14 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Contexto lagunero

Lo que viene

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 20 de abril 2020, actualizada 7:57 am


Enlace copiado

Desde que se inició la pandemia, lo que se ha discutido es la decisión de privilegiar una de dos políticas públicas, contrarias entre si por sus consecuencias e intereses. La política pública de salud, la cual hasta hace dos o tres semanas, ha predominado, y la política económica de la cual, sus promotores afirman que lo que busca es frenar un colapso económico global.

En los últimos días se han dado a conocer datos del impacto económico y este aparenta ser mucho mas grave de lo que se creía. En los Estados Unidos, el objetivo es abrir en las próximas semanas. Esta acción pudiera provocar mas contagios, pero allá están considerando la cuarentena como más costosa e insostenible.

Los líderes empresariales están luchando para manejar la crisis actual, pero como lo muestra la historia de otras crisis, es necesario prepararse para lo que sigue después de la crisis. Los especialistas de Harvard sugieren seguir estas acciones: a) Dedicar por lo menos el 20% del tiempo disponible, en estas semanas de cuarentena, para explorar y definir la visión de en donde quiere usted que su empresa -pequeña, mediana o grande se posicione una vez que se supere la crisis. b) Aplicar la ingeniería inversa -en este caso es partir hacia atrás del objetivo final, obteniendo toda la información de ese objetivo y cumpliendo las etapas necesarias para lograrlo-, partiendo del largo plazo hacia el corto plazo y la actualidad. c) Aprender sobre la marcha temas útiles para lograr el objetivo y d) involucrar a su personal para que participen en las acciones hacia el objetivo final.

Los líderes visionarios como Abraham Lincoln, Winston Churchil y Nelson Mandela no solo reaccionaron a las más inminentes amenazas de crisis, también volvieron la vista más allá del negro horizonte y se guiaron y guiaron a su gente por su visión de un futuro mejor después de vencer los retos. La visión es especialmente necesaria y urgente en una crisis sistemática y global como esta. Las tendencias en campos como las telecomunicaciones, compras en línea, medios digitales, etc. son más precipitadas. Se rompen las cadenas de suministros, se perderán muchos clientes y muchas personas se quedarán sin empleo.

El ambiente de negocios que nos espera una vez terminada la pandemia -que desafortunadamente parece que no será pronto-, será, sin duda, muy diferente de lo que era antes de que iniciara la crisis.

Claro que nadie tiene una bola de cristal para adivinar lo que viene, pero, aunque no podamos predecir el futuro, podemos visualizar con mucha claridad lo que podríamos y deberíamos llegar a ser. Puede parecer difícil ahora, pero las semillas del crecimiento empresarial deben sembrarse hoy. Como Apple, que hace 20 años tuvo la visión y preparó el plan para el iPod y el iPhone cuando su negocio de computación enfrentó enorme presión con los desarrollos .com.

Para definir la visión de su empresa, no delegue esta responsabilidad a otros, hágalo usted mismo con la participación de todos. Pregúntense que es lo que debe y que no debe cambiar respecto a su clientela, su mercado y su operación. Enfóquense en lo que sus clientes necesitarán y como su empresa enfrentará las nuevas demandas y necesidades. Pregúntese si debe eliminar alguno de sus productos o vender parte de sus activos para aprovechar las oportunidades de mantenerse en el mercado y acelerar el crecimiento.

Desarrolle una estrategia para visualizar su visión de futuro y analizar a la inversa su objetivo final -aplicar ingeniería inversa. La razón de hacer lo anterior es porque: a) esto le permite comenzar desde cero, sin tomar en cuenta la situación actual para evitar que se sienta sobre presionado; b) esto los fuerza a pensar concretamente en función de la rentabilidad de su negocio y c) le ayudara a establecer las prioridades de inversión.

Prepárese para aprender. Dada la rapidez de los cambios en el entorno de trabajo, asegúrese de medir, monitorear y hacer revisiones formales de los avances. Inicialmente ustedes trabajarán bajo supuestos, en cuanto los pruebe en la realidad, tendrán más datos y experiencia para continuar con ellos o desechar algunos. Basado en este aprendizaje, ajuste ambos, su visión y su estrategia.

Mantenga a su equipo humano involucrado en la visión. El personal tendrá que hacer sacrificios y usted quiere que crean que pueden lograr un mejor futuro.

Es prácticamente imposible sobre estimar la gravedad de la crisis de hoy. Estamos enfrentando cambios existenciales, tenemos que adaptarnos a una crisis postguerra. Puede que usted sienta que no tiene el tiempo que se requiere para definir una visión y definir una estrategia, pero los líderes que administran su día a día con visión sobrevivirán a la crisis con empresas más fuertes y resilientes que antes.

Fuente: Libro “Lead from the Future”. Mark W. Johnson y Josh Suskewicz

Juan Manuel González C. Celular: 871 221 4557

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...