24 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Empleo precario genera descontento: OIT

Por motivaciones políticas, económicas, o una mezcla de ambas, ha crecido en todo el mundo

AGENCIAS
GINEBRA, SUIZA, martes 21 de enero 2020, actualizada 9:23 am

Enlace copiado

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que el empleo precario y las malas políticas públicas en materia laboral han generado el descontento social, por motivaciones políticas, económicas, o una mezcla de ambas, ha crecido en todo el mundo, con muchos ejemplos en Latinoamérica (Chile, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia) pero también en lugares como Irak, Líbano, Hong Kong o Sudán.

"Las condiciones del mercado laboral contribuyen a la erosión social en muchas de nuestras sociedades", reconoció Ryder, quien puso a Chile como ejemplo de un país que, pese a tener unas cifras macroeconómicas aceptables, ha mostrado problemas en la estructura del empleo y la protección de los trabajadores.

Sobre Latinoamérica, por ejemplo, el informe apunta que "el subempleo, la informalidad y la situación de los jóvenes indican que muchos trabajadores de la región carecen de las oportunidades necesarias para tener un trabajo digno".

"La urgencia en afrontar ese persistente déficit ha quedado subrayada en la ola de protestas populares que azotó la región en Latinoamérica", concluyó el documento.

DESIGUALDAD POR CLASE, SEXO Y EDAD

El director general de la OIT destacó asimismo que los recursos laborales están distribuidos de forma desigual, como prueba el hecho de que el 20 por ciento más pobre de los trabajadores globales gana en 11 años lo que el 20 por ciento más rico en un año.

También resaltó que la participación de la mujer en el mercado laboral se mantiene a larga distancia del hombre (un 47 por ciento de las mujeres en edad de trabajar lo hacen, 27 puntos menos que el porcentaje masculino).

Ryder lo consideró "uno de los mayores dramas sociales de nuestros tiempos" el paro juvenil, e indicó que un 22 por ciento de los jóvenes del mundo (267 millones del mundo) no trabajan ni estudian.

El informe, resumió, "muestra que para millones de trabajadores es cada vez más difícil construir una mejor vida a través de su trabajo, y sigue habiendo desigualdades que les impiden encontrar un empleo decente, algo que tiene profundas implicaciones para la cohesión social".

El problema "debe ser afrontado por los gobiernos mediante la política, porque sólo lograremos desarrollo sostenible si afrontamos estas brechas y desigualdades", concluyó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...