23 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Nuevo ciclo escolar en La Laguna, un desafío sin precedentes

Cuando se decidió concluir el ciclo escolar 2019-2020 en línea, la enseñanza en el hogar exhibió las desigualdades sociales y educativas que enfrenta un gran porcentaje de estudiantes, así como sus familias

ANGÉLICA SANDOVAL / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 23 de agosto 2020, actualizada 9:16 am

Enlace copiado

La pandemia por el COVID-19 ha afectado a más de 375 mil niños, niñas y adolescentes y más de 18 mil docentes de nivel básico en la Zona Metropolitana de La Laguna (ZML) por lo que el nuevo ciclo escolar 2020-2021 plantea un desafío sin precedentes con el aprendizaje a distancia.

Esto con motivo del cierre de escuelas públicas y privadas desde hace cinco meses para contener el virus, que se extendió rápidamente en la ZML y que ha dejado más de 9 mil contagios y más de 600 muertes, según datos estadísticos del Consejo Cívico de las Instituciones Laguna (CCI).

La principal iniciativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para sostener el nuevo periodo lectivo que inicia este lunes 24 de agosto, se concentrará en la estrategia "Aprende en Casa II", una plataforma con actividades y contenidos educativos que esta vez buscará ampliar la cobertura a través de la televisión, emisiones de radio, internet y cuadernillos impresos.

En este sentido, la enseñanza desde casa implicará otro reto. Sobre todo si consideramos que desde marzo de este año, cuando se suspendieron las clases presenciales con motivo de la emergencia sanitaria y se decidió concluir el ciclo escolar 2019-2020 en línea, la enseñanza en el hogar exhibió las desigualdades sociales y educativas que enfrenta un gran porcentaje de niños, niñas y adolescentes así como sus familias. Ello, debido a que la mitad de la población de Coahuila y Durango no tenía servicio de internet en casa, de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el caso de los docentes, se tuvieron que hacer ajustes a los formatos de enseñanza y aprendizaje y adaptarse rápidamente a un modelo educativo remoto, considerando que no todos tienen un equipo de cómputo personal y algunos no utilizaban las redes sociales con frecuencia.

Aunado a ello, lo que implica el confinamiento. La rutina familiar cambió y para la mayoría no ha sido fácil adaptarse; hay estrés, cansancio, presiones económicas, ansiedad, rabietas, distracciones y más dificultades entre quienes viven con carencias económicas y en hogares con espacios físicos muy reducidos.

ESTRÉS, CRISIS ECONÓMICA Y MÁS TRABAJO EN CASA

Un claro ejemplo de ello se vive en el hogar de Eliud e Ivana Zedillo Sotelo, de 9 y 11 años de edad, respectivamente. Pasaron a quinto y sexto grado de primaria en la escuela pública Felipe Carrillo Puerto de la colonia Moderna de Torreón.

Los niños llevan confinados en casa más de 100 días y en este nuevo ciclo escolar tendrán que aprender por televisión y cuadernillos de trabajo pues por la crisis económica que trajo consigo la pandemia, a veces ni cien pesos hay en casa, por lo que resulta imposible pagar el servicio de internet y comprar un equipo de cómputo o algún otro dispositivo móvil para hacer sus tareas y enviarlas en digital a sus maestros.

La nueva normalidad se torna muy complicada para Mirna, su madre, pues aunque no tiene un empleo formal, su trabajo en casa se ha triplicado. "Mi esposo a veces viene a comer, él es mecánico y no tiene horario de salida, además hago el quehacer y le ayudo a mis hijos, me llevo casi todo el día con ellos, a veces se me complica porque se fastidian, se me estresan mucho. Hay veces que no le entiendo a algunas tareas y tengo que ir a la casa de una amiga para que me explique, tengo que hacerme mil pedacitos porque esto es muy estresante", dice la mujer.

A un lado de Mirna, se encuentra Eliud, el más travieso de la familia y que no pierde ni un segundo en decirle a "Duque", su perro, que se vaya de la sala. El canino ladra, se resiste y opta por acostarse debajo de la silla. También está sentada Ivana y a un costado su abuela paterna, la propietaria de la casa en la que habita toda la familia, incluyendo la bisabuela. Mirna tiene otros dos hijos más grandes pero ellos viven por ahora con su abuela materna, aunque la visitan seguido.

"Tenemos dos televisiones pero una es de mi suegra, ellos van a empezar el ciclo en la tele de nosotros, esa está allá el fondo. Verá, mi esposo había hecho un contrato de 109 pesos por semana para tener internet pero a veces ni 100 pesos hay, ahorita con el coronavirus pues no, no ha habido mucho trabajo. Yo nomás le pido a Dios que me dé fuerzas para las tareas, para la lavadera, es una corredera", platica Mirna, con tono de preocupación.

Eliud es muy sonriente. Dice que quiere estudiar más porque de grande desea ser policía o soldado para atrapar a la gente que hace travesuras. "A veces aquí en la casa me pongo a hacer tablas pero extraño a mis amigos de la escuela y a mi maestro. Yo sí quiero regresar a la escuela pero con esta cosa (el coronavirus) no se puede, ¿cómo vamos a ir?, nos vamos a contagiar y vamos a contagiar a más personas", expresó.

Ivana es de trato afable. La niña está preocupada por el inicio del ciclo escolar, sobre todo porque escribe muy despacio y a veces no alcanza a copiar las actividades. Dice que se estresa, que hay ocasiones que le duele la cabeza, que se enoja con su hermano y que quiere salir corriendo porque no le entiende a las tareas, especialmente las de matemáticas.

"Yo le pregunto a mi mamá pero mi mamá como que tampoco entiende. A veces sí me empiezo a estresar con las tareas, me duele la cabeza, me enojo con todos, yo estaba acostumbrada a levantarme temprano, desayunar, ir a la escuela, jugar con mis amigos en el recreo, aquí en la casa siempre ando con recreo, estoy harta de estar aquí encerrada", dijo.

Para esta familia será un reto el regreso a clases a distancia. Mirna no sabe si se va a lograr el aprendizaje de sus hijos pero confía en adaptarse lo más que se pueda a la educación en casa, manteniendo constante comunicación con los maestros, vía telefónica. "Ahora que también la hago hasta de maestra yo digo: ¡Pobres maestros!, qué agradecimiento les tengo porque les gusta ayudar a los niños, qué valor y qué empeño porque le enseñan diariamente a más de 30 niños en un salón y luego todos diferentes, son traviesos, inquietos, unos no entienden, qué difícil".

NIÑOS Y NIÑAS DEBEN APRENDER A SU RITMO

Adriana Romo Salado, psicóloga clínica y psicoterapeuta infantil, dice que la pandemia por el COVID-19 vino a evidenciar el sistema educativo en general y a impactar negativamente en el desarrollo emocional en la infancia y adolescencia. Explicó que los niños no están acostumbrados a autogestionar su conocimiento además de que durante muchos años no se le ha proporcionado herramientas mínimas para ser autodidactas ni tampoco se ha propiciado la creatividad y la investigación.

"Esa es una deficiencia de nuestro sistema educativo y esto no es debido a la pandemia, esto se ha criticado durante muchos años, es un sistema educativo que no propicia la creatividad, la investigación, el autoaprendizaje, que privilegia las funciones como la memoria, esto lo evidencia claramente, los niños y las niñas se sienten perdidos, frustrados, enojados", mencionó.

Indicó que la escuela, gran parte de la función que cumple es la socialización, que se ha visto frenada por el confinamiento y que provoca diversos sentimientos en los menores como la frustración, el aislamiento y enojo. A esto se suman las distracciones en casa. Hay más personas confinadas, mascotas, llega gente y toca la puerta, se tiene que hacer la comida, las labores domésticas y ayudar a los menores con su aprendizaje.

"Sí es muy complicado, creo que hay un gran sentimiento sobre todo yo creo que de frustración en los niños, las niñas y los adolescentes pero también en las familias que ahora se ven obligadas a tener que intervenir más en el aprendizaje. Mamás, papás, abuelitos, tías, no estamos tampoco preparados para eso, ¿por qué?, porque todo eso se le ha dejado a la escuela, la completa responsabilidad y no es hacer las cosas por ellos. Es de qué manera nos enseñamos a gestionar nuestro propio aprendizaje pero con esta situación nos damos cuenta que estamos en ceros", apuntó.

Otra deficiencia que ve la especialista en el regreso a clases a distancia, es que aunque muchos de los alumnos, principalmente de secundaria, utilizan computadoras y dispositivos móviles como una forma de entretenimiento, un gran porcentaje tiene dificultades para manejar herramientas digitales elementales para fortalecer el aprendizaje como los programas de Microsoft Office (Word, Excel y PowerPoint).

"Esto no se va a resolver en un día, debemos tenernos entre todos y todas más paciencia y tolerancia, que los niños, niñas y adolescentes aprendan a su ritmo, a su modo y pues las escuelas, los docentes que dan clases a distancia pues tienen que desarrollar más su creatividad, su inventiva porque ahorita no hay otra forma.

Yo lo único que espero es que este año también sirva para aprender otras cosas, a lo mejor no se va a aprender lo que se tiene que aprender de matemáticas, pero a lo mejor el niño y la niña aprenden a cuidar las plantitas, a cuidar la mascota, digo, habilidades sociales y humanas que también nos hacen mucha falta, todo mundo la estamos pasando mal pero los adultos tenemos la responsabilidad de mantener cierta cordura, estabilidad, paciencia y tolerancia a la frustración".

ESTUDIANTES, NO ESTARÁN SOLOS

A finales del pasado mes de julio, Claudio Escobedo, con doctorado en Pedagogía e integrante del Movimiento Magisterial de Coahuila, destacó la importancia de fomentar y potenciar ejercicios, actividades y contenidos que permitan a los estudiantes, razonar, pensar e inferir. Dijo que por ahora no es prioritario insistir en el trabajo mecánico repetitivo sino que se debe estimular la imaginación y la memoria de los niños y niñas además de la dramatización, la narración y las preguntas y respuestas colectivas.

El docente considera que se está viviendo una situación extraordinaria en todo el mundo por lo que el país se enfrenta a una pandemia agresiva y de fácil contagio que requiere de acciones preventivas serias y precisas para evitar que el virus siga expandiéndose, de ahí que surgió el programa federal "Aprende en Casa".

"Es cierto y eso nadie lo duda de que la educación interpersonal no puede ser sustituida, sin embargo, esto solo será una etapa transitoria de algunos meses, lo que se pretende es que el universo total de alumnos del país cuente con la posibilidad de acceder, aunque sea por medio de la televisión, a un marco de conocimientos que en este momento la escuela convencional no lo puede brindar", expresó.

El doctor reconoció que Aprende en Casa tiene limitaciones pero consideró que más grave sería exponer a los estudiantes a una movilidad que podría traer consecuencias desafortunadas de salud. "Es una situación no planeada, es una pandemia para la que nadie estaba preparado y por consecuencia los gobiernos del mundo tienen que implementar alternativas rápidas y de fácil concreción. Se cuestiona el método de la educación de transmitir el mensaje para que sea recibido pasivamente por el alumno, por supuesto que sí es cuestionable pero es mejor ante estas circunstancias de salud extremas, tener eso que no tener nada", agregó.

Dijo que no hay que olvidar que en México hay una alta incidencia de diabetes, hipertensión y obesidad y que en el magisterio no es la excepción por lo que exponer a los docentes a las clases presenciales traería un impacto negativo. "Que hay otras alternativas, nadie lo duda. Que los maestros pueden proponer y generar alternativas de educación, de eso no hay duda, nadie cuestiona eso, sin embargo, el tiempo apremia y es necesario tener respuestas y soluciones para todos. Si la televisión es la opción más oportuna y pertinente ante esta situación de confinamiento, es bienvenida".

Resaltó que aunque los estudiantes tomen las clases desde casa "no se van a quedar solos" ya que los docentes tendrán contacto permanente con ellos por los medios que haya al alcance, como grupos de WhatsApp, correo electrónico, llamadas telefónicas o material impreso. "Hay en su mayoría un magisterio comprometido que sin duda dará retroalimentación y acompañamiento a sus alumnos, no hay una educación convencional, pero habrá sin duda mecanismos para estar en comunicación con las niños y los niños sin poner en riesgo la salud de las personas".

NUTRICIÓN DURANTE EL CONFINAMIENTO

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México señala que en nuestro país, la obesidad y el sobrepeso afectan a 1 de cada 3 niños y niñas en edad escolar. Por ejemplo, y de acuerdo al Registro Nacional de Peso y Talla (RNPT) con datos de 2018, Coahuila estaba entre los 15 estados con mayor índice de obesidad en estudiantes de primaria. Esto al existir una prevalencia del 37.4% de sobrepeso y obesidad, equivalente a poco más de 100 mil menores.

Por ello y ante la pandemia, es necesario que los pequeños tengan una alimentación saludable en casa para disminuir el riesgo de contagio y complicaciones ocasionadas por COVID-19 y otras enfermedades. De igual manera, los niños requieren mantener las condiciones de salud y nutrición adecuadas para retomar las actividades educativas.

Algunos de los consejos de Unicef son cocinar y comer en familia para crear rutinas saludables; evitar la comida chatarra y los refrescos; fomentar el consumo de agua simple; comer frutas y verduras todos los días y evitar que niños y adolescentes pasen mucho tiempo frente a una pantalla. Es importante que papás y mamás hagan ejercicio con ellos y otras actividades creativas que les permitan mantenerse en movimiento.

A distancia

Educación desde casa.

*Este lunes 24 de agosto inicia el ciclo escolar 2020-2021 para las escuelas públicas de nivel básico con modelo de aprendizaje a distancia que se impartirá por televisión y emisiones de radio.

*De acuerdo a la Estrategia de Regreso a Clases de la SEP, durante las primeras tres semanas se desarrollará un curso remedial y de nivelación; serán temas de repaso del ciclo escolar anterior.

*A partir del 14 de septiembre, iniciarán las clases ya como parte del ciclo escolar 2020-2021. Se abordarán distintas temáticas que irán en congruencia con las lecciones tal y como aparecen en los libros de texto.

* Habrá docentes explicando mediante recursos audiovisuales o caracterizaciones, presentando modelos, ejemplos y planteando retos para reflexionar.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...