20 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Revive debate por reunificación de Irlanda

Participa en unas elecciones generales británicas marcadas por el 'brexit'

EFE
DUBLIN, REPÚBLICA DE IRLANDA , martes 10 de diciembre 2019, actualizada 7:23 am

Enlace copiado

Irlanda del Norte participa en unas elecciones generales británicas marcadas por el "brexit", el divorcio entre Londres y Bruselas que la mayoría de su electorado rechazó en el referéndum de 2016 y que ha relanzado el debate sobre la reunificación de la isla de Irlanda.

Están en juego 18 de los 650 escaños que tiene el Parlamento británico, un número pequeño si se tiene en cuenta el enorme impacto que tiene sobre la provincia autónoma la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Diez de esos asientos los ocupó en la anterior legislatura el ultraconservador Partido Democrático Unionista (DUP), probritánico y principal representante de la comunidad protestante norirlandesa.

También es partidario del "brexit". Pero no de un "brexit" cualquiera.

Los unionistas quieren salir del bloque comunitario en las mismas condiciones que el resto del Reino Unido, a fin de proteger los vínculos económicos y constitucionales que tiene la región con Gran Bretaña (Escocia, Gales e Inglaterra).

A ojos del DUP, el acuerdo del "brexit" que la ex primera ministra Theresa May selló con Bruselas no ofrecía esas garantías y sus diputados en Westminster, de los que dependía para gobernar en minoría, lo rechazaron en hasta en tres votaciones.

Su sucesor al frente del Ejecutivo y del Partido Conservador, Boris Johnson, tampoco logró el "sí" de los unionistas a su pacto de salida renegociado, por lo que decidió convocar estos comicios anticipados.

Las encuestas predicen ahora que los "tories" (conservadores) podrían lograr la mayoría absoluta. Johnson no necesitaría al DUP y seguiría adelante con su plan de salida.

Es un "brexit" que, por diferentes motivos, ninguno de los grandes partidos en Irlanda del Norte quiere, ya sean nacionalistas o unionistas, recuerda a Efe Cathal McCall, profesor de Política en la Queen's University de Belfast.

El DUP ya dijo que se sintió "traicionado" por Johnson, pues su acuerdo de divorcio prevé establecer una barrera aduanera en el mar de Irlanda -entre la región y el resto del país- para controlar las mercancías que entren en el mercado interior de la UE a través de la frontera entre las dos Irlandas.

De esta manera, la divisoria entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda seguiría siendo invisible, lo que resulta clave para sus economías, altamente conectadas, y para el proceso de paz.

Los unionistas -apunta McCall- temen, además, que este tipo de "brexit" provoque más "descontento en Escocia" y "obligue a Londres a convocar otro referéndum de independencia".

El segundo partido norirlandés, el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA) y mayoritario entre la comunidad católicanacionalista, se opone a cualquier "brexit".

Para estas elecciones, los republicanos han acordado con otras fuerzas nacionalistas y "antibrexit", como los Verdes, pactar candidaturas en circunscripciones clave, a fin de desbancar a los aspirantes unionistas.

Su plan a medio plazo, es desgastar al DUP y aumentar la presión sobre el Gobierno británico para que acepte celebrar un referéndum sobre la reunificación, tal y como permite el acuerdo del Viernes Santo (1998).

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...