23 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Torreón

El Torreón de 1839

Una mención de un Torreón antiguo, 12 años antes de la construcción del de Leonardo Zuloaga

ALEJANDRO AHUMADA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, sábado 08 de febrero 2020, actualizada 7:38 am

Enlace copiado

Se conoce a la fecha que el rancho o hacienda del Torreón, tomó su nombre o se le llamó así a la propiedad que adquirió Zuloaga en el año de 1848 y que dos años después de la compra, en el año de 1850 mandó construir un Torreón, tomándose esta construcción como referencia y al paso del tiempo se transformaría al nombre oficial de la ciudad que nació en una pequeña parte de esta propiedad.

En el periódico la Evolución de enero 16 de 1898, publicado en la ciudad de Durango, se escribió el artículo titulado "Ciudad Lerdo y el Torreón." Causas de la decadencia de la primera y engrandecimiento de la segunda.

Este artículo relata la crisis severa que padecía la ciudad de Lerdo para ese año, una competencia que se estaba dando contra la naciente Torreón, quien llevaba todas las de ganar. Para la fecha de la publicación, prácticamente estaba a 10 años del suceso más importante que cambió a la región.

El 12 de enero de 1888 se había martillado el último clavo de las vías del ferrocarril Internacional proveniente de la ciudad Porfirio Díaz y que esta unía sus vías a las del ferrocarril Central Mexicano a unos pasos del casco de la hacienda llamada Torreón, nombrada así por el Torreón que conformaba parte de la estructura de la hacienda que acababa de perder la viuda del Sr. Zuloaga.

Para este hecho unos meses atrás, al arquitecto e ingeniero Federico Wulff se le había encargado desarrollar por los nuevos dueños, los alemanes de la empresa Rapp Sommer, el plano de lo que sería el desarrollo urbano de "su" naciente población.

El plano se desarrolló siguiendo el trayecto en que las vías del Internacional Mexicano tomaron para llegar al punto de unión final con el Central Mexicano (en la actualidad sería un punto o aproximado en el desnivel que se tiene del bulevar Revolución a la altura de la Alianza y que éste lleva al rumbo de La Jabonera). El plano se desarrolló en torno a las dos estaciones de estos ferrocarriles, el Central y el Internacional, siendo independiente la decisión a la gran propiedad que había perdido la familia Zuloaga, incluyendo al casco de la hacienda donde se encontraba el Torreón. Al paso del tiempo se fijarían los límites geográficos y políticos únicamente en base al plano desarrollado por Federico Wulff y que poco después de haberse unido las vías, la gran propiedad que algún día fuera de la Familia Zuloaga, se vendieron y fraccionaron completamente.

Para la villa de Lerdo, con la llegada del ferrocarril Central cinco años atrás, en el año de 1883, este provocó que el tráfico por sus caminos vecinales hacia la ciudad de Durango, Chihuahua, Zacatecas y Saltillo cayeran en desuso, debido al paso del ferrocarril que marcó una nueva ruta hacia el norte con la ciudad de Paso del Norte (Ciudad Juárez) con la ciudad de México.

El tráfico se intensificó y Lerdo comenzó a experimentar grandes cambios al convertirse esta población y su estación en un nuevo eje regional, con la unión de vías en el 88, las estaciones del ferrocarril Internacional y Central en las tierras del Torreón formaron el eje más importante comercial del país, quitándole a Lerdo ese gran éxito momentáneo.

El estado de Coahuila apoyó dando exenciones de impuestos a las empresas y negocios que se establecieron, mientras que en la villa de Lerdo, Durango hacía todo lo contrario, provocando que las empresas industria, comercio y su gente, se movieran a la naciente población del Torreón. Todo este entorno lo vivió día a día el firmante del artículo, que describía detalladamente como Lerdo perdía esa superioridad que había logrado en tan sólo cinco años a la llegada del primer tren, el ferrocarril Central Mexicano.

Parte de este artículo se transcribe y en una de sus partes al estar comparando la situación que se experimentaba entre ambas poblaciones, relata la existencia de un Torreón para el año de 1838, que le sirvió de resguardo a un grupo de viajeros.

Para el año de 1850, se tiene registro por parte de Zuloaga que le pide a Pedro Santa Cruz que construya un torreón, 12 años después al mencionado en este pequeño artículo y que lo llama un viejo torreón. El firmante de este artículo se llamó "José Agustín de Escudero", un personaje a la fecha muy poco conocido, sin embargo no le resta la gran importancia que tuvo para esta región, que sin temor a equivocarme fue el primer historiador de la Comarca Lagunera.

Escudero llegó a la villa de Lerdo para los años de 1890 con una gran trayectoria internacional, fundó los periódicos La América Independiente, La Idea en la villa de Lerdo y otros más en Gómez Palacio, además de ser colaborador en otros más como fue el caso de este reportaje.

Antes de su llegada a México, fundó periódicos en Buenos Aires, Uruguay, Paraguay y España. En su relato, al hacer mención de los supervivientes, aclara que uno de ellos fue su padre, y que participaba en una expedición científica.

Agustín de Escudero tenía el mismo nombre de su padre "José Agustín de Escudero", él fue un geógrafo importante, participó en los inicios de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, que comenzaron a publicar sus primeros boletines en ese mismo año de 1839. José Agustín de Escudero padre escribió varios libros con descripciones geográficas detalladas, recopiladas en sus viajes por los estados de Chihuahua, Sonora y Durango.

Lo anterior a grandes rasgos, son breves descripciones de ambos personajes, que involucran a la mención y credibilidad de un Torreón más antiguo al que se le ha catalogado por años.

En la historia local, predominan libros escritos sin referencias algunas, de todos estos. Eduardo Guerra hace la diferencia contra la mayoría de los primeros escritores, en sus correcciones o nuevas ediciones se le han añadido citas a muchas de sus referencias.

El primer libro de Eduardo Guerra lo publicó en 1932 y este fue para los 25 años de la celebración a elevación a ciudad (se festeja la elevación a ciudad en 1907, quitándole 19 años a la fecha del último clavo del ferrocarril Internacional y motivo de nacimiento de la ciudad). Guerra es un escritor que se le ha reconocido su obra por la vasta información y documentación que ha soportado sus textos. Pero, ¿de quién era esa información, planos, documentos, contratos, convenios, etc.?. Ni más ni menos que de José Agustín de Escudero padre e hijo, el hijo quien al morir en 1922 en la ciudad de Gómez Palacio, su viuda le entregó todo su vasta colección de documentos a Eduardo Guerra y que ha sido el soporte de lo que decidió escribir en sus publicaciones.

TRANSCRIPCIÓN DE UNA PARTE DEL DOCUMENTO:

A fines del año de 1838, haciendo un viaje de exploración científica, una comisión que se proponía conocer detenidamente el curso del Nazas, fue sorprendida por los bárbaros. Entre los miembros de esa comisión se encontraba el padre del que esto escribe, que estuvo a punto de ser sacrificado con sus compañeros del modo más espantoso.

De 50 personas que formaban toda la expedición, solo había salvado su vida, refugiándose en el antiguo torreón, sosteniendo una lucha desesperada por dos días consecutivos, viendo el fin desastroso de sus compañeros, cuyas cabezas ensangrentadas llevaron los indios, como trofeo de su victoria. Desde aquella época, el torreón fue memorable por aquel acontecimiento, que nunca olvidaron los que le debieron su salvación de un modo extraordinario y providencial. Algunos jacales comenzaron a levantarse a los alrededores de la formidable fortaleza, buscando así en la unión, su natural defensa y propia conservación".

El artículo es más extenso y describe muy bien la situación vivida entre Lerdo y Torreón, donde Agustín de Escudero (hijo), en esos momentos fue un gran luchador a través de sus periódicos y colaboraciones por el entorno de la Villa de Lerdo contra el gobierno de Durango como primer obstáculo para el desarrollo de esta Villa y que finalmente Torreón lo superó como es de todos conocidos. El periódico la Evolución de enero 16 de 1898, se encuentra en la Biblioteca Central de Durango en el Barrio del Calvario. Para mayores datos sobre "José Agustín de Escudero" padre e hijo, se encuentran varias publicaciones sobre ellos en la sección Siglos de Historia de El Siglo de Torreón, de mi autoría.

La coincidencia de los hechos, la conexión entre escritores y protagonistas, más la veracidad de los documentos, junto con la interpretación de la historia por Eduardo Guerra, le deben de dar un espacio a la actualización y corrección a la historia con los documentos y escritos dejados por los Señores Escudero, su archivo al tiempo se dividió, una parte se quedó en la Laguna, lo demás no se sabe dónde quedaron, pero pueden seguir apareciendo y aportando nuevos datos en una historia viva y cambiante.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...