10 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Bienestar

Dos medicinas retrasan 24% la progresión del cáncer

EFE - DAFNE CEPEDA
TORREÓN, COAH, domingo 19 de julio 2020, actualizada 10:15 am

Enlace copiado

El uso combinado de los medicamentos neratinib y capecitabina retrasa hasta en un 24% el tiempo de progresión del cáncer de mama HER2+, que tiende a crecer más rápido, frente a la combinación con lapatinib, según los resultados del ensayo NALA, en el que trabajan dos investigadoras del Hospital del Vall d’Hebron de Barcelona.

El cáncer de mama HER2+ se da en aproximadamente uno de cada seis casos y tiende a ser más agresivo que otros subtipos.

Una de las estrategias terapéuticas en las que trabajan es la inhibición del receptor de HER2 a nivel del dominio de la tirosina quinasa (conjunto de enzimas perteneciente al grupo de la proteína quinasas).

En los resultados del ensayo NALA en el Journal of Clinical Oncology, en un artículo cuya primera autora e investigadora principal es la doctora Cristina Saura, jefa de la unidad de cáncer de mama del Hospital del Vall d’Hebron y líder del grupo de cáncer de mama en el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y en el que también ha participado la doctora Mafalda Oliveira, oncóloga del mismo centro hospitalario.

En el ensayo en fase III multicéntrico se ha comparado neratinib con lapatinib -ambos inhibidores del receptor HER2 a nivel de la tirosina quinasa-, en combinación con capcitabina.

Estos resultados ya se habían avanzado el pasado año durante el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) y ya cuenta con la aprobación en Estados Unidos, por lo que se espera que este estudio suponga su luz verde en Europa.

En total han participado en el ensayo 621 pacientes a nivel mundial y se ha demostrado que el tratamiento combinado mejora significativamente el tiempo libre de progresión de enfermedad frente a la combinación con lapatinib. “Se ha visto que es posible reducir en un 24% el riesgo de progresión de la enfermedad en pacientes que ya habían sido tratadas previamente al menos con otros dos tratamientos anti-HER2”.

También se ha demostrado que es capaz de retrasar la necesidad del tratamiento por aparición de síntomas neurológicos derivados de las metástasis cerebrales de las pacientes, por la buena llegada del fármaco a nivel del sistema nervioso central.

“Se trata de una molécula muy pequeña, lo que ayuda a que atraviese la barrera hematoencefálica y llegue al cerebro. Esto hace que este tratamiento haga efecto sobre los síntomas de las metástasis cerebrales y retrase el tiempo de intervención sobre ellas”, ha indicado Saura.

La principal toxicidad de este tratamiento es la digestiva, especialmente la diarrea.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...