Pide rescatar la esencia de la Navidad, El Siglo de Torreón
23 de julio de 2021. notifications
menu desktop_windows
Torreón

Pide rescatar la esencia de la Navidad

El padre José Luis Escamilla, reflexiona sobre lo que significa esta fecha y su importancia

VIRGINIA HERNÁNDEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, miércoles 25 de diciembre 2019, actualizada 7:39 am

Enlace copiado

Hoy en día en donde muchas familias atraviesan momentos difíciles de tipo económico por no tener empleo; moral, por haber perdido a un ser querido; de salud, al tener un enfermo en casa o de violencia, el padre José Luis Escamilla Estrada, párroco de la iglesia de la Catedral de Nuestra Señora del Carmen, hace una reflexión sobre lo que significa la Navidad y la importancia de no solo compartir regalos o una gran cena, sino dar algo que no hay que comprar y que todas las personas tienen: regalar parte de su tiempo a quien lo necesita, escuchar con amor y comprensión a quien enfrenta una gran pena.

"La Navidad como tal es una fecha que permite a las personas maravillarse ante tanto amor que Dios ha tenido y que sabiendo que se necesitaba se comprometió con la humanidad para preparar la venida del Salvador", declaró el párroco.

Mencionó que muchas personas adultas recuerdan que desde niños celebraban la llegada del niño Jesús al rezar el rosario, pedir posada, partir la piñata, recibir bolos y algo de comida.

Citó que se alegra en saber que hay colonias en la región que todavía hacen la novena de posadas y que comparten con vecinos la tradición de recibir a los peregrinos y dar lo que tienen, desde café, pan, bolo y piñata, por lo que opinó que "necesitamos rescatar el sentido original de la Navidad y saber quién es el que viene este 25 de diciembre.

LOS RIESGOS

El párroco de la catedral dijo que los riesgos que se presentan en esta época son que se tiene una sociedad de consumo, la cual envuelve y domina tristemente a las familias en esta gran celebración para los católicos.

Explicó que la llegada del Salvador se ha convertido más en el tipo de comida que se come en la cena, en lo que se bebe o los regalos que reciben o se entregan, pero sostuvo que la Navidad es mucho más que esto.

Opinó que todas las personas tienen la oportunidad de hacer un alto en el camino en cualquier momento de su vida y reflexionar sobre los regalos que dan a los hijos o familiares, lo cual dijo que es bueno, pero que esto no representa la esencia del nacimiento del Niño Dios.

Expresó que lo más importante es dar lo que se tiene como personas, lo cual no se puede comprar en ninguna tienda, sino que está dentro del interior.

El padre José Luis Escamilla dijo que es importante rescatar la esencia de la Navidad y que esto le de sentido a la vida de cada persona durante todo el año, no solo el 25.

Recordó que muchas familias atraviesan momentos dolorosos y de gran penuria por la ausencia de un ser querido que se ha perdido por la violencia o por una enfermedad, o bien, que su vecino no tiene empleo y que lucha diariamente por mantener a su familia.

Por ello, invitó a los laguneros a ser solidarios y dar su tiempo y comprensión a quienes enfrentan estos momentos críticos en donde la tristeza y el desánimo los envuelve, y que no les permite ver que no están solos y que pueden ofrecer este dolor a Dios, quien los ayudará a través de distintos caminos que siempre tiene, mostrando a través de un amigo o compañero una gran solidaridad y amor fraternal.

Comentó que en la Navidad lo más importante es salir a compartir lo que se tenga, como su tiempo, su presencia y comprensión que le permita a la persona no sentirse solo, sino acompañado, sintiendo gran alegría y esperanza, todo ello sin necesidad de comprar un gran regalo. "La clave es compartir lo que se tiene, que escuches con amor y compasión a las personas que lo necesitan, lo cual sería un gran regalo y es otra tónica de la Navidad". Se preguntó ¿Cuál sería el mejor regalo a dar al Niño Jesús en estos tiempos? Por lo que contestó que sería verse reflejado en él con el prójimo y ayudar al más vulnerable y desvalido durante todo el año. Opinó que de nada sirve ir a la iglesia si no hay compasión y no se vive el amor de Dios todos los días, ya que aseguró que todos serán juzgados en el ocaso de su vida por el amor que hayan dado a los demás.

"Vive en paz y deja que el amor del Niño Jesús viva en ti no solo en esa noche, sino que se vida todos los días del año". Aconsejo a los más jóvenes a vivir la vida con felicidad y con respeto hacia el prójimo, con esa visión solidaria y abierta que tienen.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA

» Inicia sesión para comentar

EN TENDENCIA
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...