12 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

La docencia, una vocación para el maestro David Herrera

Visita a los jóvenes sin internet para seguir con las clases

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
SAN PEDRO, COAH, viernes 15 de mayo 2020, actualizada 8:30 am

Enlace copiado

David Herrera García, maestro y director de la telesecundaria Francisco J. Mujica, ubicada en el ejido El Nilo de San Pedro, declaró que la educación abre una puerta a los estudiantes para que puedan tener acceso a una mejor calidad de vida.

Por ello, es necesario que no abandonen sus estudios, razón por la cual él personalmente se ha ocupado de destinar tiempo y recursos para desplazarse hasta las viviendas de los jóvenes que no tienen acceso a internet para poder seguir con sus asignaturas durante este periodo de aislamiento por COVID-19.

El maestro David es originario de Torreón. En un ciclo normal acude todos los días a este ejido ubicado a unos nueve kilómetros de la cabecera municipal, como desde hace 12 años. Herrera García es maestro normal y licenciado en Ciencias Sociales y ya tiene casi 30 años en la docencia.

"Nos desplazamos casa por casa porque de citarlos a todos sería el mismo problema, no tendrían la sana distancia, estamos así desde el mes de marzo. Esto es una decisión propia ya que el sistema no nos lo pide, pero tenemos vocación y estamos acostumbrados a trabajar", declaró el maestro.

CLASES TELEVISADAS

La telesecundaria presencial funciona con un maestro en el aula y se apoyan con clases televisadas vía satélite de 15 minutos, luego se dan 30 minutos para explicaciones por parte del docente y resolver dudas de los más de 50 alumnos que acuden. Son tres docentes los que hay en este plantel incluyendo al director. No obstante, en este caso regularmente los maestros descargan el video y lo llevan en sus computadoras debido a que hay muchos problemas con el internet en este ejido.

CONECTIVIDAD

Antes de la pandemia, trabajaban de 8 de la mañana a 4 de la tarde, de lunes a viernes regularmente pese a las múltiples carencias que tiene esta escuela, principalmente la falta de conectividad, es decir, la falta de internet, lo que afecta considerablemente el aprovechamiento de los alumnos porque solamente el 60 por ciento de ellos tienen acceso a un teléfono móvil a través de sus padres y el resto, el 40 por ciento (cerca de 20 alumnos) no lo tienen.

Actualmente, ante el aislamiento ordenado, trabajan a través de un grupo de WhatsApp pero este no es el caso del 40 por ciento de alumnos que no tienen acceso a ninguna herramienta con internet, por lo cual los tres maestros acuden directamente a sus domicilios luego de imprimir los trabajos o tareas de todas las asignaturas.

CARENCIAS

En la escuela, anteriormente no tenían ni agua, hoy en día tienen una cisterna gracias al trabajo conjunto de los padres de familia quienes hicieron una noria artesanal, misma que tuvo un costo de alrededor de casi 30 mil pesos, los cuales fueron reunidos por ellos a través de diversas actividades. Otra de las carencias que tiene esta escuela es que no cuentan con un comedor lo cual es necesario porque los adolescentes se encuentran desde las 8 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde y las madres tienen que llevar la comida a sus hijos.

Con apoyo de los padres de familia también surten algunos galones de agua potable pero también resultan insuficientes ante la demanda en esta temporada de calor.

El maestro dijo que no han podido tener internet porque no cuentan con recursos para instalarlo, sería un internet satelital para 11 computadoras con las que cuentan.

Mencionó que ya han solicitado el apoyo al Ayuntamiento pero las autoridades les explicaron que por lo pronto no pueden dotarlos de internet porque el actual gobierno recibió la administración en mal estado financiero.

"De hecho dos de las computadoras las compraron los padres y yo en lo personal regalé dos y tenemos cuatro que son de las más viejitas por parte de la Secretaría de Educación y las tenemos que actualizar a cada rato porque ya andan en las últimas", dijo el director.

Las telesecundarias dependen de un sistema federal pero ante las múltiples carencias son muchas las acciones de mejora o aprovechamiento de los alumnos que los maestros promueven por iniciativa propia utilizando sus propios recursos como sus vehículos particulares y su gasolina.

El maestro y director de la telesecundaria, David Herrera, dice que el objetivo es que los alumnos puedan aprovechar el máximo la enseñanza aunque están conscientes de que nunca será lo mismo hacerlo de esta manera.

"Los muchachos tienen muchas ganas de aprender y la verdad es que en su ejido no hay ninguna otra distracción que pueda serles de provecho más que acudir a la escuela por eso los maestros tenemos que dar más de nosotros, hay un compromiso por parte de los padres también y nosotros queremos corresponderles", dijo Herrera.

Mencionó que a nivel personal es una gran satisfacción ver que los jóvenes lo recuerdan al salir de la escuela. Algunos han llegado a ser ingenieros y le complace enterarse que son hombres y mujeres de bien, que además han mejorado su calidad de vida gracias a que siguieron estudiando.

"Nosotros les pedimos a los alumnos que le echen ganas, que sigan aprendiendo lo más que se pueda y que no se desanimen. Es cuestión de adaptarse a trabajar de otra manera, por lo pronto, nosotros como maestros hacemos lo posible porque el aprendizaje sea más efectivo, sabemos que en su casa no van a trabajar igual que en la escuela pero les pedimos que hagan los trabajos para que se sigan preparando", acotó el director de este plantel donde se imparten 11 materias a los jóvenes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...