02 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Estima BBVA México incremento de la pobreza por la pandemia

Pronostican que el país sume entre 12 y 16 millones más de pobres por virus

EFE
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 22 de mayo 2020, actualizada 8:31 am

Enlace copiado

BBVA México estima que el país sumará entre 12 y 16.4 millones de nuevos pobres a raíz de la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19 hasta alcanzar entre el 58 % y el 61.9 % de la población, reveló ayer jueves un estudio.

Con base en la metodología del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el organismo que mide la pobreza en México, y a las estimaciones del Producto Interior Bruto (PIB) para 2020, BBVA proyectó dos escenarios.

El más positivo tendría lugar si la economía mexicana decreciera un 7 % este año, lo que arrastraría a 12 millones de personas a caer en la pobreza, mientras que otros 12.3 millones pasarían a padecer pobreza extrema.

De esta manera, el porcentaje de población pobre en México aumentaría del 48.8 % actual hasta un 58.4 %, mientras que la población en situación de pobreza extrema se incrementaría del 16.8 % a un 26.6 %.

El escenario más pesimista dibujado por el BBVA contempla un descalabro del PIB del 12 %, lo que sumaría a 16.4 millones de personas en la bolsa de la pobreza y a 18 millones en la pobreza extrema.

Esto supondría pasar del 48.8 % de pobres en el país a un 61.9 % y del 16.8 % en pobreza extrema a un 31.2 %.

El estudio calcula la pobreza con base en los ingresos y considera que una familia se encuentra en la pobreza cuando "no puede adquirir para cada integrante del hogar una canasta alimentaria más una no alimentaria", que incluye gastos en educación, salud, vestido o transporte público.

Mientras que la pobreza extrema se da en una familia cuando "aun gastando todo el ingreso con que cuenta no puede comprar una canasta alimentaria para cada integrante del hogar".

BBVA aclaró que sus cálculos se basaron en la pobreza por ingresos en México, que según los datos más recientes es del 48.8 %, y no en la pobreza multidimensional, un dato ofrecido por el Coneval cada dos años y que observa más factores que los ingresos económicos.

De acuerdo con estas últimas cifras, el país registró 52.4 millones de habitantes en situación de pobreza en 2018, un dato menor a los 53.4 millones de 2016 y que representa el 41.9 % del total de la población.

Durante 2019, el primer año completo del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la economía mexicana se contrajo un 0.1 %, y este año la mayoría de pronósticos estiman caídas del PIB superiores al 6 % debido a la pandemia de coronavirus.

López Obrador se comprometió en la campaña electoral a mantener un crecimiento anual en promedio del 4 % durante los seis años de su mandato, aunque ha ido cambiando poco a poco el discurso centrándose en su apuesta por la redistribución de riqueza y el bienestar.

NUEVO INDICADOR

Por otra parte, el día de ayer Andrés Manuel López Obrador, anunció que busca crear un nuevo indicador que mida el "bienestar" de la sociedad y que sustituya al Producto Interior Bruto (PIB) como índice de referencia.

"Estoy ahora trabajando sobre un índice para medir bienestar. Un índice alternativo al llamado Producto Interno Bruto. Lo voy a presentar. Un nuevo parámetro que va a medir, sí, crecimiento, pero también bienestar", reveló López Obrador.

EL PIB SE OLVIDA DE LAS DESIGUALDADES

José Ignacio Martínez, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincide con López Obrador que el PIB sirve para homologar estándares de riqueza entre países, pero "para calcular el bienestar social y el desarrollo no es ideal".

Y es que el cálculo del PIB, entendido como la riqueza que crea una sociedad en un período determinado, no refleja las enormes desigualdades que puedan existir en un país.

Al calcular el PIB per cápita se reparte toda la riqueza por igual entre la población, algo que no tiene sentido en países como México.

Por eso, mientras el PIB suma variables como la inversión, el consumo, el gasto público y las exportaciones del país, Martínez defendió la idea de medir el acceso a la educación, a la salud, a la vivienda o el nivel de ingresos.

DEBATE

La discusión alrededor de la medición del PIB existe desde la década de 1940, cuando se estableció como un índice de referencia internacional.

"El interés de López Obrador con el PIB ha disminuido debido a que no ha logrado los objetivos de crecimiento que se planteó", dijo Rodolfo de la Torre, economista del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...