16 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Detención del tío de Guaidó, burdo montaje: abogado

La consideró como una forma de presionar al líder opositor

EFE
CARACAS, VENEZUELA, viernes 14 de febrero 2020, actualizada 7:43 am

Enlace copiado

El abogado Joel García, defensor de Juan José Márquez, tío del dirigente Juan Guaidó, tachó la detención de su cliente de "vil y burdo montaje" y lo consideró como una forma de presionar al líder opositor.

"Estamos seguros que Juan José Márquez es un instrumento para presionar a Juan Guaidó, solamente para ello", dijo García.

"No le van a poder demostrar nada (...), estamos en presencia de una burda mentira", añadió.

Márquez fue detenido el martes cuando arribó a Caracas en un vuelo procedente de Lisboa de la aerolínea portuguesa TAP, en el que también viajaba Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela.

Fue arrestado en primer lugar por funcionarios de aduanas tras, presuntamente, detectar que trasladaba explosivos sintéticos, chalecos antibalas y un plan, redactado en inglés, para cometer atentados terroristas en Venezuela.

Pero García dijo que en el expediente no consta "un dictamen pericial que pueda decir con certeza que estamos en presencia de tal o cual elemento químico", por cuanto las sustancias por las cuales se le acusa pudieran ser "incluso hasta talco".

También lamentó que los funcionarios del Estado que lo detuvieron no hubieran tomado "por los menos dos testigos" que verificaran el proceso.

La Fiscalía imputó a Márquez por el delito de "tráfico ilícito de armas y explosivos", pero García aseveró que "no hay ni siquiera un elemento de convicción para estimar que el pudiera ser autor o participe" de ese delito.

En tanto que la esposa de Márquez, Romina Botero, dijo que el tío de Guaidó es piloto, y que por tanto "conoce perfectamente las normas aeronáuticas" que prohíben el traslado de sustancias tan peligrosas como los explosivos sintéticos.

Recordó que logró hablar con su esposo varias horas después de su detención, cuando le telefoneó desde la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de Boleita, en el este de Caracas, y calificó este lugar como "un centro de tortura".

"Necesito verlo, necesito saber que está bien", indicó después de revelar que un responsable de la DGCIM le dijo que debe aguardar al menos 30 días para visitar a su esposo en prisión.

Esta misma jornada, Guaidó calificó la detención de su tío como un "secuestro" y dijo que el protocolo de seguridad aeroportuaria en Europa "es claro y estricto" y "fue aplicado a cada pasajero que abordó el vuelo de TAP Lisboa-Caracas".

"Si el usurpador (en referencia a Nicolás Maduro) quiere imponer su matriz, tendrá que enfrentar la versión corroborada de un Gobierno serio", señaló.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...