18 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Bienestar

El riesgo de tus malos hábitos

JUNIOR ROBLES / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 26 de enero 2020, actualizada 11:40 am

Enlace copiado

Cometemos un error al pensar que seremos eternos, que nada podrá afectarnos y que excedernos no es tan malo como lo pintan.

La vida en cualquier momento puede llegar a sorprendernos y aquellos hábitos que parecían inofensivos podrían cambiar el rumbo de nuestro camino.

El cerebro es uno de los órganos más importantes del ser humano, incluso podríamos denominarlo como “la máquina” de nuestro cuerpo. Sin embargo, en ocasiones no lo cuidamos de una manera óptima y esto puede traer complicaciones mortales.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los malos hábitos son el factor más relevante de un accidente cerebrovascular.

Por eso en esta ocasión, aprovechando el inicio de un nuevo año, recopilamos algunos de ellos para que trabajes en cambiarlos y así, proteger tu salud. ¡Toma nota!

• No desayunar

Si tu deseo es bajar aquellos “kilitos” que diciembre ocasionó y por eso decidiste dejar de desayunar, estás cometiendo un grave error. El desayuno es el platillo más importante porque proporciona los nutrientes para tener energía y comenzar el día activo. ¡Pero ojo! Es importante comer alimentos adecuados para que el cerebro funcione, de lo contrario puede generar diversas enfermedades como obesidad, colesterol alto y diabetes.

• No dormir lo suficiente

Una persona necesita ocho horas de sueño por noche para que el cerebro descanse, a fin de que los procesos metabólicos se lleven a cabo correctamente con la energía resultante producida, así como para la renovación celular. Privarse del sueño acelera la muerte de las células cerebrales a corto plazo, y lo mantendrá cansado y de mal humor todo el tiempo.

• Comer en exceso

Comer alimentos que el cuerpo no necesita provoca una acumulación de sustancias residuales en forma de grasas y endurecimiento de las arterias cerebrales, lo que afecta su correcto funcionamiento.

• Consumo de alcohol

El alcohol puede arruinar los órganos, principalmente al sistema nervioso, hígado y corazón. Impacta las reacciones químicas que tienen lugar en el cerebro. Asimismo, mata a las neuronas y reduce la velocidad con la que se transmiten los impulsos nerviosos.

• Estrés

Cuando te encuentres en un ciclo de estrés, tómate cinco minutos para relajarte, respira o ponte a caminar; de lo contrario puedes ser víctima de una afección. El estrés provoca varias reacciones al sistema nervioso como reducir la capacidad mental y aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, depresión y ataques cardíacos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...