12 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Aumenta desempleo en la Zona Metropolitana de La Laguna

Debido a la pandemia, 5,094 personas perdieron su fuente de trabajo

MARY VÁZQUEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
COMARCA LAGUNERA, domingo 24 de mayo 2020, actualizada 8:51 am

Enlace copiado

Durante el segundo bimestre del año se perdieron más de 5 mil empleos formales en la Zona Metropolitana de La Laguna (ZML). A nivel estatal Durango y Coahuila suman 27 mil 740 fuentes de empleo menos, con el inicio de la pandemia del COVID-19 que paralizó la actividad económica.

Las cifras están basadas en las estadísticas publicadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mismas que fueron analizadas por el Consejo Cívico de las Instituciones (CCI).

Durante enero, en la Zona Metro se registraba una derechohabiencia en el IMSS de 304 mil 665 trabajadores, en febrero se dieron de alta a 2,974 y en marzo a 24 trabajadores más. En abril fue cuando se dieron de baja a 5,094 empleados, pues las empresas no pudieron sostener el impacto negativo por la contingencia sanitaria.

De manera general, en el mes de enero en Coahuila se tenía un registro de 779 mil 087 fuentes de trabajo y durante el segundo bimestre del año en total se perdieron 22 mil 787 espacios; de los cuales 5,548 ocurrieron en marzo y 17 mil 243 en abril.

En Durango, al inicio del año había 243 mil 244 trabajadores dados de alta en el IMSS, en febrero eran 245 mil 574 para luego registrar una caída de 748 empleos en marzo y 4,205 puestos en abril, para un total de 4,953.

En la primera entidad los municipios que ocupan los primeros cinco lugares en la pérdida de empleos formales son: Saltillo con 5,837, Torreón, 3,992, Ramos Arizpe con 1,935, Sabinas 1,430 y Monclova 1,259. El municipio de Viesca se coloca en el lugar 10 con 176, San Pedro en el 11 con 150 empleos menos, Matamoros en el 12 con 143 y Francisco I. Madero se posiciona en el lugar 21 con 24 plazas laborales menos.

En Durango las cinco primeras posiciones con mayor tasa de desempleo son la capital, que desde que empezó la pandemia se dieron de baja a 2,272 empleados, Gómez Palacio con 799, Pueblo Nuevo con 237, Cuencamé y 185, Lerdo 160, aunque hay que mencionar que también Tlahualilo registra una cifra alta de desempleo con 86, colocándolo en el lugar 8.

INDUSTRIA AFECTADA

La generación de empleos formales en ambas entidades está sostenida en nueve actividades económicas, pero las más golpeadas son: la Industria de la Transformación, que en el caso de Coahuila en marzo tenía 366 mil 225 puestos laborales y 359 mil 333 en abril, por lo tanto se perdieron 6,892 fuentes de empleo; Construcción, que tenía 52 mil 895 trabajos contra 48 mil 530, una pérdida de 4,365 empleos; Servicios para el hogar y personal del hogar con 97 mil 903 contra 94 mil 122 y la diferencia negativa fue de 3,781; luego el Comercio con 120 mil 017 contra 118 mil 348, con una baja de 1,669 trabajos; Transportes y Comunicaciones con 36 mil 047 empleos en marzo, 34 mil 817 en abril y la diferencia fue de 1,230; y por último la actividad que registró un saldo negativo fue la Industria Extractiva que en el primer mes eran 13 mil 333 y en el segundo 13 mil 125, con una caída de 208 puestos laborales.

En contraparte, las actividades que sí contrataron personal fueron: la Agropecuaria, que en marzo tenía 21 mil 920 trabajadores y en abril aumentó a 22 mil 364 y la diferencia fue de 444 plazas; Servicios Sociales y Comunales con 60 mil 758 contra 61 mil 110, con una diferencia positiva de 352; y la Industria Eléctrica y de Suministro de agua cerró con 6,073 empleos en marzo y 6,179 en abril. La diferencia fue de 106 empleos.

La situación es parecida en Durango pues la Industria de la Construcción fue la que más golpeada resultó, con una pérdida de 1,469 puestos de trabajo, pues en marzo se mantenía con 18 mil 196 y en abril con 16 mil 727; la industria de la Transformación registró 1,429 menos, pues en el primer mes se contabilizaban 83 mil 158 y el segundo 81 mil 729; el tercer lugar en pérdida de empleos fue Servicios para empresas, personas y el hogar con 1,158, pues tenía 32 mil 875 contra 31,717; en Transportes y Comunicaciones el saldo negativo fue de 234 con 15 mil 994 en marzo y 15 mil 760 en abril; luego el Comercio con 89 bajas pues tenía 42 mil 642 y 42 mil 553, respectivamente; en la Industria Eléctrica y de suministro de agua se desempleo a 9 personas pues era 3,245 y 3,236.

En tanto que las actividades que no tuvieron recorte fueron la Agropecuaria pues en marzo registró 15 mil 711 empleos y en abril 15 mil 795, es decir, contrataron a 84 personas; Servicios sociales y comunales registró 22 mil 127 contra 22 mil 222, sumando 95 nuevos empleos; e Industrias extractivas con 4 empleos, pues tenía 10 mil 878 contra 10 mil 882.

Si desglosamos únicamente la cifras en la Zona Metropolitana de La Laguna, los números del desempleo se encuentran de la siguiente manera: Industrias de la transformación perdió 1,837 espacios laborales pues había 23 mil 605 empleados en marzo y 22 mil 564 en abril; le sigue Servicios para empresas y el hogar con 1,356 trabajadores menos, pues había 47 mil 279 y 45 mil 923 en esos dos meses; la Construcción que tenía 23 mil 605 en y luego 22 mil 564, con una baja de 1,041; Comercio con 59 mil 285 y posteriormente 58 mil 257, registró un saldo negativo de 1,028 trabajadores; las Industrias extractivas con 5,002 y 4,918, con 84 personas menos; Transportes y comunicaciones con 17 mil 513 y 17 mil 434, para un total de 79 puestos menos; Industria eléctrica y de suministro de agua con 3,641 y 3,625, un total de 16 trabajadores menos.

En contraparte, el ramo agropecuario de La Laguna registró una contratación de 235 personas pues pasó de 20 mil 669 a 20 mil 904, al igual que la Industria de servicios sociales y comunales que pasó de 27 mil 315 a 27 mil 427, con una diferencia de 112.

DESEMPLEADOS, LOS QUE MENOS GANAN

Un dato importante que detectó el análisis que hace el Consejo Cívico de la Instituciones en La Laguna es que las estadísticas arrojan que los trabajadores que perdieron su empleo fueron aquellos que ganan hasta dos Salarios Mínimos (SM), es decir, que perciben menos de 7,380 pesos mensuales y en marzo fueron 187 mil 239 desempleados, que corresponde a un 60.5%; en abril 183 mil 019 que corresponde al 60.9 %.

Las personas que ganan 7,380 a 11 mil 070 pesos (2 a 3 SM) fueron 49 mil 659 en el primer mes, que representa un 16.2 % y 49 mil 083 en el segundo mes, que equivale al 16.3 %. El resto de los desempleados, cuyos sueldos van de 4 hasta 8 Salarios Mínimos, es decir, que perciben entre 14 mil 760 y 29 mil 520 pesos mensuales, los índices del desempleo están entre el 7 y el 1.3%.

Otro punto importante es que es que en la ZML hay desempleo y salarios bajos, de acuerdo al comparativo del 2019 y 2020, pues el año pasado en el primer trimestre (enero a marzo) se tenía una ocupación de 25 mil 307 trabajadores, que representa un incremento del 4.8 por ciento, con 26 mil 662 puestos, pero en el último trimestre la generación del empleo cayó un 3.9 por ciento y se cerró con 21 mil 274. Al inicio del presente año hubo una mejora, ya que durante los tres primeros meses se dieron de alta a 26 mil 058 trabajadores en el IMSS, que representa una mejora del 4.8 por ciento.

El factor negativo es que los salarios no incrementan pese a las largas jornadas laborales. En el primer trimestre del 2019 había 237 mil 758 mil trabajadores que ganaban entre 3,690 y 7,380 pesos mensuales, que representan un 46.7% de los trabajadores registrados; en el segundo trimestre pasó a 259 mil 308 con esas percepciones, es decir el 49.4%; luego la cifra bajó un poco a un 48%, que representa 253 mil 279 trabajadores con sueldo bajo, pero al cierre del año la cifra subió al 51.6%, es decir, 269 mil 525 empleados. En 2020 los primeros tres meses, la cifra pasó al 58.8% que suma 300 mil 614 de personas que ganan poco.

Solo en la Zona Metropolitana de la Laguna son 78 mil 644 personas que trabajan largas jornadas a la semana a cambio de un salario muy bajo, incluso muchos de ellos en condiciones críticas, por lo que en esas circunstancias se pudo conocer que hay un índice muy importante de subcupación, ya que 45 mil 553 laguneros tienen la necesidad de encontrar un trabajo adicional al que tienen para poder sostener a sus familias.

Por ejemplo, los primeros tres meses del 2019 eran 40, 182, un 7.9 de trabajadores subocupados y el "pico" se registró en el tercer trimestre, pues pasó a 64 a 125, un 12.1 por ciento. Sin embargo en los primeros tres meses del 2020 la cifra de subempleo bajó a 45 mil 553, que representa un 8.9 por ciento de la población económicamente activa.

URGENTE EL RESCATE

Luis Alfredo Medina, coordinador de Investigación del CCI, consideró que si no se toman las medidas necesarias en el corto plazo, en los siguientes meses se complicará la situación, continuarán presentándose los número rojos; es decir, si no hay apoyos de los Gobierno estatales y municipales, pero sobre todo de la Federación, se pueden llegar a duplicar o triplicar las cifras del desempleo.

Destacó que las estadísticas de las mismas dependencias federales demuestran que en marzo muchos empresarios amortiguaron la caída de los ingresos, pues a pesar de que cerraron muchos negocios, hubo compañías que resistieron en abril, pero no seguirán así si no se hace un plan emergente de rescate.

Refiere que para levantar la economía no solo es apremiante la aplicación de estímulos fiscales, también debe haber "inyección" de recursos, pero a decir de los empresarios hay mucho que desear por parte del Gobierno federal.

Dice que se reconoce que la Federación esté dando créditos financieros a las microempresas, pero insiste en que no son suficientes, pues por ejemplo la Industria de la Construcción, una de las más golpeadas, necesita de una estrategia de gasto público fuerte, con generación de obra que permita "echar a andar la maquinaria" para resurgir.

Aunque menciona que la realidad es que desde el inicio de la actual administración está contenida la obra pública en el norte del país, ya que el gasto está orientado a los programas sociales. La generación de infraestructura está dirigida hacia el sur del país, pese que los empresarios del norteños han levantado la mano para que se voltee a ver hacia acá.

En lo que se refiere a la Industria de la Transformación, el coordinador de Investigación del CCI consideró que se necesitan más los incentivos fiscales, ya que esas empresas tienen grandes nóminas, aunque es importante dejar en claro que no precisamente con esos incentivos consistan en que les perdonen los impuestos, sino que se otorguen prórrogas de pago y que se congelen los intereses o las penalizaciones, por los atrasos que presenten en las aportaciones del Seguro Social, el Impuesto Sobre la Renta (ISR), entre otras cargas fiscales.

"No se trata de dejarlos de pagar, porque sabemos que con el pago de esos impuestos se sostiene el gasto en salud, educación, seguridad, entre otros, pero sí darles la oportunidad de pagar de forma diferida, como lo han hechos en otros países del mundo", declaró.

Luis Alfredo Medina agrega que las estadísticas demuestran una situación alarmante, pues los despidos son de los trabajadores que menos ganan y se atribuye a que a las empresas le apuestan a mantener al personal que ya está capacitado, que tiene más antigüedad, puesto que despedirlo representaría una liquidación más fuerte, por lo tanto un gasto mayor.

En ese sentido, dice la población "asalariada" es orillada recurrir a la venta o empeño de su patrimonio o en el mejor de los casos aprender a cuidar el gasto y organizarse en sus finanzas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...