03 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Regionales

Descartan riesgo de inundaciones por el río Aguanaval

Cerca de las 13:00 horas de ayer, el volumen de agua del disminuyó de 200 a 99 m3/s

NORMA IBARRA / EL SIGLO DE TORREÓN
VIESCA, COAHUILA , jueves 30 de julio 2020, actualizada 1:52 pm

Enlace copiado

Ayer, los habitantes de los ejidos Nueva Reynosa, Buena Vista y Tierra y Libertad del municipio de Viesca, así como los poblados Petronilas y Francisco I. Madero, de Matamoros, que se encuentran próximos al cauce natural del río Aguanaval, pudieron tener una noche de descanso luego de que las autoridades descartaran inundaciones por el desborde del río.

Fue el pasado martes cuando las autoridades de Seguridad municipales, estatales y de Protección Civil alertaron ante la avenida del río, con un volumen que alcanzaría los 200 metros cúbicos. Desde la madrugada del miércoles comenzaron con las acciones para fortalecer los bordos de contención que se colocaron en los límites del ejido Nueva Reynosa y Buena Vista.

Al lugar arribaron autoridades de la Policía Civil del Estado, de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad Pública, así como agentes municipales de Matamoros y Viesca, quienes ayudaron a llenar costales con tierra y recorrer los límites del caudal del Aguanaval en busca de grietas por donde se fugaba el agua.

Asimismo, con maquinaria pesada colocaron tierra en los bordos, en un esfuerzo por salvaguardar la integridad de los habitantes.

El trabajo no solo fue terrestre, puesto que vía aérea el teniente Adelaido Flores, titular de la Secretaría de Seguridad Pública en La Laguna, acompañado del director operativo de Protección Civil en el Estado, Alonso Gómez, sobrevolaron el caudal del río en busca de posibles desbordes, con la finalidad de movilizar los cuerpos terrestres hasta los puntos críticos y comenzar con las labores para reparar las fugas.

HABILITAN ALBERGUES

Por su parte, las autoridades municipales enviaron camiones de pasajeros hasta las plazas principales de los ejidos ante una posible evacuación, además de habilitar albergues y una estrategia en materia de salud por el tema de las aglomeraciones y posibles contagios del COVID-19.

Los trabajos y la tensión se mantuvieron toda la mañana y parte de la tarde, hasta alrededor de las 13:00 horas que el volumen disminuyó de 200 a 99 metros cúbicos por segundo, con lo que se eliminó la posibilidad de un desborde y con ello el riesgo de inundaciones en las comunidades rurales próximas.

MANTIENEN PROTOCOLOS

Los protocolos que se implementaron desde el primer momento del riesgo continúan vigentes en un cien por ciento, en los que se incluyen los patrullajes por los alrededores de Matamoros y Viesca, la vigilancia de los límites del cauce natural del río Aguanaval y de los puentes que unen los municipios de Viesca y Matamoros, donde se concentra un importante número de ciudadanos que acuden a ver el fluir del río.

Finalmente, el subsecretario de Protección Civil de Coahuila, Francisco Martínez Ávalos, informó que los reportes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicaron un descenso en las lluvias y por ende el caudal que llega a los municipios laguneros será menor, descartando de esta manera que el volumen del agua vuelva a subir de manera considerable.





Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...