Vuelven, entre dolor y blindaje, El Siglo de Torreón
19 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Vuelven, entre dolor y blindaje

Alumnos de Colegio Cervantes de Torreón regresan a clases después de la tragedia que marcó a la región

GUADALUPE MIRANDA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, sábado 18 de enero 2020, actualizada 7:43 am

play_circle_outline
Enlace copiado

Con un silencio total por parte de maestros y de algunos padres de familia, y con rostros de sorpresa por parte de los alumnos ante las nuevas medidas de seguridad, fue como reiniciaron las actividades en el Colegio Cervantes campus Bosque, a una semana de la tragedia, que marcara un antes y un después del hechos.

Algunos padres se mostraban tranquilos al dejar a sus hijos, y otros más se pudieron observar devastados a un par de cuadras del plantel, al recordar lo sucedido aquella mañana del 10 de enero, fecha en que un alumno de sexto grado mató a María Assaf, maestra del plantel e hirió a cinco menores y a un profesor para después quitarse la vida.

Los estudiantes regresaron bajo las nuevas disposiciones del plantel, como el dividir el acceso, es decir, los alumnos de primero a tercer grado ingresaron por la puerta de la calle Abasolo, mientras que el resto, incluyendo a los de secundaria, lo hicieron por la calzada Juan Pablos.

Para el regreso no se contó con un operativo especial por parte de corporaciones de seguridad, únicamente la presencia de elementos de Tránsito y Vialidad, para dar fluidez a los padres de familia, que fueron llegando poco a poco.

Para el acceso al plantel, se instalaron detectores de metal, el cual estuvo controlado tanto por padres de familia como por personal de la escuela, quienes realizaron una revisión previa de bolsas y mochilas de todo aquel que ingresó sin mochila transparente o de malla, como se recomendó.

Alejandra, madre de familia de un menor de kínder y de otro más de quinto año, optó por enviarlos con sus mochilas transparentes, como se sugirió.

Su rostro se notaba tranquilo, sobre todo por las medidas que se implementaron para este regreso.

"Me voy tranquila porque con esto que estoy viendo que implementaron, ya sé que nadie va a ingresar nada que no sea de la escuela", dijo la madre de familia, que también como parte de ese "blindaje", emitió una serie de recomendaciones a sus hijos.

La mujer dijo que el regreso debió ser con una actitud positiva, "porque hay que hacérselos ver a ellos, que hay que estar positivos para que puedan estar tranquilos".

Varios de los papás reforzaron sus lazos de comunicación con sus hijos tras lo sucedido, "les dijimos que cualquier cosa, problema, que vinieran con nosotros... si estaban enojados, tristes recurrir a nosotros… que si veían algo extraño fuera del salón, lo digan a los maestros", dijo una madre de familia.

A LA HUIDA

La que pretendió "escapar" de las cámaras y micrófonos de los medios locales, nacionales, fue la coordinadora de Servicios Educativos en la región Laguna, Flor Rentería.

Y es que a su llegada, minutos antes de las 8 de la mañana, ingresó de inmediato.

Pero a su salida, quiso evadir las preguntas de los representantes de los medios, pues primero intentó salir por el acceso de la Abasolo, después por una pequeña puerta de servicio que da a la calzada, pero al verse "acorralada" y en su intento por subir a su vehículo, sólo se limitó a decir que su presencia obedecía sólo para ofrecer el respaldo a la institución.

"Todos nosotros sabemos que es un tema difícil y solo queremos pedirles, su apoyo, los niños ya están en clases, todos vamos a trabajar, se reanudaron normal... queremos pedirles que nos permitan seguir trabajando con la mayor normalidad... los niños vienen con buen ánimo, los maestros y los papás...".

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...