13 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Segundo brote de COVID-19 alcanza meseta en EUA; pocos lo festejan

La tendencia es impulsada por cuatro estados grandes y fuertemente afectados

EFE
NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS , jueves 30 de julio 2020, actualizada 1:45 pm

Enlace copiado

Mientras aumenta rápidamente la cifra de muertes de coronavirus en Estados Unidos, los expertos en salud pública vislumbran una buena noticia: parece que el segundo brote de casos ha alcanzado una meseta.

Pero los científicos, lejos de festejar, advierten que la tendencia es impulsada por cuatro estados grandes y fuertemente afectados —Arizona, California, Florida y Texas— y que 30 estados en total están registrando aumentos. El centro de gravedad aparentemente se desplaza del sur al medio oeste.

Algunos expertos se preguntan si la mejora en la cantidad de casos perdurará. Tampoco está claro cuándo empezarán a disminuir las muertes. Los decesos de COVID-19 no marchan al compás de la curva de contagios por la sencilla razón de que entre el contagio y la muerte pueden pasar semanas.

¿El futuro? “Creo que el pronóstico es muy difícil”, dijo el doctor Anthony Fauci, el infectólogo principal del gobierno.

De las más de 667,000 muertes en el mundo, la cifra más alta corresponde a Estados Unidos, con más de 150,000.

A lo largo de la semana pasada, el promedio diario de muertes en el país aumentó más de 25%, de 843 a 1,057. Florida confirmó 253 decesos el jueves, su tercer récord diario consecutivo. El número de enfermos en todo el país superó los 4.4 millones.

De acuerdo con una media móvil de siete días, los casos diarios de coronavirus en Estados Unidos bajaron de 67,317 el 22 de julio a 65,266 el 29 del mismo mes, una reducción de aproximadamente 3%, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

The Associated Press halló que la media móvil de casos nuevos hizo meseta durante dos semanas en California y decreció en Arizona, Florida y Texas.

El porcentaje de pruebas que dan positivo en todo el país bajó de 8.5% a 7.8% la semana pasada.

Algunos investigadores creen que la nivelación reciente se debe a que más gente acata el distanciamiento social y otras precauciones.

Pero el doctor Ali Khan, decano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Nebraska, dice que también podría deberse a la dinámica natural de un virus que los científicos aún no comprenden.

Sin muchas pruebas y otras medidas para controlar el virus, un tercer brote es posible —e incluso probable— dado que apenas el 10% de los estadounidenses ha sido infectado hasta ahora, según los expertos. Y el tercero bien puede ser más grave que los dos primeros.

“Esta enfermedad seguirá saltando de acá para allá en busca de combustible —individuos susceptibles— como cualquier incendio”, dijo Khan.

Fauci dijo que se siente “un poco reconfortado” por la meseta. Pero la estabilización en 60,000 es “todavía un nivel muy alto”. Dijo que le preocupan los porcentajes crecientes de pruebas positivas en estados como Ohio, Kentucky, Tennessee e Indiana.

“Es una señal de advertencia de que podría haber un rebrote”, dijo Fauci.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...