02 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA

JUAN RECAREDO
TORREÓN, COAH, jueves 21 de mayo 2020, actualizada 9:42 am


Enlace copiado

LA MADRE MEXICANA

Hasta hace pocos años, en las familias mexicanas, el señor era el que se iba a trabajar y la señora se quedaba en casa a criar a los hijos y a todas las difíciles tareas que esa misión trae consigo. Además, lo común era que a la señora que desempeñaba ese complicado papel no sólo no se le reconocía su difícil labor sino que además se le cargaban un montón de chambas colaterales. De ahí surgió la tradicional abnegada madrecita mexicana.

Ahora ya todo cambió. En muchos casos, la mujer también trabaja para poder completar el dinero necesario para llevar el tren de vida que la sociedad moderna prácticamente exige, aunque debemos reconocer que todavía sobrevive ese machismo, representado en muchas actitudes del mexicano.

Durante este progreso de la mamá "abnegada" a la mamá moderna surge Mamá Lucha, que es un personaje encarnado por Reyna Margarita Chávez Escalante, una conocida actriz cuyo nombre artístico es Mara Escalante.

Así como este personaje, las mamás mexicanas se la pasan luchando todo el tiempo, pero abnegadas no son. En el caso de Mamá Lucha, es el modelo de una mamá sobreprotectora, muy metiche, parcial, chantajista y autoritaria. Siempre está chantajeando a los hijos con que "yo te di la vida" y "qué no hará una madre por sus hijos". El personaje provoca mucha risa porque ¡el chantaje era el arma principal de las madres! ¿A poco no?

El personaje de Mamá Lucha consiente a su hijo mayor Albertano, que es un vago, naco e hiperpresumido, y pone a realizar las tareas duras al Chino, un adolescente que es bastante realista y racional pero que no puede evadir las presiones de Doña Lucha. ¿Eso sucedería alguna vez en ciertas familias?

En el programa de televisión, Mara hace también el papel de María de todos los Ángeles, una chamaca ya ni tan chamaca que está enamorada de Albertano, provocando los celos de su suegra que siempre está tratando de alejar a Albertano de "esa lagartona". Otra vez me pregunto, ¿pasará eso en la vida real?

Por supuesto que la intención es de caricaturizar a la tradicional madre mexicana, pero lo hace sin afán de ofender y nunca deja de representar la auténtica importancia y veneración que tenemos y tendremos siempre por nuestra madre en México.

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios.

[email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA: Tadeo García: "Cometí un error involuntario", ¿es un pleonasmo?

LE RESPONDO: Sí, pues todos los errores siempre son involuntarios. Con decir: "cometí un error" es suficiente.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: "¡Madre sólo hay una! Chin, y justo me vino a tocar a mí…"

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...