14 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Bienestar

Termografía infrarroja, el amor y las mentiras

EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 12 de julio 2020, actualizada 10:44 am

Enlace copiado

¿Cómo saber si alguien miente? El juicio humano es aleatorio, incluido el de policías expertos. Ni la conducta verbal (lo que alguien dice o cómo lo dice), ni la conducta no verbal (los gestos) delatan de manera definitiva al mentiroso.

El popular polígrafo sólo mide la activación fisiológica que se produce si alguien se pone nervioso y con frecuencia comete el error de Otelo, que creía que su mujer era culpable de infidelidad cuando sólo tenía miedo.

Hay que decir que Otelo no sabía si su mujer mentía, pero tampoco sabía si ella lo amaba. Porque ¿cómo saber si alguien nos ama? Decir “te quiero”, no es una prueba de amor, si la necesitas.

La termografía infrarroja permite despejar ambas dudas.

Es decir, saber quién nos miente y también quién nos ama. La técnica consiste en medir la radiación infrarroja reflejada por la piel humana, esto es, la temperatura de la piel.

Más en concreto, los cambios de temperatura en determinadas zonas de la cara ante pruebas cognitivas y emocionales.

Estos cambios reflejan nuestros estados mentales y sentimientos, o lo que es lo mismo, la interacción entre el sistema nervioso central y el sistema nervioso autónomo.

La termografía infrarroja puede crear un perfil psicológico a detalle. El método ofrece un 80% de exactitud y menos del 20% de falsas alarmas.

Además, la termografía ayuda a detectar ciertos rasgos básicos de la personalidad de un sujeto (si es extrovertido o introvertido, su nivel de empatia y si es o no neurótico), así como si sus decisiones (económicas por ejemplo) son “calientes” (impulsivas) o “frías” (calculadas). O si ante un dilema moral el sujeto actuará de modo egoísta o altruista.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...