03 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

Senderismo: aventura y paisaje local en la Cueva de Las Iglesias

Ubicada en la carretera hacia León Guzmán, Durango

DEBORAH RESÉNDIZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, lunes 22 de junio 2020, actualizada 8:45 am

Enlace copiado

Una de las actividades que sin duda ha tomado popularidad desde el inicio de la pandemia del COVID-19 es el senderismo, un deporte que te permite activarte físicamente y disfrutar de bellos paisajes en zonas montañosas.

En nuestra región existen varios lugares que se han convertido en los favoritos de los locales como el Helipuerto en el Cerro de las Noas o las Antenas de Vizcaya sobre la carretera a Matamoros, pero hay un punto hacia Durango que parece haberse 'descubierto' hace poco.

Se trata de la Cueva de Las Iglesias, ubicada en la carretera hacia León Guzmán, Durango.

Para llegar hasta este punto se debe seguir las indicaciones de Google Maps. La cueva se encuentra aproximadamente a 35 minutos saliendo de Lerdo, Durango sobre la carretera hacia Río Grande, desviándose poco antes de llegar a la caseta de León Guzmán.

Algunos 'turistas' que han ido hasta el Cerro de las Cuevas aseguran que es similar a un sombrero, por lo que es sencillo identificarlo al llegar al camino.

La caminata recorre aproximadamente 3 kilómetros hacia dentro, hasta llegar al punto más difícil en el cual se debe tener extrema precaución, pues para llegar hasta la cueva se debe recorrer un pequeño tramo vertical escalando entre áreas rocosas y tierra 'suelta'.

Al llegar hasta la famosa gran cueva se disfruta de una espectacular vista, misma que te hace 'escapar' de la realidad y te transporta a un lugar totalmente diferente.

Aunque hay quienes solo suben y están poco tiempo en ella, hay quienes se equipan y suben todo lo necesario para disfrutar de un desayuno o un snack en las alturas, lo cual es ideal, pues la experiencia se vuelve aún más inolvidable.

Para quienes tengan en sus planes visitar el asombroso lugar, se recomienda ir con vestimenta cómoda y gruesa para no sufrir rozaduras o lesiones con las piedras, además de portar una cantidad considerable de agua, pues el calor de la temporada hace el recorrido más complicado.

Se dice que los ejidatarios de la zona descubrieron el lugar gracias a que escalaban hasta la cima para conseguir el excremento de los murciélagos que viven en la cueva ya que lo utilizan como fertilizante.

También, se comenzó a dar a conocer por parte de los grupos de scouts de la región, quienes lo visitan constantemente en sus excursiones.

El senderismo en la Cueva de las Iglesias asegura increíbles postales para el recuerdo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...