10 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Bienestar

Mal humor y poca energía es culpa del azúcar

DAFNE CEPEDA
TORREÓN, COAH, domingo 05 de julio 2020, actualizada 10:06 am

Enlace copiado

El mal humor, cansancio y poco rendimiento está muy asociado al alto consumo de azúcar. Muchas veces se piensa que se lleva un régimen alimenticio saludable, donde lo importante es tener en cuenta la ingesta calórica total al día, la Organización Mundial de la Salud señala que lo ideal es al menos del 10 por ciento.

SEÑALES DEL ALTO CONSUMO DE AZÚCAR

Cuando un alimento le da al organismo una sensación de mucha energía que solo dura poco tiempo y el cuerpo vuelve al estado de cansancio en general, representa que está cargado de azúcar. Eso viene principalmente de la comida chatarra, cereales que no son de avena o fibra y con alta carga de colorantes, bebidas energéticas, pan dulce, mermelada que no es 100 por ciento de fruta, cuidado con el yogurt ‘sano’, ya que puede tener hasta 20 gramos de azúcar.

La piel también sufre el incremento de la glucosa y al detectarlo segrega insulina que se puede ver reflejado por medio de granitos, acné o hasta rosácea.

El azúcar tiene el efecto similar de una droga, por eso entre más comes más lo necesitas, generando una adicción. Por ello debe revisarse qué tipo de snacks se consumen, sobre todo las barritas pues algunas ‘saludables’ vienen con alta carga de azúcar con el objetivo de crear la dependencia.

Otra señal muy clara se manifiesta con los dolores de cabeza repentinos, algunos fuertes al punto de la migraña.

El efecto dominó de la carga de glucosa en el organismo altera el ph de la boca y las bacterias se reproducen más rápido, aunque se tengan una buena higiene, el poder del azúcar se mueve ágilmente para que salgan las dolorosas caries.

Si en algún momento del día se tiene la sensación de ‘lentitud mental’, sobre todo luego del desayuno es otro signo evidente de la carga alta en azúcar.

ENFERMEDADES ASOCIADAS

Se debe poner atención si se tienen infecciones vaginales o desequilibrios hormonales como el síndrome de ovario poliquístico.

Lo mismo si son recurrentes los resfriados, ya que las células blancas de la sangre pierden movilidad al llevar mucha glucosa.

En un grado extremo hasta la lengua podría perder sensibilidad, ya que se acostumbrará tanto al sabor y ya no los distinguirá con claridad. ¿Qué tanta azúcar ‘mala’ ingieres?

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...