11 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Misterioso Junior, un papá muy rudo

El gladiador lagunero disfruta a su familia

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI/EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAHUILA, domingo 21 de junio 2020, actualizada 9:38 am

Enlace copiado

- "¡Ay apá, cómo te quiere mi amá!" es el grito de guerra del Misterioso Junior, quien debajo de la máscara de luchador, esconde el rostro de un papá amoroso y rígido, que ha sufrido un duro golpe, pero que anhela dejar un buen ejemplo para sus hijos y nietos, quienes lo festejarán en este Día del Padre.

El gladiador con 27 años de trayectoria profesional, es un rudo "de polendas" arriba del ring, pero en casa, ha sido un papá responsable, empeñado en dar un buen ejemplo a sus hijos, quienes le han dado la sorpresa de que desean convertirse en luchadores profesionales y uno de ellos ya debutó. "El Rey del Yogur" ha sabido combinar su faceta de luchador y las exigencias que ello implica, con el rol de papá, venciendo el reto que representa el viajar durante largas semanas para luchar alrededor del país, aunque con la pandemia del COVID-19, ha pasado una larga temporada en casa, una especie de "vacaciones obligadas", según comenta entre risas.

PAPÁ Y ABUELO

"Soy papá de cuatro hijos, mi hija la mayor se llama Sarahí y ahorita tendría 26 años, después están Misterio Negro, de 23 años y Misterio Blanco de 22, además de mi bebé, Sofía, que tiene 20 años. Tengo dos nietos - hijos, o más hijos que nietos, Mateo de 7 años y Moisés, que apenas tiene un año, describe orgulloso el Misterioso Junior. "es una satisfacción ser padre, abuelo y una obligación dejarles buenos principios para que sean hombres y mujeres de bien", complementó el gladiador alumno de Doctor Wagner papá.

La lucha libre es la profesión que eligió el joven lagunero que se crió en la colonia Nogales, carrera que le ha permitido conocer todo el país e incluso viajar a otros continentes, pero también le ha exigido sacrificios, sobre todo en el plano familiar: "esta profesión es muy hermosa, viajas mucho, conoces muchos lugares, pero lo malo que descuidas mucho a la familia y cuando volteas, te das cuenta que ya no son unos niños y es triste perderte cumpleaños fiestas con ellos", relató quien recibió un duro golpe al perder a su hija mayor, un proceso de duelo que aún duele mucho en el corazón del gladiador, quien afirma que "Jesucristo es el que me está levantando".

SIGUEN SUS PASOS

Fue para Misterioso una sorpresa el enterarse de que sus hijos quieren seguir sus pasos en el pancracio, pues se dio cuenta cuando ya los muchachos estaban entrenando: "fíjate que no me di cuenta, solamente que un día en que regresé de una gira, vi unas rodilleras en la sala de la casa y le pregunté a mi hijo mayor de quién eran, me respondió que de él, ya estaba entrenando con el profesor Araña del Futuro y me dijo que quería ser luchador. Yo solamente me reí, pero a la segunda vez que regresé a casa, ya mi otro hijo y mi hija menor estaban entrenando, así que hablé con ellos, les dije que les daba mi apoyo, pero que no quiero que sean del montón, así que los quiero al cien por ciento. Ellos entendieron bien y se esfuerzan, los tres fueron luchadores de olimpiada nacional en estilo grecorromano y uno de ellos fue medallista, así que van bien", señaló.

Cuando tiene oportunidad, Misterioso Junior acompaña a sus vástagos e incluso a su nieto mayor, a los entrenamientos, exigiéndoles esfuerzo constante, sabiendo que ese camino lo llevó a ser un gladiador exitoso: "siento mucha emoción, pero también me desespero porque yo soy muy exigente en mi trabajo y me desespero cuando no lo hacen como yo quiero, pero también entiendo que todos los luchadores empezamos así", describió.

FESTEJO EN CASA

En este Día del Padre que será diferente, debido a la situación sanitaria, Misterioso Junior aprovechará la oportunidad de estar con su familia para celebrar, tomando él mismo el mandil para cocinar especialmente para su familia, que es lo más importante de su vida y su mayor compromiso: "primeramente voy a ir a la iglesia, a darle gracias a Dios por mi familia y mi trabajo, ya después sí les voy hacer una rica carne asada y unos camarones al mojo de ajo, ¡ay amá! Lo mejor de ser padre, es solo el saber que mi Dios me prestó a estos hijos para dejarles un buen ejemplo y hacerlos hombres y mujeres de bien, además de triunfadores como lo son".

"El Rey del Yogur" dejó su mensaje en el Día del Padre, para el autor de sus días y para todos los laguneros que tienen la dicha y la responsabilidad de guiar a sus hijos: "para mi papá, que se llama José Luis, el famoso "Maike de las Alamedas", solamente decirle que gracias por todo, que lo amo y que Dios me lo siga bendiciendo. Para todos los papás, que Dios los bendiga y que en vida abracen y besen a sus hijos, no importa que edad tengan, ¡sobres!"

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...