13 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Estilo de vida

¿Cómo curar una parrilla igual a un experto?

Ayuda a la eliminación de suciedad acumulada

EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO , sábado 25 de julio 2020, actualizada 10:17 am

Enlace copiado

En familia, con amigos, en fines de semana o en ocasiones especiales, las parrilladas son algo que se disfruta de principio a fin. Desde preparar los alimentos hasta servir los platillos y disfrutarlos, las recetas en parrilla les dan un toque especial a todas las comidas.

Pero ¿sabías que curar tu parrilla puede realzar los sabores de tus recetas? Y no solo eso, sino que de acuerdo con la empresa fabricante de parrillas Napoléon, curar la parrilla evitará que los alimentos se peguen, que las rejillas se oxiden, e incluso que se acumule la suciedad en el armazón.

En términos generales, este sencillo proceso que ayuda a la eliminación de suciedad acumulada, permite extender la vida de tu parrilla.

Necesitarás:

- 1 cepillo de alambre

- 1 trozo de grasa

- Carbón o leña

- 1/2 cebolla

Proceso:

1. Coloca el carbón o la leña en la parrilla y enciéndela. Una vez que esté encendido el carbón, baja la rejilla de tu parrilla para que ésta se caliente en el fuego.

2. Comienza a tallar la parte superior de la rejilla con el cepillo de alambre y en caso de que sea necesario también hazlo por debajo de la parrilla para limpiar residuos de asados pasados.

3. Unta el trozo de grasa en toda la rejilla de la parrilla y posteriormente pasa por las rejillas la mitad de la cebolla. Verás como quita todo lo que la grasa logró ablandar.

Y listo, según Asadores Monterrey, con este sencillo procedimiento, tus cortes no solo no se pegarán, sino que adquirirán un sabor delicioso gracias a la grasa y a la cebolla que previamente frotaste en la parrilla.

Por su lado, el chef Carlos Arriaga coincide en que la cebolla es elemental para curar una parrilla, y sugiere frotar el vegetal en las barras metálicas usando aceite y sal de grano.

Recomienda que al final de la preparación de los platillos, cuando la parrilla he dejado de usarse, se caliente nuevamente para limpiarla."Cuando la parrilla se ha calentado, le pasas una cebolla para limpiar los óxidos, y luego la tallas con una fibra protegiendo tus manos con unos guantes", comenta.

También puedes ocupar un desengrasante industrial, lo pones en la parrilla y la tallas, dice.

"Para que no se afecte el sabor de las próximas preparaciones que hagamos en la parrilla, es importante enjuagarla bien después de la limpieza", comenta el experto.

Para evitar que la parrilla se oxide, el chef recomienda dejarla que se seque bien después de enjuagarla, y frotarla con una toalla de papel con aceite, de modo que la parrilla quede lustrada y protegida de la oxidación.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...