02 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Recuerdan a víctimas de la dictadura en Argentina

Hasta hoy continúan las denuncias y juicios que buscan conocer la verdad

NOTIMEX
BUENOS AIRES, ARGENTINA , miércoles 25 de marzo 2020, actualizada 7:25 am

Enlace copiado

Las Abuelas de Plaza de Mayo, acompañadas de una decena de organizaciones de víctimas, recordaron este martes el golpe de Estado de 1976, que produjo 30 mil detenidos y desaparecidos, 10 mil presos y miles de exiliados y sobrevivientes.

"Reivindicamos sus luchas en organizaciones sociales, sindicales, estudiantiles y políticas. Con los y las 30 mil como bandera, los pueblos tenemos memoria, la patria exige verdad y justicia, libertad a las y los presos políticos", apuntaron las víctimas en un pronunciamiento conjunto.

El 24 de mayo de 1976 las fuerzas armadas tomaron el poder para derrocar al gobierno constitucional y democrático encabezado por la presidenta María Estela Martínez, a quien arrestaron, además de disolver el congreso para sustituirlo con una Comisión de Asuntos Legislativos, recordaron las organizaciones de víctimas, incluidas las Madres de Plaza de Mayo.

"Se destituyó a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, reemplazándolos por otros, que juraron cumplir con el estatuto y los objetivos del 'Proceso de Reorganización Nacional'", indicaron.

Desde inicios de la década de 1970, el Ejército, la Policía y fuerzas parapoliciales perpetraron asesinatos selectivos, masacres, colocación de explosivos y actos de amedrentamiento contra la movilización y la organización social, acusaron.

"Luego del golpe de Estado comenzó un plan sistemático de persecución y eliminación de toda la oposición política y de implementación de un modelo social, institucional y económico con alto grado de pobreza, injusticia y autoritarismo", lamentaron las víctimas.

"Este plan represivo fue planificado a niveles de las máximas autoridades, pero ejecutado a través de todas las jerarquías militares y con la participación de todas las instituciones de gestión estatal y empresarial, como así también la cúpula de la iglesia y la corporación judicial", abundaron.

Con operaciones en más de 700 centros clandestinos de detención, tortura y exterminio, la desaparición forzada fue el principal método de represión, explicaron las Abuelas. En esos años también se perpetraron asesinatos, apropiación de menores, crímenes sexuales, proscripción política, exilio y robo de bienes.

"En ese marco se implementó el Plan Cóndor: la acción conjunta criminal de las dictaduras de Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina", subrayaron.

"Los delitos cometidos en la Argentina se reconocen a nivel internacional como de lesa humanidad y genocidio. Esto significa que son crímenes sufridos no sólo por las víctimas directas y sus familiares, sino que dañan a toda la humanidad, por lo cual los Estados tienen la obligación de investigarlos y juzgarlos y no pueden quedar impunes", añadieron.

Es por esa condición que hasta hoy continúan las denuncias y juicios que buscan conocer la verdad, hacer justicia y construir memoria en torno a estos hechos de abuso, indicaron en el pronunciamiento.

"Los organismos de derechos humanos que surgieron en la Argentina a partir del golpe de Estado y los que existían desde antes no son producto de hechos aislados, sino una muestra de que la lucha puede más que las aberraciones, perversiones, torturas, flagelos y asesinatos que generó la peor de las dictaduras que ha conocido el país", apuntaron las víctimas.

"De ese genocidio surgió la fuerza que llevó a los familiares, las madres, las abuelas, los hijos e hijas, los sobrevivientes y a todos los organismos de derechos humanos a no rendirse ante el miedo, a no olvidar", consideraron.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...