02 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Impondrá Reino Unido cuarentena a los viajeros a partir del 8 de junio

Para tratar de evitar nuevos brotes de coronavirus

EFE
LONDRES, REINO UNIDO, viernes 22 de mayo 2020, actualizada 12:43 pm

Enlace copiado

El Gobierno británico anunció hoy que impondrá una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al país a partir del 8 de junio para tratar de evitar nuevos brotes de coronavirus procedentes del extranjero.

La ministra del Interior, Priti Patel, indicó en una rueda de prensa que saltarse la cuarentena estará castigado con 1,000 libras en Inglaterra (1,120 euros), mientras Escocia, Gales e Irlanda del Norte --el resto del Reino Unido-- establecerán sus propias sanciones y la policía hará controles domiciliarios aleatorios para comprobar que se cumpla.

Estarán exentos de la medida los viajeros que lleguen desde la República de Irlanda y algunos trabajadores, como sanitarios, transportistas y temporeros contratados para la agricultura.

El Gobierno revisará su estrategia cada tres semanas y contempla la posibilidad de acordar "puentes aéreos" con países que tengan "bajos niveles de transmisión".

Los detalles del plan se conocieron en una jornada en la que el Reino Unido alcanzó 36,393 muertes por COVID-19, tras sumar 351 fallecidos, y detectó 3,287 nuevos contagios, un repunte frente a los 2,615 casos del día anterior. El país continúa siendo el más castigado en Europa por la pandemia.

Pese a las dudas que han expresado algunos científicos y decenas de municipios ingleses, el primer ministro británico, Boris Johnson, mantiene sus planes de comenzar a reabrir las escuelas en Inglaterra a partir del próximo 1 de junio.

FORMULARIO DE ENTRADA AL PAÍS

Todas las personas que lleguen al Reino Unido en avión, tren o barco a partir del 8 de junio deberán rellenar un formulario con sus datos personales, sus planes de viaje, e informar a la policía aduanera de la dirección donde tienen previsto aislarse.

Hoteles, así como casas de amigos y familiares, serán lugares aceptados para la cuarentena, pero si el lugar elegido por los viajeros no reúne los requerimientos necesarios, o bien no se cuenta con uno, estarán obligados a permanecer dos semanas en "instalaciones puestas a su disposición por el Gobierno", afirmó Patel.

Se recomendará a los recién llegados que utilicen el transporte privado, como un coche, para desplazarse hasta el lugar de la cuarentena, que no deberán abandonar en 14 días y donde no podrán recibir visitas, salvo en caso de necesitar ayuda esencial.

No podrán salir para trabajar, estudiar, utilizar el transporte público ni los taxis, ni estar en zonas públicas como parques, y solo podrán abandonar el domicilio o el hotel para comprar alimentos y productos básicos si no es posible que alguien se los pueda llevar a casa.

También se les pedirá que instalen en sus teléfonos la aplicación oficial del Gobierno para detectar contagios de COVID-19 una vez esté disponible.

"En un momento en el que el mundo comienza a salir de lo que esperamos haya sido lo peor de la pandemia de coronavirus, debemos mirar hacia el futuro y proteger a los ciudadanos británicos reduciendo el riesgo de que haya casos que crucen nuestras fronteras", declaró la ministra.

MULTAS Y CONTROLES DOMICILIARIOS

La fuerza fronteriza tendrá la potestad de rechazar la entrada al país de cualquier extranjero no residente en el Reino Unido que rehúse cumplir con la cuarentena.

En caso de no rellenar el formulario obligatorio al llegar al país, los viajeros se enfrentan a una sanción de 100 libras (112 euros).

La ministra de Interior alertó de que las autoridades llevarán a cabo controles domiciliarios aleatorios en Inglaterra para comprobar que se cumple la norma y no se ha abandonado el domicilio.

Quebrantar el confinamiento supondrá una multa de 1,000 libras (1,112 euros) y puede conllevar asimismo la apertura de un proceso judicial.

"La expulsión del país se considerará como último recurso para extranjeros que rechacen cumplir con estas medidas de salud pública", detalló el Gobierno en un comunicado.

EXCEPCIONES A LA CUARENTENA

La obligación de aislarse durante dos semanas no se aplicará a cualquier viajero que transite entre territorios de la llamada Área de Circulación Común (CTA), que permite el paso transfronterizo sin restricciones de los ciudadanos irlandeses y británicos entre ambos países, así como a las islas del Canal y la Isla de Man.

Tampoco deberán cumplir esa cuarentena ni los transportistas ni los profesionales sanitarios dedicados a luchar contra la pandemia, mientras que los temporeros agrícolas podrán trabajar en la propiedad de la empresa que les haya contratado, aunque no podrán abandonarla durante las primeras dos semanas.

Los ciudadanos que lleguen al país a través de Francia no estarán exentos de la cuarentena, como había sugerido el Ejecutivo cuando anunció su intención de imponer restricciones, hace dos semanas.

Se continúa estudiando, sin embargo, la creación de "puentes aéreos" con otros países donde el ratio de transmisión de la enfermedad sea bajo, en el caso de que exista un reconocimiento mutuo de las "medidas de control" en el aeropuerto o la estación de partida, detalló el Gobierno.

El plan estará sujeto a revisión cada tres semanas y se modificará "en línea con las últimas evidencias científicas".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...