Asesor de Johnson se defiende ante acusaciones de romper el confinamiento, El Siglo de Torreón
04 de diciembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Asesor de Johnson se defiende ante acusaciones de romper el confinamiento

Realizó un viaje para cuidar a su hijo y esposa

NOTIMEX
LONDRES, REINO UNIDO, lunes 25 de mayo 2020, actualizada 12:48 pm

Enlace copiado

Dominic Cummings, asesor del primer ministro Boris Johnson, dio hoy una conferencia de prensa en la que explicó por qué salió de la capital del país, donde trabaja, para cuidar a su hijo y a su esposa, quien tenía signos de ser positiva a COVID-19.

Cummings fue señalado por la prensa y el parlamento por incumplir con los reglamentos estipulados en el país por la pandemia, pues manejó hasta la comunidad de Durham, aproximadamente 400 kilómetros al norte de la capital, para aislarse.

Este lunes aclaró que al ver a su esposa enferma y no poder cuidar a su hijo de cuatro años por el trabajo, decidió viajar a la casa de sus padres, que se encuentra en un amplio terreno, el cual cuenta con una casa en la que ellos estuvieron, otra para su hermana y otra para sus padres, con quienes no tuvo contacto, aclaró.

De acuerdo con su testimonio él decidió viajar a finales del mes de marzo y dejar ahí a su esposa y su hijo, como una circunstancia extraordinaria, la cual asegura que estipula el gobierno que es viable con hijos pequeños.

Cummings aseguró que no consultó esta decisión con el primer ministro, quien se encontraba recuperándose de COVID-19, ni con el resto de los ministros, que atendían la pandemia.

Cuando su esposa le dijo que se encontraba muy mal decidió que la mejor decisión podría ser viajar y volver a su trabajo, pero una vez allá él también presentó signos. Ni él ni su esposa acudieron a un hospital a hacerse pruebas, pues en ese momento sólo se hacían a quienes necesitaran ingresar a un centro médico.

Poco después su hijo enfermó, lo llevaron al hospital, al pasar la noche el pequeño se sintió mejor y regresó a la casa de sus padres. En el tiempo que estuvo en el terreno caminó un poco por él.

Cummings, al sentirse mejor, habló con su esposa de la posibilidad de regresar solo y manejaron juntos para verificar sus habilidades de manejo por media hora, cerca del poblado de Bernand Castle, ahí caminaron un poco por la orilla de un río donde acordaron volver a Londres.

El 20 de abril regresó a la capital. Ni él ni su esposa ni su hijo se sentían mal, ni se acercaron a otras personas para evitar poner en riesgo a otras personas.

La prensa ha cuestionado si este viaje fue la mejor decisión, pues rompió las reglas de salir de su comunidad y quedarse en casa, aunque el asesor del primer ministro se ha defendido asegurando que tiene derecho de cuidar a su hijo.

La oposición ha solicitado su renuncia, aunque Cummings asegura que no ha hecho nada negativo en contra de la sociedad ni ha puesto en riesgo a ninguna persona.

El primer ministro defendió la tarde del domingo a su asesor, apuntó que hay algunas mentiras entre los dichos de los reporteros y Cummings aseguró que sólo hizo un viaje de ida y otro de regreso, sin tener que hacer un segundo, del que lo señalan, que podría comprobar con la ubicación de su celular.

La prensa británica ha cuestionado sobre la posible necesidad de una petición de perdón o si ha considerado la renuncia, pero con una voz temblorosa ha asegurado que no renunciará y afirmó que hizo lo mejor para su familia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...