05 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Regresar a la oficina. Que no le dé pena

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 15 de junio 2020, actualizada 7:59 am


Enlace copiado

El retorno al lugar de trabajo en la nueva normalidad ofrece una oportunidad única a los líderes varones para dar prioridad a la equidad de género, especialmente cuando se trata de los compromisos de trabajo y familia.

Tradicionalmente las mujeres que laboran fuera de casa han tenido que desarrollar en el hogar más trabajo no pagado y requieren tomar tiempo libre en la oficina para el cuidado de los hijos. Aunque algunas empresas ofrecen tiempo libre y opciones de horarios flexibles de trabajo para las mujeres madres de familia, lo anterior refuerza la percepción de los hombres acerca de que las mujeres son menos comprometidas en el trabajo de la oficina y que interrumpen mucho sus labores por atender a los hijos. Esta misma percepción provoca que en las empresas que existen estos mismos beneficios para los hombres, se estigmaticen y por ello pocos hombres los aprovechan.

El cierre de emergencia en los negocios ofrece una oportunidad única para tener un progreso mayor en lo que respecta a equidad de género, modificando las políticas y prácticas en esto que será un nuevo capitulo en la historia del trabajo. Un capitulo diseñado para hombres y mujeres, sobre todo, tomando en cuenta los compromisos familiares que entran en juego.

Investigaciones sobre parejas en las que ambos toman horarios flexibles e interrupciones de trabajo para el cuidado de los hijos, demuestran que estos padres de familia están más dispuestos para mantener un balance igualitario en las responsabilidades del hogar y de los hijos en el largo plazo.

Una investigación más reciente durante esta pandemia sugiere que trabajando desde casa y además haciendo malabares con el cuidado de los hijos, ayudándolos en sus clases virtuales y otros quehaceres de la casa, las mujeres están expuestas a mucho estrés en su vida profesional y personal. Una de cada cuatro mujeres dice que experimenta severa ansiedad y más de la mitad de las mujeres en el estudio revelaron fuertes jaquecas y dificultades para conciliar el sueño. Muchas más mujeres que hombres, trabajando de tiempo completo en su casa y atendiendo a los hijos, reconocen que tienen mas trabajo del que pueden realizar.

Aunque la mayoría de los hombres no están contribuyendo igual que las mujeres en el quehacer de la casa, el cuidado y las clases virtuales de sus hijos, hoy tienen una impresión de primera mano acerca de los retos en el balance del trabajo pagado y el de sin paga que realizan las mujeres. Los padres y madres de familia describen su trabajo desde casa en la cuarentena como “extremadamente difícil”, y el 38% de los hombres encuestados están muy convencidos que deberían hacer mas trabajo sin paga en el hogar.

Cerca del 80% de las parejas en las que ambos trabajan fuera del hogar usaban, antes de la crisis, alguna forma de cuidado pagado de los hijos, durante la cuarentena, más del 60% de las mujeres que trabajan reportan estar cuidando a los hijos ellas mismas. En esta pandemia, los hombres que trabajan desde casa están aprendiendo lo que significa ser un socio igualitario con su pareja en términos de dividir equitativamente el trabajo en el hogar.

El 71% de los directores de informática opinan que la nueva apreciación por el trabajo remoto será muy significativa en la nueva realidad, al 27% de los padres les gustaría un trabajo más flexible y reconocen que el trabajo desde casa dará mas oportunidades a las mujeres, especialmente a las que tienen hijos a su cuidado. Se deberá considerar seriamente el combinar el trabajo en la oficina con el trabajo desde casa, trabajando algunos días en la oficina y otros en casa.

Algunas empresas están considerando dar también a los varones la posibilidad de ausentarse del trabajo para atender a los hijos enfermos o llevarlos al doctor si las esposas también trabajan fuera del hogar.

Y si usted es un varón y tiene que ausentarse del trabajo para atender responsabilidades familiares, no lo haga de forma silenciosa, sin decirle a nadie, haga que irse del trabajo para cumplir obligaciones familiares sea considerado normal, incluso entre las mujeres que trabajan en su oficina. Usted puede hacer lo mismo si trabaja desde casa, diga en la plataforma de comunicación que usted se desconectará para atender a los niños, llevarlos al doctor o ayudarlos con su maestro en Zoom.

Hable con sus colegas acerca de su familia. Durante la pandemia todos hemos aprendido que no solamente es bueno hablar acerca de la familia y los retos en casa, es realmente poderoso y significativo para construir relaciones de equipo y conexiones emocionales con los demás. ¡Que no le dé pena!

Fuente: Dr. David Smith, United States Naval War College. How men Can Be Better Allies for Woman in the Workplace -Cómo pueden los hombres ser mejores aliados para las mujeres en el trabajo-. Juan Manuel González C. Celular: 871 221 4557

www.degerencia.com/jmgc

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...