geológicas notables.

El acceso principal se encuentra en el kilómetro 52 de la carretera 8 Puerto Peñasco-Sonoyta, a tres horas y media de la ciudad de Phoenix, Arizona Estados Unidos.

Es considerada una de las regiones prioritarias de México ya que se encuentra dentro del Desierto Sonorense, conocido por un clima tropical-subtropical y lluvias que le permiten conservar su riqueza arqueológica.

De los cuatro desiertos que existen en Norteamérica, el Sonorense es el que contiene la mayor diversidad. Cubre, además de territorio en Sonora, porciones en Baja California, Baja California Sur, Arizona y California.

Debido a la variación climática del sitio es posible encontrar más especies de animales y plantas que en los desiertos Chihuahuenses, Great Basin y Mojave. Es justamente por su amplia biodiversidad que cuenta con más áreas protegidas que cualquier otro desierto en el mundo.

Este es el campo activo de dunas más grande de Norteamérica, y presenta inusuales dunas en forma de estrella. Existe también una zona volcánica donde existen flujos de lava, conos cineríticos y cráteres gigantes que en ocasiones pueden medir hasta 1,500 metros de circunferencia y 200 metros de profundidad (los cuales ha despertado el interés de investigadores).

Aquí se pueden encontrar más de 540 especies de plantas vasculares, 40 especies de mamíferos, 200 aves, 40 reptiles, además de anfibios y peces de agua dulce. También existen especies endémicas, que están bajo amenaza de peligro de extinción.

Su vegetación se compone principalmente de matorrales xerófilos, aunque en algunas áreas restringidas se puede encontrar vegetación parecida al chaparral, mezquitales asociados a playas y matorrales arborescentes. Además, existen extensiones pequeñas de matorrales halófilos costeros.

Aunque se trata de un sitio árido, seco y de altas temperaturas, todos los grupos biológicos de vertebrados superiores se encuentran presentes en este lugar; así como 44 especies silvestres de mamíferos, algunos de los que sobresalen son el Berrendo sonorense, que se encuentra en peligro de extinción, el borrego cimarrón, murciélagos magueyero y pescador (ambos endémicos).

Aunque este lugar es aparentemente desolado, se encuentra una gran cantidad de vestigios arqueológicos que se remontan a más de 20,000 años atrás. Es un lugar importante dentro de la cultura de los Tohono O'odham, quienes consideran que el origen de su creación se dio en el Pica Pinacate, donde aún realizan ceremonias sagradas.

Debido a su exuberante belleza, sus formaciones geológicas y la riqueza biológica y paisajística, así como por ser testigo de la evolución humana por más de 20,000 años y área de patrones frágiles arqueológicos de gran valor histórico y cultural, se decretó como Reserva de la Biósfera el 10 de junio de 1993.

Este lugar forma parte de una red de reservas del Programa El Hombre y la Biósfera (MAB) de la UNESCO.

Para poder realizar un recorrido por este sitio es muy importante solicitar información a la reserva, con el fin de equiparse con la suficiente dotación de agua, comida y ropa.
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...