14 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Enfoques

Momento decisivo

JESÚS CAMPOS
miércoles 01 de abril 2020, actualizada 8:07 am


Enlace copiado

Con saldo aproximado de once mil muertos sobre una población mundial del orden de los 7, 800 millones, por informaciones diversas que imperan y nos enteramos por los diversos medios de información, sobre la denominada pandemia del COVID-19 están originando pánico colectivo y una situación de emergencia y alarma mundial seguida de la aplicación de cuarentenas con vigilancia activa que aún no resentimos en nuestro país a pesar de la fase 2 y de las diversas recomendaciones que se realizan para intentar amortiguar el contagio que sin embargo esperamos que llegará inexorablemente e ignoramos si verdaderamente estamos preparados para afrontarla adecuadamente y solo el tiempo muy breve por cierto nos lo dirá.

Se hace casi imposible hacer sentir el consuelo a tanta tragedia por la pérdida de seres humanos y enfermos en todo el mundo, este “Cisne Negro” que nos recuerda que se refiere a eventos extraordinarios negativos o catastróficos que repentinamente aparecen sin una explicación lógica y que por el momento a pesar de las técnicas científicas avanzadas no se encuentra la cura requerida y como creyente espero con mucha Fé que pronto pueda ser abatida.

Lo anterior se extendió como sabemos iniciándose en China continuando por Europa, destacándose principalmente en Italia, España, Francia y ha llegado a Norteamérica en donde Estados Unidos marca una afectación muy severa y como antes mencioné esperaremos lo que suceda pronto.

Lo anterior desde luego que conlleva una tremenda afectación a la economía mundial para dimensionar y evitar extenderme innecesariamente a continuación menciono la afectación en la primera potencia mundial como lo es Estados Unidos que hace unos meses hablábamos de su fortaleza y liderazgo mundial que en estos momentos se ha tambaleado en forma estrepitosa provocando el cierre de todo tipo de empresas y negocios con la pérdida de miles de empleos con la siguiente reducción en la demanda y la tendencia a que los números fríos y negativos se reflejarán en la variación del PIB; dichos efectos motivó al presidente Trump a solicitar el apoyo no solo de la intervención que por ley le corresponde a la FED que ya hizo lo propio como sabemos, además el Congreso autorizó una ley de estímulos por 2 billones de dólares para responder a la pandemia del coronavirus y su impacto en la economía, con dinero en efectivo y asistencia regular para los estadounidenses, negocios, aerolíneas y diversos fabricantes que están siendo afectados entre otros; aún hay que esperar que este dinero fluya por los conductos adecuados y lleguen para aliviar a una parte de la sociedad.

Estas crisis mencionadas en conjunto naturalmente se hacen presentes en nuestro país por lo que la incertidumbre e inseguridad se están reflejando irremediablemente en todos los sectores de nuestra sociedad, además de que es cierto que el gobierno no ha sabido transparentar y tratar de dar seguridad y sobre todo confianza tanto en el ámbito social como en el de los negocios en lo interno y en lo externo; se han terminado los pretextos y las ocurrencias se trata de actuar y realizar planes de acción que como en otras ocasiones he insistido deben de ser compartidos tanto por el gobierno como los empresarios de la iniciativa privada.

Para remarcar la desalentadora realidad el viernes de la semana que terminó S & P anunció que recortó la calificación crediticia que de inmediato fue secundada por las principales entidades financieras como BBVA México, Citibanamex, Banorte, Banobras y otras Instituciones desde BBB+a BBB y la nota soberana de México desde A+ BBB además si consideramos las expectativas para este año e un crecimiento negativo que va de -3 hasta incluso -6 por ciento se está perdiendo la confianza de negocios e inversión del sector privado y está en duda el comportamiento de las Finanzas Públicas aún cuando exista un fondo de contingencia que se está ajustando en su perspectiva ya que además se está absorbiendo el golpe energético que por lo tanto pone en entredicho nuestra evolución de capital y utilidades no solo para el propio gobierno sino además a cualquier empresa grande, mediana o pequeña y ni que decir del comercio informal.

No se debería al menos para dar una señal de confianza de que se detenga las inversiones del nuevo aeropuerto, la refinería de dos bocas y el tren maya para dar un alivio a los recursos públicos y a la SHCP para encauzar y movilizar la inversión pública y dar confianza a los inversionistas; antes de que el destino nos alcance…

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...