04 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Sacará Afganistán a 10 mil presos de las cárceles para combatir al COVID-19

Especialmente a aquellos internos con mayor riesgo ante la pandemia

EFE
KABÚL, AFGANISTÁN , jueves 26 de marzo 2020, actualizada 12:28 pm

Enlace copiado

El Gobierno afgano anunció hoy que liberará hasta a 10,000 presos de las cárceles de todo el país con objeto de reducir su vulnerabilidad ante la expansión del coronavirus COVID-19, especialmente a aquellos internos con mayor riesgo ante la pandemia, que en el país suma 90 infectados y 3 fallecidos.

El "decreto especial", emitido por el presidente afgano, Ashraf Ghani, permitirá sacar de varias cárceles del país "hasta 10.000" reos, como parte de los esfuerzos por frenar la propagación del COVID-19 y disminuir la vulnerabilidad del país asiático ante la pandemia, según explicó en una rueda de prensa el Jefe de los Centros Penitenciarios y de Detención, Ahmad Rashid Totakhalid.

"Sobre todos estos reos que se espera que sean excarcelados, la orden del presidente en el decreto es que este proceso debe completarse en diez días, de forma simultánea en todas las provincias", explicó Rashid, que agregó que lo harán a la mayor brevedad posible sin demoras burocráticas.

En virtud del decreto serán puestos en libertad aquellos internos con problemas de salud graves, los mayores de 55 años y mujeres con hijos, considerados como población de mayor riesgo ante el coronavirus, según detalló el fiscal general, Muhammad Farid Hamidi, que también participó en la rueda de prensa junto al ministro de Salud Pública, Ferozuddin Feroz.

"El decreto fue emitido para liberar a los presos por razones humanitarias, incluyendo condiciones sanitarias, de edad y por vulnerabilidad ante el virus", dijo el fiscal general.

Hamidi clarificó, no obstante, que "no están contemplados en este decreto" aquellos presos que hayan sido encarcelados tras cometer "crímenes contra la seguridad interna y externa del país", los cuales no serán liberados.

Por su parte, el titular de la cartera sanitaria agregó que la medida se tomó con objeto de reducir la población carcelaria hasta un nivel que permita cumplir en las prisiones con las pautas ordenadas por las autoridades sanitarias para prevenir los contagios de COVID-19.

El ministro reconoció que el gran número de presos, del que no ofrece datos oficiales, y las infraestructuras actuales hacen que "las cárceles sean un cien por cien vulnerables a la transmisión del coronavirus" y confió en que la liberación de este número de reos permitirá implementar las medidas preventivas adecuadas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...