02 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

'Lo único que cambiamos fue el lugar de trabajo'

Nancy procura extremar medidas sanitarias en su regreso al trabajo presencial

GUADALUPE MIRANDA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 02 de junio 2020, actualizada 8:30 am

Enlace copiado

Después de experimentar el trabajo en casa durante seis semanas debido a la pandemia de COVID-19, Nancy Adame regresó a su lugar de trabajo bajo una nueva "normalidad", la cual acepta y respeta tanto dentro como fuera de su trabajo.

Nancy es arquitecta y trabaja para una empresa dedicada a la construcción, la cual le informó que trabajaría desde casa a fin de evitar contagios dentro de la planta.

Cuando esto sucedió, en ese momento pensó que la situación era crítica. "Antes de eso la veía con bastante miedo, pero se me fue pasando conforme las semanas transcurrieron", relató.

Cuenta que durante el llamado home office, las jornadas de trabajo eran las mismas que estando en su oficina, "incluso hasta más largas", dice.

"No he parado mis labores, lo único que cambiamos fue el lugar de trabajo, porque trabajamos con plataformas, entonces es fácil de trabajar desde casa. Era el mismo horario, incluso a veces más".

Narra que durante sus horas de trabajo, si bien no vestía el uniforme ni pijama, portaba ropa casual y presentable, sobre todo porque de manera regular tenía reuniones de manera virtual con sus jefes.

NUEVA DINÁMICA

Para su regreso bajo una dinámica de nueva "normalidad", se dividió al personal en tres grupos. El primero sería a las personas que no contaban con ninguna enfermedad ni personas a su cargo; el segundo lo conforman los trabajadores que están a cargo de personas consideradas como vulnerables; y el tercer grupo son los trabajadores vulnerables.

Debido a que Nancy forma parte del grupo 1, su regreso se dio ayer.

"La nueva normalidad es la misma jornada de trabajo, al menos para mí es la misma jornada de trabajo. Algunos que están en otras condiciones trabajan medio turno y otras siguen trabajando desde casa", explica la arquitecta.

Como parte de esa normalidad, dice que al llegar al trabajo, se lleva a cabo lo siguiente: se toma la temperatura a cada trabajador que ingresa al inmueble, pasan por un limpiador que sanitiza la suela de los zapatos y cada fin de semana se realizará una limpieza exhaustiva del lugar.

Además, debido a que de la planta laboral solamente regresó cerca del 50 por ciento, esto permitió que las estaciones respetaran la llamada sana distancia de entre 1.5 metros a 2 metros. En cada una de estas estaciones, el trabajador cuenta con gel antibacterial, así como toallas sanitizantes.

La arquitecta se dice tranquila con estas medidas y aunque no desconfía del resto de sus compañeros, procura extremar precauciones al llegar a casa en su tiempo de comida, debido a que vive con su madre, quien es una persona mayor.

Dice que lo que en verdad le preocupa es que en la calle pareciera todo normal, es decir, que no existe una pandemia, que no hay riesgo de andar en la calle. "lo que sí me sorprendió es que hubiera muchísimos carros en el tráfico de hoy. En realidad, la ciudad parece como normal, como si estuviéramos en una jornada normal. Yo no esperaba que hubiera tantas personas en la calle, tantos coches y tanta gente transitando como si nada pasara", comenta preocupada.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...