20 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Estadísticas contradicen política migratoria de EUA

Las celdas de detención estaban a menos de la mitad de su capacidad

AP
CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS, viernes 14 de febrero 2020, actualizada 7:32 am

Enlace copiado

Muchos centros de detención de Estados Unidos asentados lo largo de la frontera sur estaban a menos de la mitad de su capacidad, e incluso vacíos, durante una reciente oleada de familias solicitantes de asilo, lo que pone en entredicho las afirmaciones del gobierno de Trump de que los migrantes debían esperar en México porque el país no contaba con los medios para recibirlos.

Las celdas de detención estaban a menos de la mitad de su capacidad en 18 de los 24 cruces fronterizos durante la mayoría de los días entre julio de 2018 y junio de 2019, según un análisis de datos. Las celdas en las ciudades de Laredo y Brownsville, ambas en Texas, estuvieron a menos de la mitad de su capacidad prácticamente nueve de cada 10 días durante el periodo de 12 meses. Las celdas en cruces de menor tránsito a menudo se encontraban vacías.

Algunos activistas señalan que las cifras demuestran que los funcionarios del gobierno de Trump ponían pretextos para evitar que las personas ingresaran a Estados Unidos a pedir asilo.

En su defensa, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha dicho desde hace tiempo que el número de migrantes que puede recibir no está relacionado únicamente con el espacio disponible en sus celdas de detención, sino por la cantidad de personal con el que se cuente.

Además, las cifras en las celdas de detención no cuentan toda la historia, afirmó un funcionario en los documentos judiciales puestos a disposición. Algunas de las celdas están a menos de su capacidad debido a que algunos migrantes deben ser aislados de los demás por cuestiones de seguridad.

Una corte federal de apelaciones retiró los sellos de confidencialidad de los documentos. Originalmente fueron presentados como parte de una demanda que impugna la práctica del Gobierno federal de obligar a los solicitantes de asilo a esperar durante semanas o meses en peligrosas ciudades fronterizas mexicanas antes de poder pedir refugio en EUA.

Desde 2016, las autoridades estadounidenses han implementado una práctica conocida como "dosificación", bajo la cual aceptan únicamente a un número limitado de solicitantes de asilo a diario en los puertos oficiales de entrada. Como resultado, se han formado enormes listas de espera en las comunidades fronterizas de México.

Los documentos revelaron enormes variaciones en las tasas de ocupación de las celdas de retención. El cruce de San Diego, el de mayor dimensión en la frontera, estuvo casi al máximo de su capacidad prácticamente todos los días, mientras que otros se encontraron regularmente por debajo de los límites.

Durante el incremento en el flujo de migrantes, se reasignó a 2,000 inspectores de la CBP para ayudar a la Patrulla Fronteriza a procesar a las personas que ingresaban ilegalmente al país. Algunas de las estaciones de la Patrulla Fronteriza registraban una enorme sobrepoblación de solicitantes de asilo, y varios niños fallecieron bajo custodia del gobierno o a ciudades más grandes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...