19 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Ciudadanos escoceses demandarán al Gobierno de Reino Unido

Por negarse a que Escocia pueda convocar un nuevo referéndum de independencia

EFE
EDIMBURGO, ESCOCIA , jueves 16 de enero 2020, actualizada 7:32 am

Enlace copiado

Una petición lanzada por ciudadanos escoceses ha logrado recaudar hasta ahora más de 40,000 libras (47,000 euros) para demandar al Gobierno británico por negarse a que Escocia pueda convocar un nuevo referéndum de independencia del Reino Unido.

La plataforma "Forward as One" inició la campaña de micromecenazgo en diciembre, cuando la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, solicitó formalmente al Ejecutivo de Boris Johnson la autorización para iniciar las negociaciones sobre un segundo plebiscito que tendría la intención de convocar este año.

Los impulsores de la iniciativa señalaron que su acción "complementaría" la del gabinete escocés si también decide recurrir a los tribunales -como barajan algunos analistas- ya que su objetivo es "defender los derechos del electorado contra el Gobierno del Reino Unido que trata de usurparlos".

Este martes, Johnson denegó la petición en una carta remitida a Sturgeon, en que alegó que Escocia ya celebró un referéndum en 2014, en que el 55 % decidió rechazar la separación y que ese plebiscito se concibió como "un evento único durante una generación".

La negativa hizo que la campaña alcanzase el objetivo inicial situado en 40,000 libras (47,000 euros), lo que ha llevado a la plataforma, que en su página web se describe como "una asociación independentista dedicada a la autonomía de Escocia", a fijar la nueva meta en 50,000 libras (58,000 euros).

Los expertos legales consideran poco factible que una demanda del Gobierno escocés contra el británico pudiese prosperar, ya que los magistrados podrían considerarlo un asunto político y aducir que la justicia no debería pronunciarse.

Tras conocerse la decisión de Londres, Sturgeon señaló que no desistirá en su empeño y que "a finales de mes" desgranará "la respuesta" de su Gobierno, que en parte pasará por llevar la petición de un referéndum ante el Parlamento escocés.

Sin embargo, aunque la cámara regional se pronuncie a favor de la consulta, el acuerdo de Londres es imprescindible para que se active la sección 30 del ordenamiento que le transferiría las competencias necesarias para organizar un plebiscito legal y vinculante, como el que persigue el gabinete escocés.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...