01 de abril de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nosotros

Tips de HOME OFFICE


AGENCIASAGENCIAS, viernes 20 de marzo 2020, actualizada 4:30 am

Enlace copiado

Durante las últimas semanas, el número de casos confirmados de personas infectadas por el coronavirus COVID-19 superó los 80 enfermos en nuestro país. La situación en otros países ha escalado a niveles mayores, por lo cual muchas empresas y escuelas han comenzado a cerrar sus puertas e instruir a las personas a quedarse en casa.

Ante estas medidas de prevención, el trabajo remoto es una opción que ya muchas empresas están brindando a sus empleados. Si a ti te tocará trabajar desde casa, es momento de que alistes tu casa para poder ser productivo sin salir a la calle. GetNinjas, la aplicación para contratación de oficios y servicios más grande de América Latina, te comparte los siguientes consejos para preparar tu casa como espacio de trabajo.

1. Adecúa una habitación especial para trabajar. Hay dos principales caminos a seguir para el trabajo en casa: preparar un cuarto de forma temporal para trabajar desde ahí, o bien, modificar dicha habitación de forma permanente para convertirla en un estudio personal que sirva para seguir trabajando a distancia en el futuro.

Algunas adecuaciones para acondicionar tu estudio, permanente o temporal, incluyen la iluminación, el aislamiento de ruido externo, la temperatura e incluso comprar algunas plantas, pues además de decoración le dan vida a tu espacio.

Siempre elige una habitación con buena iluminación natural para no forzar tu vista, y consigue una silla cómoda para realizar tu trabajo sin incomodarte por largas horas, pues aunque trabajar en un sillón o recostado en tu cama suena divertido, en realidad es incómodo y hasta malo para tu postura y productividad.

2. Mantén una ventilación adecuada. Además de ayudarte a tener aire fresco para estar concentrado, una ventilación constante te ayudará a prevenir que el aire se vicie y contamine, evitando que tu estudio se convierta en un foco de contagio. Las recomendaciones de los organismos públicos de salud indican que es más difícil contraer el COVID-19 si la circulación del aire es constante en un espacio cerrado, así que abre bien las ventanas durante tu jornada de trabajo.

3. Organiza tu jornada cada día. Define tus horarios de trabajo y respétalos. Si te propones comenzar a las 8:00 am, prepara tu desayuno y todo lo que necesites antes para estar disponible desde las 8, y si tu hora de cierre es a las 5:00 pm, avanza tus tareas para que puedas apagar tu computadora a dicha hora sin dejar trabajo pendiente.

De igual forma, prepara una lista con las actividades que debes cubrir en el día, priorízalas y enfócate en completarlas durante tu horario laboral. Evita comenzar o terminar después de tus horarios establecidos, pues corres el riesgo de convertirlo en un mal hábito y volverte disperso en tus metas y objetivos de trabajo.

4. Separa lo doméstico de lo laboral. Deja en claro a las personas con las que compartas hogar que aunque te encuentres en casa, lo cierto es que estás trabajando y no estás disponible para atender tareas domésticas. Y a la inversa, no dediques las 24 horas del día a atender correos de tu jefe, compañeros de trabajo o clientes, pues antes y después de tu jornada laboral estarás dedicado a tu familia y hogar.

Es preciso que estos temas los hables con las personas correspondientes desde un inicio, para dejar claros los límites y evitar malentendidos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...