06 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Durango

Prevén ampliar plazo del Censo 2020

El problema es la ausencia de adultos en las viviendas

SAÚL MALDONADO / EL SIGLO DE TORREÓN
DURANGO, DGO, domingo 22 de marzo 2020, actualizada 9:51 am

Enlace copiado

El Censo de Población y Vivienda 2020 se encuentra enfrentando un serio problema, la ausencia de personas adultas en el 80 por ciento de los hogares visitados lo que podría provocar la ampliación de plazo programado para este Censo.

Efraín Limones García, coordinador estatal del Censo de Población y Vivienda en Durango, dijo que desafortunadamente de cada 10 viviendas que se han visitado en ocho no hay quien pueda dar información, "si no es que hasta en nueve", aclaro.

Dijo que durante las semanas que van del Censo, éste ha sido el problema mayor, más que la inseguridad (que si la han tenido), más que el cierre de puertas, "el problema es la ausencia de adultos en las viviendas".

Explicó que las condiciones económicas que se viven en el país y en Durango están obligando a que tanto el papá como la mamá tengan que trabajar y por lo tanto en las viviendas no está nadie.

En algunas están los hijos de 16, 15, o hasta de 12 años, pero ellos no pueden dar la información que se está solicitando, tiene que ser un adulto.

Y éste problema no es relativo de las casas ubicadas en lugares de clase media baja y media alta, pasa exactamente lo mismo en zonas residenciales y en colonias populares o de la periferia, en todos los sectores la economía ha provocado que tanto el padre como la madre tengan que trabajar.

Pero el problema se concentra en las zonas urbanas tanto de Durango, Gómez Palacio y Lerdo, que son las tres ciudades más grandes y de mayor concentración poblacional en el estado.

EN LA ZONA RURAL EL PROBLEMA ES LLEGAR

En las zonas rurales el ausentismo de adultos no es un problema, ahí la dificultad es otra, comenta Limones García, ahí el problema es para acceder a varias comunidades.

"Durango tiene más de cinco mil poblaciones y miles de ellas están en la zona sierra donde para poder llegar se tiene que hacer algunas horas de camino y a veces para censar solo dos o tres viviendas", comentó el coordinador estatal del Censo.

Sin embargo dijo que ahora que ya mucha gente se está quedando en casa por el tema del coronavirus esperan encontrar a más gente adulta en las viviendas por lo que la semana que terminó se aprovechó muchos para poder lograr censar a un mayor número de viviendas.

CENSADAS MENOS DE 100 MIL

Todavía hasta mediados de la semana que concluyó, de las poco más de 700 mil viviendas a visitar se había acudido al 40 por ciento, casi 300 mil, pero de ese universo solo el 80 por ciento (60 mil) habían sido censabas, en el resto se dejó la notificación para una siguiente visita.

Esta situación está provocando que los entrevistadores tengan que estar realizando su trabajo entre las ocho y 10 de la noche, que es la hora en la que se puede encontrar a gente adulta en las viviendas.

ROBO, EL SEGUNDO PROBLEMA

Pero también esto ha provocado un segundo problema, la inseguridad que se suele registrar en algunos conjuntos habitacionales, sobre todo donde se tienen problemas de alumbrado.

Efraín Limones García, reconoció que a los entrevistadores, como la mayoría son mujeres, suelen asaltarlas y les han llegado a quitar el aparato electrónico con el cual se están haciendo las entrevistas.

Señaló que han tenido que acudir a la Fiscalía del Estado para interponer algunas denuncias sobre el robo de estos aparatos electrónicos similares a un smartfhone.

En otros lados han sido los mismos vecinos quienes le han hecho frente a quienes se roban estos aparatos y se logran recuperar.

"Pero también nos ha tocado que los visitadores acuden y por tratar de ir a todas las viviendas van a lugares que no deben", comentó.

CIERRE GROSERO DE PUERTAS

Sin embargo, los problemas de inseguridad no han pasado a mayores, el robo de aparatos electrónicos o que a veces la gente de las viviendas los trata groseramente y les cierra las puertas de una manera muy descortés. El funcionario federal acotó que no se ha reportado ninguna agresión física ni nada parecido.

El problema de la inseguridad, aclaró el coordinador estatal del Censo, sólo se ha visto relajado en las zonas urbanas, porque en las zonas rurales, afortunadamente la gente se comporta de manera distinta y son más atentos con los entrevistadores.

Dejó claro que la instrucción que tienen los mismos entrevistadores es de hacer el cuestionario de 38 preguntas en la puerta del hogar, pero existen familias que se sienten incómodas dando información en la puerta y hacen pasar al trabajador del INEGI.

ENTREVISTA, EN LA PUERTA

Por ello la instrucción es hacer la entrevista lo más cerca de la puerta y tratar de mantener una distancia, por el tema del coronavirus, prudente con el entrevistado o entrevistada.

"Sabemos que por el tema del virus tenemos que mantener una sana distancia, por ello insistimos en hacer la entrevista en la puerta y evitar el contacto físico", agregó.

Aunque también habrá quienes lucieran negarse a la entrevista por el tema del aislamiento, pero se podría hacer el cuestionario por la ventana.

Lo cierto, reconoció Efraín Limones García, es que la fecha límite para concluir con el Censo es el 27 de marzo, en una semana, pero ante el elevado número de casas sin informante, podría ampliarse una semana más el Censo de Población y Vivienda.

Todo va a depender del comportamiento que se dé en la semana que inicia las entrevistas, pero ya se tiene contemplada la ampliación, de se necesaria.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...