09 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Regionales

Puede más el arraigo que el riesgo: juez del ejido Petronilas de Matamoros

Una comunidad que estuvo a punto de ser evacuada por la reciente crecida del Río Aguanaval

MARY VÁZQUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
MATAMOROS, COAHUILA, viernes 31 de julio 2020, actualizada 9:40 am

Enlace copiado

"Puede más el arraigo que el riesgo, porque aquí esta nuestra vida, nuestro patrimonio" son las palabras de Jesús López Rosales, el juez del ejido Petronilas de Matamoros una de las comunidades que estuvieron a punto de ser evacuadas por la reciente creciente del Río Aguanaval.

Platica que los habitantes de las comunidades aledañas están prácticamente mentalizados a que cada vez que llueve intensamente, deben tomar los documentos importantes, empacar algo de ropa y las pertenencias con más valor para dejar las viviendas, ante el riesgo de inundación, pues solo se quedan algunos jefes de familia para vigilar la comunidad o para que junto con las autoridades de los tres niveles de Gobierno, trabajen en reforzar los bordos de tierra y evitar que inundaciones.

Recuerda vagamente que en 1970 hubo una gran creciente y el agua se metió a las casas, derrumbando algunas, entonces tenía tres años. Los siguientes años también en varias ocasiones se les avisaba sobre la posibilidad evacuarlos y afortunadamente no era necesario, pues las autoridades controlaban el caudal, pero en el 2013 otra vez el Agunaval registró una gran avenida, pues corrieron hasta 750 metros cúbicos por segundo y pese a los esfuerzos de autoridades y comuneros, no pudieron evitar los desbordes.

Cuenta que en esa ocasión el ejido, como otros cercanos quedaron incomunicados por cuatro días y como siempre se establece en su "protocolo de emergencia" solo algunos jefes de familia se quedaron para cuidar el rancho; mandaron a mujeres, jóvenes y niños a los albergues que instalaron el estado y municipio, en tanto que a ellos les llevaban víveres con el helicóptero.

Jesús comenta que desde la semana pasada los convocaron a una reunión para enterarles de que se esperaban hasta 300 metros cúbicos por segundo, pero solo llegaron 200 y aunque les avisaron teniendo casi el tiempo encima, pudieron trabajar para contener el agua; gracias a los esfuerzos en conjunto con los tres niveles de Gobierno, pues apoyados con maquinaria y las manos agentes de las Policías Estatales, Municipales, Guardia Nacional, Protección Civil, entre otras dependencias fue posible controlar al caudal.

"La inundación del 20013 fue una experiencia para que las autoridades voltearan a ver hacía nosotros y los obligó a tener que actuar antes de que llegara el agua y es lo que se ha estado haciendo en los siguientes años. Aunque ahora la reacción fue muy apresuradamente, pues si sabía que ya estaba lloviendo en Zacatecas se debieron levantar con tiempo los bordos, porque la tierra no está compactada para aguantar una subida del río, pero bueno al último si se pudo controlar el agua".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...